La indicación de Fidel, cumplida

0
492

El Hospital Provincial Dr. Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, fue fundado por Fidel en 1979. En su discurso al terminar la visita de inauguración, el Comandante en Jefe abogó para que el centro fuese por siempre “símbolo de la salud, la vida y la felicidad de los cienfuegueros”.

La actual directora, doctora Maritza Rodríguez Gavín, recuerda emocionada cómo “cuando el Comandante inauguró nuestro hospital, abrió las puertas, guardó las llaves y dijo que no se cerrarían nunca esas puertas, que por eso se llevaba esas llaves”.

Y nosotros, los trabajadores, cumplimos con su indicación, al mantener la asistencia, la atención, la docencia, toda nuestra labor inmersos de forma paralela en un proceso inversionista: siempre bajo el compromiso de no cerrar jamás las puertas a la familia cienfueguera y a todos los pacientes de Cuba o del mundo que precisen nuestros servicios, añade la galena.

Los datos suministrados por la directora de la unidad Colectivo Moral hablan, con claridad, de cuánto representa, en términos de ayuda directa a la población, una institución semejante. “Se cerró el primer semestre del año con más de 70 850 pacientes atendidos en los servicios de urgencia. Fueron 63 341 las consultas externas, las cuales cada día tratamos de realizar con carácter multidisciplinario y enfoque integral en el abordaje de las patologías; sobre todo de los pacientes con enfermedades crónicas”. Hubo en la etapa citada 15 280 ingresos y 14 402 intervenciones quirúrgicas. No hay registro de muertes maternas por dos años consecutivos.

Más del 93 por ciento de los adultos mayores con fractura de cadera son operados en las primeras 24 horas en este hospital que, por otro lado, y según refiere su directora, “es del su tipo en el país que más extremidades salva por el manejo integral realizado a los pacientes en las consultas de atención integral al diabético y la incorporación del Heberprot. Y además el que más órganos y tejidos dona, en relación con el nivel demográfico de la provincia”.

Amén del desarrollo experimentado aquí a rango nacional en el impulso de la cirugía bariátrica (cerca de 145 realizadas ya), la cirugía de columna y la aplicación de la medicina regenerativa con células madres son otras de las nuevas oportunidades brindadas. La atención integral a las afecciones del suelo pélvico constituye uno de los nuevos servicios en fase de consolidación subrayados por Maritza; al tiempo que remarca la próxima inauguración del servicio para los trastornos del sueño, así como las áreas dedicadas a la cosmetología y la cosmetría médica. Sobre lo último aprecia “que no solo es significativo para los pacientes cubanos, sino que además debe erigirse en sólido frente de atención médica internacional, pues el centro tiene el compromiso de generar ingresos para poder seguir desarrollando el propio hospital y la medicina a la cual aspiramos, con la tecnología que necesitamos”.

El hospital, Unidad de Ciencia e Innovación Tecnológicas, es Centro Colaborador de la Organización Panamericana de la Salud y hoy se trabaja en sus espacios en diferentes programas que vinculan al Ministerio de la Salud Pública con la Organización Mundial de la Salud, destaca Maritza. La doctora concede especial relieve al hecho de que “transitan más de 3 000 estudiantes por nuestras salas cada día, de pregrado y de postgrado, porque formamos 31 especialidades médicas, con resultados de excelencia en el último curso”.

Pese a todos los avances, la galena como su equipo general de dirección aún se muestran inconformes, luchan contra insatisfacciones y por elevar la calidad de los servicios. En camino de lo anterior es el amplio proceso inversionista en curso en la instalación, fruto del cual el año anterior fue entregada la Torre No. 4. A las cuatro nuevas salas en funcionamiento (dos de Medicina Interna, una de Cuidados Integrales del Corazón y una de Psiquiatría) se le incorporó el 30 de julio la de Oncología y en breve serán inauguradas dos nuevas de Geriatría y Hematología; así como un Departamento de Anatomía Patológica.

La tarea mayor en 2017 será la terminación del Centro Materno Infantil (anexo al inmueble), con lo cual se descongestionará la planta cuarta, en funciones de Materno ahora hasta tanto terminen la unidad. Se trata el proceso inversionista suscitado acá de una labor a gran escala, demandante de esfuerzo y erogaciones financieras de nuestro Estado. La Torre 4 costó 1 millón 280 000 dólares y en la Torre 8, en reconstrucción, hasta la fecha hay ejecutados ya 1 millón 423 000 de los  3 millones 83 000 asignados para la encomienda. Todo en función del bienestar del pueblo y de que las puertas del GAL permanezcan eternamente abiertas, como lo pidió Fidel.

Dejar respuesta