La Biblioteca Provincial de Cienfuegos espera por sus lectores

No se deje engañar para unas misteriosas puertas blancas en el pasillo: entre sin pena, pues la Biblioteca Provincial Roberto García Valdés de Cienfuegos ya está abierta al público desde su reinauguración el pasado 5 de septiembre, luego de tres años y varios meses cerrada al público cienfueguero. Por fin recobró sus aires de lujo, que no solo se aprecian en cuestiones de fondos literarios, mobiliario y estética, sino también en el plantel de sus trabajadores.

Entre los cambios más significativos en el interior del centro son las puertas blancas con mallas en su entrada. Ellas solo tienen un objetivo: fueron la alternativa elegida para contrarrestar de manera simbiótica la presencia de las golondrinas del género Petrochelidon en su interior.

En mayo de 2017 este periódico entrevistó a su directora, la cual aseguraba que: “Las golondrinas han creado un hábitat en el edificio y sus heces fecales han contaminado, principalmente, la Sala General. Las mallas que deben impedirles el paso están rotas y las paredes se encuentran sucias. El ambiente es poco higiénico y con la reparación queremos limpiar y sanear”, expresó Neify Castellón Vega, previo a la restauración.

Hoy, ese funesto pasado desapareció: nuestras amigas golondrinas vuelan en otros cielos y la “Roberto García” está a salvo e impecable.

Pero fue mucho tiempo sin prestar servicios, y eso, de acuerdo con varias bibliotecarias se nota bastante al día de hoy. “Luego de la reparación, nuestros antiguos usuarios –aquellos que siempre estuvieron preocupados porque se abriera el local–, son los que de veras continúan siendo fieles a nuestras salas”, expresó Natalia Guillén Guillán, quien conduce y resguarda la Sala de Arte y de Música.

De acuerdo con su experiencia en dicha Sala –que es un área especializada y por tanto las consultas son menos en comparación con la Sala General, por ejemplo–, durante el mes de septiembre Guillén reportó una veintena de usuarios, “cifra favorable si tenemos en cuenta lo reciente de la apertura”, comentó.

Arte y Música, ubicada en el segundo nivel, alberga no solo un amplio catálogo de excelentes obras de contenido artístico –algunas de ellas de reciente adquisición y edición–, como las monografías de artistas de la plástica, o el texto compilatorio La canción en Cuba, a cinco voces (2017); joya invaluable en la que destacan autores como la multifacética Dulcila Cañizares o Marta Valdés. También posee un repertorio extraordinario de discos de vinilo –que si bien la biblioteca no posee un fonógrafo para ofrecer música clásica y popular a los usuarios que lo solicitaren–, tenerlo es un lujo que debe proteger la Dirección Provincial de Cultura en Cienfuegos.

ESPACIOS PARA EL ESTUDIO, LAS CONSULTAS BIBLIOGRÁFICAS Y EL ESPARCIMIENTO SANO

Foto: Delvis

Además de Arte y Música, la biblioteca posee varias salas diseñadas de acuerdo con los perfiles de consulta y ámbitos laborales. Así pues, el visitante halla en el primer nivel a las salas de Literatura, Fondos Raros y Valiosos —la cual confiere al centro la categoría de “Provincial” por albergar en ella textos invaluables para la cultura y el patrimonio local—, Infantil-Juvenil, la sala de Ciegos y Débiles Visuales, más el Departamento de Extensión.

En el segundo nivel opera Sala Martí, Hemeroteca, General y Arte; todas cuentan hoy día con sus especialistas y técnicos en bibliotecología.

En el caso de Fondos Raros, resulta el área más limitada debido a la calidad frágil de sus colecciones,  y ello eleva el riesgo de perder folios únicos al estar en contacto con ellos de manera habitual.

Pero el resto de las salas está esperando a los cienfuegueros ávidos de lectura y aprendizaje; de estudio y esparcimiento sano. El aposento más grande, General –que en los tiempos de Liceo funcionara como Salón de Actos– exhibe inmobiliario nuevo, y un prontuario de literatura pasiva; desde compendios de Historia Universal, libros de cocina cubana, biografías, ensayos folclóricos, disímiles diccionarios, etc; en su mayoría de flamante adquisición.

“’Literatura’ y ‘General’ son los espacios históricamente más solicitados por nuestros usuarios”, expresó Adriana M. García, técnica en dicha sala. No obstante, señaló que las personas de la tercera edad han sido los visitantes más comunes desde la apertura, dato arrojado en las estadísticas de septiembre.

¿Y LOS NIÑOS DÓNDE ESTÁN?

Salió a colación durante el recorrido la poca afluencia de niños y adolescentes a la sala Infantil-Juvenil, justificada debido a las restricciones y al distanciamiento social que ha requerido la lucha contra la pandemia en el país.

Sin embargo, el recinto literario tiene como premisa el respeto de las normas sanitarias dentro de local.

Así lo dejaron claro Elizabeth Cedeño León y Juana M. González González, quienes protagonizaron una actividad para este público, el día 12 de octubre a las 9 de la mañana, a tono con la Jornada por la Cultura Cubana. “Rendimos homenaje a Juan Padrón mediante la promoción del texto Convención sobre los derechos del niño, ilustrado por el emblemático autor cubano, recientemente fallecido”, afirmó González.

El plantel deberá afianzar una estrategia para impulsar una mayor y mejor visibilización de sus actividades, tomando como base el binomio bibliotecario-usuario a la hora de ofrecer sus servicios; los préstamos externos e internos y consulta de referencias, de cara a la nueva normalidad que ya reina en la provincia.

Delvis Toledo De la Cruz

Delvis Toledo De la Cruz

Licenciado en Letras por la Facultad de Humanidades de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir