¿La basura de la colonia…? | 5 de Septiembre.
mar. Nov 12th, 2019

¿La basura de la colonia…?

El descubrimiento del sitio sucedió gracias a la socialización de la arqueología por la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos perteneciente al Centro Provincial de Patrimonio Cultural./Foto: Cortesía del entrevistado

*Escrito por Darline Shenandra Carbó Díaz.

El basurero arqueológico colonial descubierto en enero de 2017 en la finca El Mango del barrio de Cuatro Caminos, constituye el de mayor extensión y variedad de elementos antiguos registrado en Cienfuegos.

Cuando especialistas del Centro Provincial de Patrimonio Cultural acudieron al lugar, cuya extensión abarca un área de 100 por 150 metros, este sitio permanecía sembrado de vegetales, sin que nadie imaginase su valor histórico.

Por primera vez, aparecieron en la ciudad fragmentos de las famosas Dama Juana, inmensos potes de vidrio para almacenar ginebra; golletes y partes de vajillas con la insignia del hotel La Unión. De igual modo, hallaron decenas de botones, frascos de medicamentos y perfumes, botellas de refrescos y otras bebidas, en perfecto estado de conservación y de diferentes procedencias y materiales, como la cerámica de gres, el vidrio y la loza fina inglesa.

Léster Puntonet Toledo, especialista en museología de la mencionada institución en esta provincia, afirmó que las piezas proceden del siglo XIX y principios del XX. Dentro de los elementos encontrados cobran importancia las numerosas marquillas de los importadores de vajilla a Cuba y, en especial a Cienfuegos, procedentes en su mayoría de Holanda, Gran Bretaña y algunos locales, todo lo cual hace suponer una fuerte entrada de recursos domésticos a la ciudad desde el exterior.   

También recopilaron restos de alimentos asociados al pasado siglo como huesos de ganado mayor y moluscos marinos, para demostrar una vez más que los pobladores de Cienfuegos han consumido alimentos provenientes del mar desde la fundación de la Colonia. 

La sección de arqueología del Centro Provincial de Patrimonio Cultural cuenta con la colaboración del bibliotecólogo Ernesto Carnot y el geofísico Adrián del Valle, figuras claves para la ejecución de las excavaciones en el área.  

Justo Quintana Ferreira, propietario de la finca El Mango, igualmente contribuyó con esas labores en sus tierras y facilitó el proceso de rescate y salvaguarda del patrimonio arqueológico provincial. 

“Se enriquece así el conocimiento sobre los hábitos y costumbres de los habitantes de la región; cómo se alimentaban, qué bebían y los medicamentos que con mayor frecuencia usaban. Refleja la cotidianidad de aquellos siglos”, agrega Puntonet Toledo.  

El descubrimiento del sitio sucedió gracias a la socialización de la arqueología por  la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos perteneciente al Centro Provincial de Patrimonio Cultural, además del impacto del proyecto denominado Con la historia bajo nuestros pies y el apoyo de arqueólogos perlasureños. 

La colección más completa de este tipo estará expuesta en el local de investigaciones arqueológicas del Museo Naval, en cuyos fondos serán atesoradas como la mismísima huella de nuestros antepasados.

*Estudiante de Periodismo.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share