Historias extraordinarias: ¿El octavo continente?

0
531

El corriente ha sido un año de numerosos e importantes hallazgos científicos, en todos los campos. Una de los hechos de mayor repercusión en tal sentido resulta, desde los primeros meses de 2017 y justo hasta este instante, el descubrimiento de un extenso continente sumergido, el cual ahora mismo un grupo de investigadores explora.

De acuerdo con las teorías iniciales, puestas sobre el buró científico mundial en estos meses, el 94 por ciento de la inmensa superficie -abarcadora nada más y menos que de 4,9 millones de kilómetros-, estaría bajo el agua y solo el resto afuera. Ese “remanente” por arriba del nivel del mar serían los archipiélagos de Nueva Zelandia y Nueva Caledonia, con una extensión respectiva de 268 mil 680 y 232 mil 258 kilómetros cuadrados.

El primero de los informes al respecto, publicado en febrero por GSA Today, diario de la Sociedad Geológica de los Estados Unidos -tras el descubrimiento a cargo del centro neozelandés GNS Science, luego de veinte años de investigación por su parte-, plantea que Zealandia (de ahora en adelante Zelandia: su traducción en castellano) “reúne las condiciones necesarias para ser clasificado como continente: elevación sobre la zona circundante, geología distintiva, un área bien definida y una corteza más gruesa que el suelo oceánico normal”. El estudio añade que de los bordes de la corteza continental de Australia y del “nuevo” continente distan tan solo unos 25 kilómetros.

“Sostenemos que las evidencias geológicas y geofísicas, especialmente aquellas acumuladas en las dos últimas décadas, demuestran que Zelandia no es una colección de fragmentos continentales parcialmente sumergidos, sino un continente coherente de 4,9 millones de kilómetros cuadrados. Zelandia es el séptimo continente geológico más grande y, además, es el más reciente, el más fino y el más sumergido”, indicó el órgano de la sociedad geológica estadounidense.

En su análisis de la investigación, la revista National Geographic afirma que “este nuevo continente antiguamente formaba parte del supercontinente Gondwana y se comenzó a separar en el Cretácico tardío. Zelandia es aproximadamente tan grande como la India, su punto más elevado es el monte Cook de Nueva Zelanda, con 3.724 metros sobre el nivel del mar, y su profundidad máxima corresponde a las llanuras abisales oceánicas de entre 2 mil 500 y 4 mil metros de profundidad. El grosor de la corteza continental de varía entre los diez y los treinta kilómetros y se incrementa hasta los cuarenta kilómetros bajo algunas partes de la isla Sur, una de las dos mayores islas de Nueva Zelanda”.

Con el fin de materializar el escaneo in profundis del que sería el octavo continente, hace unos días y bajo el auspicio del Programa Internacional de Descubrimiento Oceánico (IODP), 120 tripulantes de doce naciones zarparon desde Australia hasta Zelandia, a bordo del buque Resolution. Estas personas tienen entre sus objetivos la perforación del suelo marítimo a profundidades de mil a mil 500 metros, en pos de entender la historia y formación de la gigantesca masa. Y estudiar los microfósiles, sedimentos y los minerales de la región de casi cinco millones de kilómetros cuadrados.

“Esta es la primera expedición oceánica que analizará en detalle la historia de Zelandia y también la más grande que se ha realizado hasta el momento”, dijo a la revista Materia, Peter Bloom, jefe de la expedición y científico de la Universidad A&M de Texas.

Dejar respuesta