El superalimento nombrado noni

Los superalimentos se han convertido en uno de los pilares básicos de nuestra gastronomía y aunque han acompañado a la humanidad desde hace miles de años, su popularidad ha aumentado de forma considerable hace relativamente poco. Uno de esos portentos de la natutaleza es el noni.

Esta planta brinda un fruto tropical típico de la Polinesia. Su capa exterior es de color verde pálido y su interior puede recordar a la chirimoya, de carne blanca y llena de huesos, y aunque su sabor no es muy apetecible al paladar, las bondades que ofrece al organismo humano compensan con creces tal inconveniente.

Estuche prodigio

El noni pertenece a la familia de las rubiáceas, como el café, y se le atribuyen muchas propiedades, en gran parte por uno de sus componentes, la proxeronina. De hecho, culturas nativas, como las de la Polinesia, llevan milenios usándolo para mejorar su estado de salud.

El artículo publicado por el sitio web lasprovincias.es hace referencia a que,según la revista CuerpoMente -especializada en nutrición, recetas saludables y estilo de vida sano-entre las muchas bondades de la planta sobresale el poder anticancerígeno de estos frutos.

De acuerdo a la publicación, existen estudios que afirman que el zumo de noni previene la formación de aductos de ADN, es decir, la unión del ADN a sustancias químicas, lo que causaría células cancerígenas. En tanto, el propio trabajo editorial asegura que los antioxidantes presentes en él reducen el colesterol y previene la arteriosclerosis. Además, ayudan a regular el azúcar en sangre y la tensión arterial.

Por otro lado, el extracto de la fruta tiene propiedades sedativas y analgésicas. Según CuerpoMente, desde la antigüedad este componente se usaba para sanar heridas y golpes, así como curar el dolor de muelas y reducir la fiebre.

Cuentan, además, que las culturas nativas también lo han utilizado durante siglos debido a sus propiedades antibacterianas, antivirales y antiparasitarias. Y como si fuera poco, la riqueza en vitaminas y minerales, pero ante todo en antioxidantes, le confieren a este vegetal un efecto depurativo y regenerador de la piel y las membranas celulares.

Por último, el noni es eficaz para sanar úlceras y gastritis, y está indicado frente a los gusanos intestinales. Además, el zumo de su raíz tiene propiedades laxantes por su riqueza en antraquinonas, que aumentan la actividad peristáltica.

Consejos para el consumo

Como referimos antes, debido a que el sabor de la pulpa es un tanto difícil y nada gustosa, lo más recomendable es tomar su jugo fermentado, que suele mezclarse con zumo de limón y algún endulzante natural, como el jarabe de arce, la panela o la miel.

Ahora bien, a pesar de que el noni proporciona múltiples beneficios al hombre, también tiene algunas contraindicaciones. Por ejemplo, no es recomendable consumirlo durante el embarazo, ya que es antiestrogénico e incluso, en dosis pequeñas, podría frenar la concepción o provocar un aborto, aclara el artículo de marras, publicado en la revista Cuerpo Mente.

Además, debe evitarse su ingestión durante periodos prolongados sin consultar a un profesional. Tampoco es aconsejable tomar noni en caso de enfermedad hepática, renal o cardíaca debido a su elevado contenido en potasio.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Un Comentario en “El superalimento nombrado noni

  • el 12 enero, 2022 a las 12:23 pm
    Permalink

    En los noventa alguien lo difundió como la panacea y solo fue una ilusión, gente que en ello confió no llegó a ver los resultados, ?donde son esos estudios?, citelos, refiéralos. Tiene además el incoveniente de la dificultad para erradicarlo por lo intrincado del sistema radicular y los vástagos que dispersa.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir