El obelisco en la trampa del “aldeano vanidoso”

32
900
Ilustración: Villafaña
Ilustración: Villafaña

(…) es necesario crear una plataforma emancipadora para defender, en primer lugar, la cubanía, la política cultural de la Revolución(…). (…) no anteponer el interés de enriquecimiento personal a la calidad y la política cultural de la Revolución, que es desarrollar la autenticidad.(…) con un desempeño transparente y enaltecedor que ratifique la confianza en la continuidad(…)

Miguel Díaz -Canel Bermúdez, en la recién finalizada Conferencia Nacional del Sindicato de la Cultura

Una obra que perpetúa los primeros 200 años de Cienfuegos se alzará a la entrada de la ciudad, y formará parte de un conjunto arquitectónico que prolongará el Paseo del Prado. Y comoquiera que faltan apenas seis meses para la celebración, los cienfuegueros, consumidores potenciales del producto artístico y depositarios del homenaje, se cuestionan sobre estética y autores de los proyectos, artístico y arquitectónico. 5 de Septiembre se acerca a la polémica en cuestión, a través de intelectuales, artistas, críticos y funcionarios, relacionados con el tema.

Conversamos con Mario Alexander Cruz Moscoso, quien acumula quince años como presidente en la provincia del Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria (Codema). Integrada por especialistas de diferentes organismos del Estado en carácter de representación, es la institución encargada de analizar y aprobar los proyectos en esta materia, entre los que se incluyen los de restauración y emplazamiento de monumentos:

“Nuestra representación provincial de Codema la componen artistas, arquitectos, ‘Comunales’, Planificación Física y la Oficina del Conservador, entre otros. La solicitud del monumento por los 200 años de la ciudad nos llegó desde la Oficina del Conservador, ya con nombre y apellidos del autor. La analizamos y dimos una serie de recomendaciones al artista para mejorarla.

“En algún momento tuvimos la idea de que participaran otros creadores, incluso lo hablamos con Irán Millán Cuétara, y se determinó abrir una convocatoria que se sacó por el Consejo de las Artes Plásticas; porque no es Codema, precisamente, la entidad responsable para licitar una obra, reitero, somos los encargados de analizar y aprobar las propuestas. Eso fue a principios de año y se colocó en un mural en el Consejo, transcurrido el mes y ante la no presentación de otro artista, continuamos con la variante presentada por el escultor Juan García Cruz.

“Hace unas dos semanas nos reunimos para evaluar la propuesta del grupo Polas, y votamos por continuar con el proyecto original presentado. Es bueno aportar que la versión que ha circulado por los medios ha sufrido variaciones y mejoras”.

¿Tiene referencias sobre cuánto van a pagar por esta obra los inversionistas?

“No tenemos el dato, no es asunto de Codema, nosotros recepcionamos solicitudes de proyectos por encargo o para poner a concurso; en los primeros, la empresa que contrata ya tiene un presupuesto, que a veces es consultado al Consejo por Cultura o el Gobierno”.

¿Conoce de las inquietudes en el sector artístico sobre la convocatoria a participar de este homenaje a la ciudad?

“Sí, lo conocemos, aunque no se han acercado a nosotros. Ya habíamos cerrado la convocatoria, incluso estamos preparando el expediente para enviarlo a Codema Nacional para su aprobación final. Pero estamos abiertos a ver otras variantes, con cuidado, porque el proyecto original fue aceptado, con sus recomendaciones y todos están de acuerdo con los cambios. Estamos en un límite que no podemos defender a unos artistas y no defender a otros”.

Pero lo defendible no es un nombre, es la ciudad…

Al respecto compartimos criterios con Adrián Rumbaut, artista de la plástica, cienfueguero, fundador del Grupo Punto y del Proyecto Coordenada Arte Sur, miembro de la Uneac, con quien sostuvimos un diálogo de preguntas y respuestas:

¿Desde la óptica del artista de las artes visuales y creador, consideras que las obras públicas, murales, esculturas, estatuas, obeliscos, monumentos…, deberían pasar por una aprobación popular, es decir, por los que en definitiva serían los consumidores del producto visual? ¿Te gustaría concurrieran a esta convocatoria artistas de otras provincias del país?

“Pienso que los proyectos en espacios públicos deben ser primeramente licitados, discutidos y aprobados por una entidad de expertos, como Codema. Luego, me parece justo e interesante que el proyecto seleccionado sea mostrado a otras instancias de la cultura y de la sociedad.

“Debe divulgarse la convocatoria por todas las vías, dirigidas a artistas y arquitectos, los miembros fundamentales”.

¿Conociste de la convocatoria lanzada para la creación de un obelisco o monumento por los 200 años de la ciudad de Cienfuegos?

“No la conocía”.

¿Te gustaría concurrieran a esta convocatoria artistas de otras provincias del país?

“Me gustaría que fueran siempre nuestros artistas, pero si los proyectos no son convincentes, relanzaría esa convocatoria a otros, así gana la ciudad”.

Imagen del obelisco publicada en la sección Agenda Bicentenario, de la versión impresa el 7 de septiembre de 2018./Foto: Archivo
Imagen del obelisco publicada en la sección Agenda Bicentenario, de la versión impresa el 7 de septiembre de 2018./Foto: Archivo

Los arquitectos Marian Cano Fajardo y Aníbal Barrera Barcia son los autores del proyecto de prolongación del Prado, el sitio donde se emplazará el obelisco; a propósito, comenta Aníbal: “Nuestra participación se circunscribe al diseño del proyecto que parte en Prado y Línea hasta el final del área verde del Paseo, a pedido de ‘Comunales’ a nuestra Empresa de Diseño e Ingeniería de la Construcción.

“Cuando estábamos enfrascados en la etapa de provisión, nos llama Irán Millán desde la Oficina del Conservador para pedir que concibiéramos un espacio en 70 y 37 con vistas a colocar el monumento al bicentenario, hasta ahí llega nuestra responsabilidad.

“A mí nunca me ha gustado evaluar una sola obra, sino un conjunto de propuestas, una especie de concurso, no sé. A nosotros lo que nos toca es el proyecto del Prado. No me gusta criticar por criticar sin tener más elementos, esa propuesta puede ser mala, puede ser buena, quizá haya que cambiarle cosas, mi criterio es que no debía ser la única”.

Arturo Apesteguía Ibáñez, subdirector técnico de la Dirección Provincial de Cultura, comenta:

“Para opinar sobre lo artístico, escultórico o monumental, es preciso tener conocimiento de base para entonces poder participar de la convocatoria o de la socialización e intercambio, que no tiene alcance popular”, dice, refiriéndose a los criterios de los lectores y el pueblo en general.

¿Qué participación tiene Cultura, como institución, a la hora de decidir las obras artísticas en espacios públicos?

“La persona designada para participar en Codema es la directora y no es transferible, por indicación del ministro”.

Una dicotomía se hace evidente en el discurso de los funcionarios al referirse a otros proyectos, quienes al parecer no tienen en cuenta o no conocen, que todo el espacio público al ser intervenido desde el arte necesita, con obligatoriedad, la aprobación de Codema.

Yoannia Aguirre González, presidenta del Consejo de las Artes Plásticas, alega: “Es necesario que el pueblo sepa qué es Codema, de qué se encarga, y por quiénes está integrado, para que conozca que los análisis lo hacen arquitectos, artistas, que tienen un nivel de apreciación para hacerlos. No ponemos en duda la opinión de la gente, en el pueblo hay personas con conocimientos para hacer este tipo de análisis. El proyecto llega con la percepción y la idea del artista que lo creó, pero en esta comisión se evalúa de una manera tan mesurada y a veces te das cuenta de que al llegar al proyecto final, en muchos casos, no se parece siquiera al del inicio. El Consejo de las Artes Plásticas debe asumir el tema de la socialización y la divulgación, pero a veces los artistas crean un distanciamiento con la institución, y eso no puede suceder, porque es precisamente esta quien media los procesos”.

La crítica de arte Massiel Delgado Cabrera expone su visión sobre el asunto: “Es un tema que ha suscitado polémica. Yo fui invitada recientemente a una reunión en el Consejo de las Artes Plásticas, a la que se integra Codema, donde se discutió esta propuesta para el monumento que se va a erigir en Cienfuegos, junto a otra que al parecer se presentó luego de la polémica pública generada. Opiné en esa ocasión que me parece un concepto pensado, que tiene que ver con la ciudad. ¿Dónde estuvo mi objeción? La maqueta presentada no está bien resuelta, los textos en una obra emplazada en una arteria vehicular sugerí eran innecesarios, las fechas deberán estar no en una placa, sino a relieve, y finalmente, que la estructura metálica resulte más cualificada, refinada, depurada, porque de lo contrario no tendremos ahí un monumento conmemorativo, sino algo muy feo.

“Y es que la primera condición, poco atinada, fue publicar por parte de la Oficina del Conservador en su Sección de Agenda Bicentenario, una maqueta de trabajo sin las soluciones que se le adicionarán, y entonces los cienfuegueros tienen motivos y razones para estar preocupados y desacreditar un concepto valioso. Es bueno que la gente exprese su preocupación, porque en definitiva nos va a trascender a todos. La polémica hace volver los ojos a la responsabilidad social que tenemos todos. Se ha trabajado mucho en 60 años de Revolución para preparar a la gente, pensar que el pueblo no tiene derecho a opinar es un concepto del despotismo ilustrado del siglo XVIII, también hay que ofrecer toda una información en torno a los proyectos, qué significan, para poder decodificar.

“Aunque escape de mi competencia profesional, creo que la convocatoria debió ser gestionada con más responsabilidad, para ser más certeros. No estoy impugnando el proceso desarrollado. Este es un problema de ciudad, de gobierno, de la ciudadanía, no puede estar cada cual en su pixel, para usar un término actual. No se puede perder el sentido cívico, el monumento es para todos, para los que vengan, para los que nos van a suceder”.

Vladimir Rodríguez Sánchez, arquitecto, artista de las Artes Visuales, miembro de la Uneac: “Hasta los espacios personales pasan siempre por un filtro mayor que el de uno mismo. Se convoca a los amigos para que den su opinión sobre una obra. Aquí están determinadas cuáles son las instituciones que representan a la cultura, y en consecuencia se responsabilizan con las intervenciones culturales en los espacios públicos de la ciudad. A la hora de decidir, hasta las redes sociales pueden ser empleadas, hasta hace muy poco no teníamos una manera así de socializar, de expresar las ideas. No puede haber temor en poner en conocimiento y al juicio las ideas, los proyectos. En la gente puede haber ideas que nos ayudarán a los que planeamos o proyectamos un espacio. Las convocatorias tienen que ser socializadas, porque de los concursos y las oposiciones pueden surgir cosas muy buenas. No bastan las mejores intenciones cuando las cosas se hacen de manera unilateral. Me place cuando se convoca no solo a los consagrados, sino también a los jóvenes, porque las ideas renovadoras enriquecen un ámbito cultural”.

Vladimir Rodríguez Sánchez, arquitecto, artista de las Artes Visuales, miembro de la Uneac./Foto: Magalys Chaviano
Vladimir Rodríguez Sánchez, arquitecto, artista de las Artes Visuales, miembro de la Uneac./Foto: Magalys Chaviano

La jerarquía artística de la ciudad está en la membresía de la Uneac, Consejo en el que participa la vanguardia artística que pertenece a la organización. A propósito del tema, 5 de Septiembre se acerca a las opiniones de Orlando García Martínez, su presidente en Cienfuegos.

“Me parece que el procedimiento para asignarle a un determinado artista el monumento para conmemorar el bicentenario, no se corresponde con el diálogo institucional que se ha construido en la provincia y que responde a la política cultural del país. Aquí ha sucedido y creo que es una tendencia que debemos enfrentar; bajo el principio de asignación de las obras artísticas a determinados creadores, se está imponiendo el gusto sublimado de funcionarios, tal y como alertara el Che en El Socialismo y el hombre en Cuba.

“Está sucediendo algo parecido aquí, si hacemos un inventario de las últimas obras convocadas y asignadas a determinados artistas; ha sido en detrimento de los miembros de la Uneac y de la nueva hornada de creadores, que no tienen un nombre reconocido, pero sí el talento para ganarse un espacio. El desarrollo de Cienfuegos no puede circunscribirse a dos o tres arquitectos y a uno o dos escultores, cuando aquí hay un desarrollo cultural avalado por la propia vida y por los salones de la Plástica.

“Cuando el diálogo se queda en el discurso pasan estas cosas. No pueden decir que lo convocaron y yo como presidente de la Uneac, con toda responsabilidad lo digo, porque la sede del Consejo de las Artes Plásticas queda a unos pasos de nuestra sede. Los artistas no concurrieron porque no se les convocó. También pudiera recurrirse a artistas de otras partes, para no caer en la trampa del ‘aldeano vanidoso’, para que no siempre los espacios de la ciudad sean administrados a la manera de ‘el que paga, manda’. No se puede imponer una estética para ir más allá de los conceptos, sin tener en cuenta la jerarquía artística. Aquí todos saben dónde están las instituciones que rigen y llevan la política cultural del país”.


“La solicitud del monumento por los 200 años de la ciudad nos llegó desde la Oficina del Conservador, ya con nombres y apellidos del autor”. Mario Alexander Cruz Moscoso, presidente de Codema.

 

“A mí nunca me ha gustado evaluar una sola obra, sino un conjunto de propuestas, una especie de concurso, no sé… no debía ser la única propuesta”. Aníbal Barrera Barcia, arquitecto de la Empresa de Diseño e Ingeniería de la Construcción.

 

“Para opinar sobre lo artístico, escultórico o monumental, es preciso tener conocimiento de base, para entonces poder participar de la convocatoria o de la socialización e intercambio, que no tiene alcance popular”. Arturo Apesteguía Ibáñez, subdirector técnico de la Dirección Provincial de Cultura.

 

“El Consejo de las Artes Plásticas debe asumir el tema de la socialización y la divulgación, pero a veces los artistas crean un distanciamiento con la institución”. Yoannia Aguirre González, presidenta del Consejo de las Artes Plásticas.

 

“El desarrollo de Cienfuegos no puede circunscribirse a dos o tres arquitectos y a uno o dos escultores, cuando aquí hay un desarrollo cultural avalado por la propia vida y por los salones de la Plástica.” Orlando García Martínez, presidente de la Uneac.

 

“Se ha trabajado mucho en 60 años de Revolución para preparar a la gente, pensar que el pueblo no tiene derecho a opinar es un concepto del despotismo ilustrado del siglo XVIII”. Massiel Delgado Cabrera, crítica de arte.

 

 

32 Comentarios

  1. Compañera Tita, no soy amiga de la periodista, ni sé quién es, ahora que Usted lo menciona me fijé en su nombre, le juro que leí el trabajo y creía que lo firmaba Cienfuegos, porque es en nombre de la ciudad y de su gente que se habla aquí. La que sí parece ser amiga de algunos de los que deben sentirse molestos y cuestionados con el trabajo es Usted, porque la veo en Infomed. Y los que se sienten cuestionados por algo será, no cree? No es lo mismo inmortalizar en el Paseo del Prado a un músico cienfueguero como el Benny, que sintetizar los 200 años de una ciudad, interpretarlo y reflejarlo en un monumento, es demasiada la responsabilidad, y si para ello se escoge hacerlo con un obelisco, pues habrá cuestionamientos, éticos y estéticos, aunque alguien desde la Cultura diga y afirme, como he leído acá, que el pueblo no tiene conocimientos para opinar, y ya la crítico de arte lo dijo, eso data del Despotismo Ilustrado. En fin, creo que está defendiendo lo indefendible, como otros, que a estas alturas creen que poner una convocatoria para artistas en un mural es suficiente, ¡POR FAVOR! En cuanto al presidente de la UNEAC, que es su blanco predilecto en las opiniones que aquí ha vertido, en plan de francotiradora a la que “alguien” le corrige el tiro, tiene toda la autoridad para hablar, de frente, investido como una de las figuras que vela por la correcta aplicación de la política cultural de la nación, y que además, defiente la jerarquización artística: El resto, son miserias humanas de un mundillo sórdido. Espero que el periódico publique otro trabajo transcurrido un tiempo, porque hasta ahora, no hemos visto respuesta a las preguntas que aquí se hacen, tenga buenos días

  2. Me gustaría, opinar sobre algunos de los temas que se debaten,
    1. No creo que sea una pelea entre artistas, ninguno de los artistas que se consultaron o han opinado vertieron criterios estéticos sobre el obelisco, se trata de poner en claro que la mencionada convocatoria nunca se divulgo o se hizo de una manera muy pobre. En mi opinión resulta inconcebible que se convoque para realizar un monumento que será emplazado en la principal arteria de la ciudad, en la entrada de la ciudad, y para colmo conmemorando el bicentenario de Cienfuegos y se presente una sola propuesta y los implicados en dicha convocatoria se queden tan tranquilos. Debió ser una convocatoria de alcance como mínimo nacional, los que se cuestionan que Villa Soberon sea el autor del Benny del prado son los aldeanos vanidosos que Orlando García el presidente de la Uneac tan atinadamente menciona, no se dan cuenta que ese concurso que nunca se hizo era para que ganara la ciudad.
    2. Los artistas siempre van a estar, dondequiera que exista un ser humano se realizará arte, en el capitalismo, en un gulag, en una cueva, en la Antártida eso no deben olvidarlo NUNCA las instituciones culturales se deben a nosotros y no lo contrario como últimamente parece que mucha gente piensa.

  3. No había entrado más a ver comentarios sobre la construcción del famoso Obelisco y realmente, no lo haré más, esto se ha convertido en un ajiaco después de una semana puesto al sol.
    No obstante, me hubiera gustado saber si Ana, Lucía, Zulariam, Mercedes, son periodistas o amigas de las periodista.
    Soy cienfueguera aunque hace mucho no estoy allí. No he oído nunca comentarios de este tipo ante la construcción de la emblemática figura del Benny en el Prado, que designaron a Villa Soberón para que la hiciera y no a ningún cienfueguero.
    El currículo del Presidente de la UNEAC me resultó aburrido y su agresión a sus colegas de Cultura, faltos de ética y respeto y eso que no terminé de leerlo.
    Bravo por el artista Alexander Cárdenas por su valentía y ética.
    Salud para el Obelisco.

  4. Soy artista del taller Sociedad Grafica de Cienfuegos ya hace algun tiempo tengo la oportunidad de trabajar con maestros que se lo ganaron trabajando sin descansar dia a dia y de los cuales he aprendido el verdadero significado de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maiz, tambien soy trabajador del Consejo Provincial de las Artes Plasticas y he pasado por varias direcciones y he podido constatar el gran trabajo cultural y en muchas ocasiones sin recursos que se realiza. Las convocatorias se deben socializar mejor es verdad, pero en el consejo de toda la vida se han puesto las convocatorias en el mural del centro los artistas que se relacionan mas al lugar lo saben, al CPAP hay que apoyarlo no es solo ir a pedir recursos para pedir hay que aportar primero y no todo cultura lo puede pagar, nuestra poblacion es lo primero, que las exposiciones la vean todos es lo mas importante y nuestra razon de ser, por eso siempre exponemos en todo el pais lo mismo trabajamos en el barrio mas humilde de nuestra ciudad que en la Bienal de la Habana , es responsabilidad urgente de todos llegar a un consenso y un dialogo constructivo no destructivo por nuestra ciudad, la que queremos con la vida por la que ha trabajado por mucho tiempo la UNEAC, el CPAP Y todas las instituciones de la cultura. Nuestro pueblo debe y tiene que opinar porque hay arquitectos y especialistas que tienen la suficiente experiencia para hacerlo VIVA CIENFUEGOS

  5. Parece que en Cienfuegos se resolvieron todos los problemas de salideros de aguas de todo tipo, e incluso mezcladas, las tupisiones de alcantarillados, etc., etc., etc., para preocuparnos por algo que no va resolver los riesgos de salud que están trayendo las aguas en Cienfuegos; no hay nada inteligente, a mi parecer, con un análisis económico y práctico.

  6. Tita, ¿usted y alguien de su entorno, incluido el Consejo Provincial de las Artes Plásticas y CODEMA, puede demostrar que los miembros de la Filial de Artes Plásticas de la UNEAC, encabezada por Camilo Villalvilla y Adrián Rumbaut fueron convocados a participar en el Concurso para el Obelisco…? ¿Pueden ustedes demostrar que los medios masivos de comunicación recibieron la convocatoria, como debe ser? No pueden hacerlo porque simple y llanamente se obvió este elemental contacto con los creadores, quienes son la verdadera razón de ser del trabajo institucional. Tampoco se promocionó en los medios de comunicación. Entonces, ¿por qué usted le exige al Presidente de la UNEAC que haga lo que le corresponde a funcionarios públicos del sistema institucional de la Cultura, cuyo trabajo demanda un vínculo estrecho con las organizaciones de los creadores de mayor jerarquía. Nadie de los responsables de convocar a los artistas para el Concurso estableció relación con la UNEAC y la AHS al extremo de que varios creadores nos manifestaron su queja por el proceder institucional. Cuestión agravada por el hecho de que la UNEAC mantiene un dialogo sistemático con la Dirección de Cultura y sus instituciones, resultando inexplicable nada dijeran del Concurso los directivos del Consejo Provincial y CODEMA, con los cuales sostuvimos innumerables encuentros y en junio de este año participaron en el balance del trabajo de la Filial de Artes Plástica de la UNEAC, procedimiento realizado también con las demás Filiales del Comité Provincial de la UNEAC; intercambio que se hizo de manera conjunta con otros actores del sistema institucional de la cultura, la AHS, el Sindicato de Cultura, el Gobierno y el PCC.
    Lo cierto es que no existe justificación basada en la razón sobre la violación del procedimiento establecido en la aplicación de la política cultural sobre el emplazamiento de obras artísticas en los espacios públicos para el asunto del Obelisco. Esa es “la verdad, la áspera verdad”. De manera que se miente para justificar errores en el manejo de la Convocatoria del Concurso. No hay derecho a lesionar los intereses profesionales de la mayoría de los miembros de la UNEAC y la AHS por parte de funcionarios públicos del sistema institucional de la cultura.
    Entonces tanto usted, Tita, como Mayi y alguna otra persona, carece de argumentos para tratar de descargar ningún tipo de responsabilidad en la periodista, los artistas y cualquier miembro de la Dirección de la UNEAC, y mucho menos endilgarle falta de ética en sus planteamientos al Presidente de la UNEAC por emitir sus puntos de vista para esclarecer sin tapujos ni rodeos lo ocurrido, cuando resulta evidente la esencia del problema y los responsables del errado proceder. Y le aclaro, no hay ninguna mala fe en la crítica a los funcionarios aludidos y mucho menos a la Presidenta del Consejo de las Artes Plásticas, cuyo reciente nombramiento respaldamos y con la cual mantenemos el diálogo pertinente que nos ha permitido quedar satisfechos con el Concurso Mateo Torriente y la mejoría sustancial en la programación de las galerías. Justamente su nombramiento respondió —luego de las correspondientes consulta a los representantes de las organizaciones que agrupan a los mejores creadores—, a la necesidad de resolver el deficiente trabajo en el mencionado Consejo de las Artes Plásticas y darle respuesta inmediata a los problemas planteados por los artistas, uno de los cuales resulta precisamente solo convocar o promover a algunos pocos, incluidos algunos de dudosa jerarquía artística, en detrimento de la mayoría de los artistas de reconocida calidad. Desde su nombramiento le hemos insistido a la Presidenta y a sus superiores en el Sectorial de Cultura sobre la necesidad de que el Consejo Provincial retome sus funciones originales de constituir un órgano al que concurren el CODEMA, FCBC, los Directores de Galería, patrimonio Cultural, la ACAAC, la AHS y la UNEAC, para de manera colectiva tomar las decisiones sobre la estrategia de trabajo en las Artes Plásticas, capaz de asegurar el enfoque sistémico requerido para seguir avanzando. La Presidenta del Consejo Provincial debe garantizar que este tipo de reunión garantice el movimiento de las ideas libremente y asegurar el consenso indispensable para asegurar una mejor aplicación de la política cultural.
    En Cienfuegos existe una larga tradición en la Convocatoria a Concursos sobre Monumentos. El propio Monumento al Brigadier José González Guerra y el Mural emplazado en los Jardines de la UNEAC demuestran la validez de estas buenas prácticas culturales y sobre todo la calidad de las obras refrendadas por un Jurado competente. Podríamos hablar de otros buenos ejemplos. De manera que tratar de insinuar, como algunos han pretendido, que la crítica esta enfilada contra los laureados Juan García Cruz, Aníbal Barreras y “Mariam” Cano es desviar la atención de lo esencial: la necesidad de una correcta aplicación de la política cultual por parte del sistema institucional de la cultura. El diálogo entre nosotros, y en particular sobre algunos aspectos de la obra de Juan García, ha sido transparente y sincero, sin dejar de abordar tema alguno, inclusive algunos tan permeados de subjetividad como la tasación de la obra.
    La experiencia acumulada en el trabajo cultural de Cienfuegos desde la constitución del sistema de instituciones del MINCULT demuestra que las ilegalidades y prácticas corruptas nunca han estado asociadas a los artistas y escritores de mayor jerarquía. Los artistas de obra mediocre y funcionarios públicos inescrupulosos han protagonizado escandalosos casos en el ámbito cultural ventilados en los tribunales. Por ende, cuando ocurrieron en tiempos pasados esos lamentables hechos judiciales, fueron los creadores de reconocida obra los primeros que procedieron a alertar sobre esos fenómenos en su debido momento y en sus espacios de debate. En consecuencia, me parece descabellado que usted, Tita, u otros hablen de insinuaciones de corrupción ahora. Puede vivir convencida de que jamás vacilaremos en enfrentarla por considerarla uno de los mayores peligros que acechan el proyecto cultural cubano. De hecho existen suficientes documentos en los archivos de la UNEAC, Cultura, Gobierno y PCC que demuestran nuestras preocupaciones y reflexiones colectivas sobre la inadecuada mercantilización del producto cultural, la banalidad, el favoritismo, las ilegalidades y la corrupción. En particular hemos prestado atención a desenmascarar “a aquellas personas que dentro del sector burocrático, aprovechándose de sus facultades y funciones públicas, obran sin reparos en defensa de sus propios intereses y de aquellos círculos sociales más cercanos…”, en una especie de tropical criollización cultural de las clientelas políticas propias del mundo capitalista neoliberal.
    Usted manifiesta el asombro de la vecina del parque de las Esculturas por verme junto al Ministro en la inauguración intercambiando sobre las obras emplazadas. Estaba por derecho propio, es decir por mi obra intelectual, y por haber sido elegido democráticamente por artistas y escritores como Presidente de la UNEAC. A lo cual le agregaría estaba junto al Ministro por la entrega al trabajo cultural cotidiano con “la mente y las manos” en los lomeríos del Escambray o las llanuras cañeras surcadas por los ríos Damují y Salado, para hacer posible el surgimiento de las comunidades rurales La Yaya y Silverita; en la construcción del Museo Histórico Naval, la Galería de Reproducciones de Arte Universal, el Museo Provincial, el Archivo Histórico y la sede de la UNEAC, entre otros espacios culturales, imbuido de la idea de que sirviesen para el disfrute de los diversos públicos, el enriquecimiento del conocimiento y el intercambio con los mejores artistas del país; en el andar y desandar por recónditos lugares de la geografía cienfueguera, he dejado parte de mi esfuerzo personal, sin obtener remuneración alguna ni beneficios personales, para preservar los sitios históricos relacionados con la columna invasora de Gómez y Maceo, la lucha insurreccional y el enfrentamiento a la contrarrevolución; para fijar la Ruta del Esclavo o del Cimarrón: para rescatar los monumentos históricos vinculados al mundo del azúcar y sobre todo para no dejar en el olvido la Memoria Viva del Cienfuegos profundo, ese que solo se puede conocer saliendo del confortable barrio de Punta Gorda y poniendo en diálogo la memoria de la gente humilde cuyo rostro e historia permanece en el olvido, con el dato histórico recogido en los documentos.
    Estaba ese día con el Ministro y otros directivos, por haber luchado incansablemente para que los espacios citadinos cienfuegueros dejaran de ser reflejo de una élite que marginaba la Rumba y el Punto Guajiro y para que las áreas urbanas fueran cualificadas con la obra artística plural de las distintas generaciones que pugnaban por el reconocimiento público desde los años en que enfrentábamos prejuicios, incomprensiones e intentos de imponernos determinados cánones estéticos vigentes en Europa del Este y cuando ninguno de los que exponían en el susodicho Parque de las Esculturas formaban parte del mundo intelectual de Cienfuegos y mucho menos podían imaginar iban a sudar la camiseta, como lo veníamos haciendo nosotros, en una acción cultural de tan importante connotación en la democratización de la cultura desde el principio de la unidad en la diversidad. En muchos otros momentos recientes de cruciales debates o importantes transformaciones en otras instituciones culturales, la inmensa mayoría de esos artistas no han participado y nadie les ha reprochado, por la simple razón de que sabemos están “sudando la camiseta” en su labor creativa individual y anónima gestora de una obra destinada a su exposición al público. Ni la demagogia, ni el populismo y mucho menos la complacencia ante arbitrariedades y violaciones en la aplicación de la política cultural caracterizan nuestro quehacer individual y colectivo en la UNEAC.
    A propósito de la alusión de que hay que sudar la camiseta… No eran los artistas y demás participantes en el Parque de las Esculturas en esos tres meses los únicos que sudaban la ropa “ bajo el sol y el sereno” en esos tres meses. Muchos otros actores del mundo cultural lo hacían cotidianamente desde antes y lo siguieron haciendo después de la inauguración. La entrega diaria al trabajo nos ha caracterizado a los miembros de la UNEAC porque no existe otra manera de construir una obra de calidad trascendente. Entonces usted y su amiga piensan erradamente al juzgar a otros bajo el principio de pensar que el trabajo en el parque de las Esculturas era el “ombligo” de la vida cultural cienfueguera en ese momento. Claro, son apreciaciones subjetivas suyas enfiladas a desviar la atención de la esencia profunda de lo tratado en el artículo periodístico, a partir de tratar de desacreditarme públicamente. Un procedimiento manido al que se recurre cuando faltan razones. Al respecto le diré como Marti: “Sé padecer, renaceré”, porque ejerzo el derecho a la libertad con responsabilidad y manteniendo la dignidad en las peores circunstancias sin temores.
    Respeto su derecho a opinar, pero no use argucias falaces para fundamentar una actitud incomprensible de defensa a ultranza de sus puntos de vista, eminentemente justificativos de los funcionarios institucionales que en este caso mostraron incompetencia, no por mala fe o cualquier insano sentimiento, sino quizás por la urgencia de respuesta a las autoridades provinciales que con toda razón les preocupa que el Bicentenario no sea conmemorado dignamente. En eso coincido con R. Ricabal: “ a 6 meses del Bicentenario, el tiempo apremia”. Es menester trabajar mancomunadamente sin violar la política cultural para no disgregar esfuerzos, sin perder de vista lo escrito por Martí en el magistral ensayo Nuestra América:
    “Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifiquen al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas, le pueden poner la bota encima… Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio que veneran a las otras. Trincheras de ideas, valen más que trincheras de piedras.
    No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados.”
    En Cienfuegos, los escritores, artistas, promotores culturales, periodistas, instructores de arte, profesores, especialistas y directivos del sistema institucional tenemos el deber insoslayable de seguir impulsando el diálogo desde la visión democrática y plural de las diversas generaciones —apartados tanto de las falsas “pretensiones de convertirse en el reservorio critico de la sociedad” como de las posiciones apologéticas enfiladas a obstaculizar la necesaria búsqueda y la atrevida experimentación artística—. No debemos renunciar bajo ninguna circunstancia a la confrontación de ideas, al debate sincero que “nos salvó de los feroces dirigentismos” de lamentables tiempos pasados que tienden a aflorar cuando nos apartamos del espíritu y letra de la política cultural. La valiosa obra cultural de los últimos 60 años en la Perla del Sur estamos obligados a enriquecerla con la libertad creativa y el talento que no permite ahogarse en consignas y falsos cumplimientos de la tarea asignada; estamos comprometidos moralmente a seguir promoviéndola entre los ciudadanos que sentimos el sano orgullo de “Ser cubanos de Cienfuegos”.

  7. Cualquiera de las esculturas de la Longa sobrepasa en estética y calidad a la Guanaroca cienfueguera. Una leyenda tan bella no merece una escultura(?) similar, pero quizá el error estuvo en seleccionar a la Longa para tamaño empeño, y reitero, siguiendo solamente el renombre de la artista. Por eso reitero tambien: piensen , re-piensen quienes deben pensar y re-pensar qué va a identificar a los cienfuegueros nada menos que por los 200 años de la fundación de la ciudad. Ya, a mi juicio, el logo que identifica a la efeméride y anda de guagua en guagua fue un error: ‘Me gustó, me quedé’, el cual está enfocado desde lo externo, desde el que llega y alucina con las belleza de la Perla. El que ‘se quedó’ es porque no es cienfueguero y algo así debe ser enfocado desde la cienfuegueridad.

  8. En este artículo faltan entrevistas de implicados, es obvio. Tal vez alguna vez se publiquen.
    Soy trabajadora de la UNEAC en Cienfuegos, recibo por correo electrónico cada una de las actividades y convocatorias que desarrolla el Consejo Provincial de las Artes Plásticas y sus instituciones adjuntas, porque tenemos un vínculo estratégico de promoción y divulgación cultural, sin embargo, esta, jamás llegó a mi. ¿Por qué? Lo dejo a su consideración…

  9. Si no puede estar lista la obra para el 200 aniversario de Cienfuegos, que la dejen para el 2020, pero no vamos a colocar a la entrada de la ciudad una obra que estéticamente no guste, que la pongan en licitación, a concurso, en todo el país, que se coloque un monumento que encierre el bicentenario de una ciudad hermosa, con avances y buena representación de artistas de las artes visuales. Se procedió mal, muy mal, por eso muchos están molestos, porque el periódico los dejó “desnudos” de argumentos; y hasta podría interpretarse que hay corrupción, por qué no, si todo conduce a ello. Hay instituciones ahí que han mentido, no hubo convocatoria, eso ha quedado claro, de que la pusieron en un mural, es una farsa. La política cultural de la nación debe ser respetada y las instiuciones que están para velar por ella no lo han hecho, que las investiguen a fondo. Tratar de desacreditar el trabajo periodístico de investigación, completo y exhaustivo, es una “pataleta” y un recurso muy bajo, este es el periódico del Partido, y tiene la obligación de velar por los intereses del pueblo, y quien así no lo entienda, es un contrarrevolucionario!

  10. “El obelisco en la trampa del aldeano vanidoso”. Desde el título es bueno el trabajo periodístico. Utilicé esa expresión de “aldeano vanidoso” cuando en la Edición Especial de “ARIEL”, la revista cultural de Cienfuegos, dedicada al 50 aniversario del alzamiento de la ciudad, en 2007 señalé, refiriéndome a los jóvenes combatientes de la gesta: “… Ninguno era como el aldeano vanidoso que pensaba que el mundo giraba alrededor de su aldea. Querian ser más bien como los cometas que van por los espacios recorriendo mundos. De aquellos criterios aldeanos nos salvó la ideología de clase, la sensibilidad popular y universal de lo mejor de la cultura y la identidad nacional que llegó en el aula y en la calle, entre los humildes, que permite conocer y comprender al mundo y tratar de cambiarlo. El sentido de la universalidad lo forjó en muchos el ideal martiano (…) y advino más por la práctica y el conocimiento de hombre a hombre que por la teoría. (:::) Aquellos combatientes no podrían recitar un texto filosófico pero sabían de las luchas de Céspedes y Agramonte, de Gómez y los Maceo, de los generales cienfuegueros Federico y Adolfo Fernández-Cavada, del internacionalista Henry Reeve; conocían de Mella y Villena y de Guiteras y seguían a Fidel…” Sesenta años después, ¿cómo puede decir alguien que… “El pueblo no tiene nada que opinar”. “El periódico no tiene facultades para publicar una solicitud de opinión popular”. “El periódico ha generado un gran problema preguntando al pueblo”. “Para opinar hay que tener conocimientos. El asunto no tiene alcance populr”… Todo eso es la mentalidad del aldeano vanidoso, con la cual una ciudad y un país no avanzarían. Desde 1959 la historia de nuestra Patria la han conformado esos que nunca antes tuvieron voz. Ahora los antes sin voz, la tienen tan alta que estamos creando entre todos nuestra Constitución de la República. La consulta es porque es preciso escuchar la voiz de todos y crear una Constitución es tan importante como crear un monumento que perpetúe los primeros 200 años de Cienfuegos, un patrimonio, un fundamento histórico-cultural, una tradición que abarca a todas las generaciones que nos antecedieron y a las actuales y esa es la seguridad del futuro: una Revolución que es hija de la cultura y las ideas de todos, no de una élite, no de privilegiados, no de funcionarios que siempre se creerán ombligos del mundo, !Qué distintas las opiniones de Orlandito, de Massiel, del arquitecto Vladimir, …, sólo el diálogo institucional y la opinión popular lograrán el obelisco que merece esta ciudad y su gente humilde que la sostiene con sus virtudes y sus sacrificios del día a día.Las instituciones que rigen y conducen la política cultural del país saben del talento que gana espacio y enmarca el desarrollo cultural que avala la vida cotidiana, por eso hay que consultarlos. La prensa tiene todo el derecho constitucional para promover la voz popular, a la cual representa y se debe. Nadie debe temer a las ideas de un pueblo libre. Ese monumento tiene no solo que parecerse a todos, a nuestros patriotas y combatientes de ayer y de hoy, sino tiene que ser creado por todos los hacedores de la belleza y cualidades de la cienfuegueridad. Es una herencia colectiva y un derecho colectivo. Y por cierto, quedan solo seis meses para definirlo. Con el abrazo de Andrés García Suárez.

  11. Soy cienfueguero y con las disputas que siempre he visto entre intelectuales y artistas cienfiegueros sobre si se benefician a unos y otros pensando más en la plata que en el desarrollo cultural me da lástima decirlo pero veo a Cienfuegos sin obelisco como pasó con las esculturas que se construirían en cada entrada de la ciudad y por favor cero demagogia que ese discurso de que somos un país donde todos tenemos altos niveles de conocimiento estético etc es un cuento que alto nivel cultural es ese donde mucho ni las gracias o los buenos días dan. No digo que el obelisco deba cambiar si es verdad estéticamente debe hacerlo. Estudiarse más inclusos la historia de los mismos y luego latinoamericanisarlo y llevarlo a el caribe y a Cienfuegos pues son 200 años que cuentan una historia. Pero cuidado que esas pugnas entre artistas en Cienfuegos tienen muchos desangramientos

  12. Más que hablar de si el artículo fue bueno, es apropiado o no, creo que los cienfuegueros con lo que sí tenemos que estar seriamente preocupados es con la lentitud que se aprecia en el cumplimiento del programa para celebrar el bicentenario de esta bella ciudad; se ha avanzado solo en el discurso, da pena que a solo 6 meses de tan importante fecha, se vea este Cienfuegos así. Compañeros, ni la Perla de Sur ni sus habitantes nos merecemos lo que está sucediendo, y no me cataloguen como pesimista, pero ni con la ayuda de Mandraque el mago esta perla va a brillar en su bicentenario.
    Por eso, lo que tenemos que hacer, es por todas las vías y en todos los espacios, criticar lo que haya que criticar y que se moleste el que quiera molestarse, pero basta ya de tanta mentira, de tanta suciedad en esta ciudad y los jefes viviendo su vida APULULU.
    Aqui estoy.

  13. Que artículo más incongruente, cosas como estas desacreditan a los trabajadores de la prensa.
    ¿No sabemos todos, que los organismos y organizaciones del estado son la representación del pueblo? No me imagino levantándome un domingo para ir a un colegio electoral a votar por el obelisco que se erigirá a la entrada de la ciudad.
    Se han dicho cosas fuertes en ese trabajo y al presidente de la UNEAC se le fue la mano, dando a entender que a sólo 6 meses del bicentenario de la ciudad es que se entera y catalogando de mentirosos a sus propios compañeros. Si tan cerca está del Consejo de las Artes Plásticas ¿por qué no se acercó a ellos y les sugirió una convocatoria más divulgada? Es más fácil criticar que ayudar.
    Adjetivos como “mentirosos”, corruptos”… han caído sobre compañeros que cumplen con su trabajo y nada se benefician en lo personal.
    Yo recuerdo a una vecina del Parque de las Esculturas”, que ayudó mucho a los artistas durante los 3 meses que estuvieron allí trabajando bajo sol, y sereno, quien se asombró ver, junto al Ministro de Cultura, enseñando las obras, el día de la inauguración, al presidente de la UNEAC, a quien no había visto en todo ese tiempo.
    Hay que sudar la camiseta…
    Creo que la periodista no hizo una buena investigación, si no, hubiera conocido las normas y procedimientos por las que se rigieron las personas que tuvieron a su cargo, la preparación y aprobación del proyecto y ni siquiera el nombre del artículo es original.
    Esto parece una pelea entre artistas y directivos entre las que ella, como árbitro, no ha sido imparcial.

    • Lo que sí creo que no es original, Tita, es que Usted venga a aquí a defender lo indefendible, lo que sí no es original es que el pueblo tenga que “cargar” con un monumento que no represente los 200 años de esta ciudad, de las más jóvenes y bellas urbes de Cuba (un poco sucia, maltratada y pestilente últimamente), lo que sí no es original, Tita, es que usted venga a este sitio en plan de “sacadera de trapos sucios”, yo creo que sí se han dicho muchas cosas en este artículo, y de mucho peso, hace falta que esos “organismos y organizaciones del Estado” que menciona, y que “representan al pueblo”, para usar sus propias palabras, investiguen; quizá en el periódico tengan más información que por respeto a lo mejor no publicaron, digo yo, vaya usted a saber, esto no está oliendo bien, sería bueno que ventile, se investigue a fondo y que publiquen los resultados, los estaremos esperando.

    • Tita esta es una investigación periodística de las mejores que desmonta todo el proceder de la cultura, las cosas con relevancia para el pueblo no pueden ser dictadas, todos tenemos derecho a opinar porque Cienfuegos es nuestro.

    • Tita, este tema ha sido tratado con una investigación periodística, que deja al descubierto cómo se determinan obras y monumentos en espacios públicos, sin tener en cuenta la política cultural de la nación, diseñada, le remito a que selea Palabras a los Intelectuales, un memorable discuso, y de paso también repase las últimas intervenciones de Miguel Díaz-Canel, del ministro de Cultura, lo debatido en el Congreso de la AHS; parece que en Cienfuegos impera una política independiente, que viola todo lo dispuesto; territorio donde no se respetan las jerarquías en el Arte ni el gusto estético del pueblo. No se trata de realizar una votación a estas alturas del campeonato, pero sí discernir y optar por lo mejor. El trabajo no lo dice, pero sí, puede pensarse en que alguien está teniendo acceso a una tajada, Será pagada esa obra con el 1 por ciento de la contribución? Ufff, es verdad, el trabajo dejó mucho por decir, ¡que se haga una segunda parte!

  14. He estado al tanto de la iniciativa el susodicho monumento gracias a este periódico (una vez más gracias “5 de septiembre”!), creí y creo, que tal y como se lanzan convocatorias a concursos, salones y logos, pudo haberse hecho la convocatoria a la presentación de propuestas utilizando para ello todos los medios de comunicación al alcance de los Cienfuegueros, y no moverse escurridiza y aparentemente desapercibida la convocatoria, entre los entramados de la cultura, entramados que para mi sorpresa con más enrevezados de lo que yo creía, tal vez por eso tenemos (como dijo el Ché en una ocasión hablando del subdesarrollo) una cabeza tan grande y un cuerpo que la nutre tan chiquito, pues entre cuantas estructuras se dirige, administra, se brinda metodología….?: consejo de artes plásticas, UNEAC, cultura provincial, codema…. suena a una gran torre de babel leer los criterios de especialistas pertenecientes a la pléyade de organismos e instituciones involucradas, uf!!!!!!, cuántos salarios……!
    Apartándonos de la polémica entre los especialistas, se hace mención a fin de cuentas de una versión mejorada de “la aguja” propuesta en un inicio, pero que no se nos muestra en este segundo reportaje.
    Soy enemigo de los maratones, ejemplos sobran (el edificio del telecentro, “construido en tiempo record” tiene también el record de haber durado menos en pié que un bohío de los que contruían nuestros aborígenes) y por tanto creo que deberían sentarse todas las partes involucradas y definir: qué hacer? si lanzando una convocatoria AHORA a nivel de la “aldea” o a nivel de pais nos permitirá contar o nó, con el monumento para abril del 2019, ok! pero sinó lo inauguramos pal 201 aniversario, pues para hacer algo estéticamente impresentable mejor no hacemos nada! no nos sobran los recursos materiales, nos sobra el talento en nuestros artistas y arquitectos, solo que tal vez nos haría falta un poquito de interés por sacar un “proyecto de bien común” adelante y no posicionarse cada cual, quién logrará intercomunicar a “los vanidosos”?????
    No se debe perder de vista que es el bicentenario de la ciudad, donde residimos más de 100 mil cienfuegueros que tenemos voz y voto, y sin dudas solo el tiempo dará un título glorioso o no a lo que se edifique, recordemos el “Jardín de la Juventud” (ahora “Tropisur”) con toda razón rebautizado popularmente como “el Cajón” dado el “estilo arquitectónico” conseguido!.

  15. Mas que la calidad del monumento, que en definitiva siempre va a depender del gusto personal, merece un comentario la decisión de su emplazamiento, y es en ese aspecto que nos ha mordido, para no variar, la procrastinidad de los cubanos, soy cienfueguero por derecho, por conviccion y por voluntad, aunque me desempeñe a unos cientos de kilometros del nido de oro desde hace unos años ya, tengo la edad suficiente para haber visto barbaridades que se autocomplacen como artisticas y que trascienden hasta convertirse en arte, según los irreverentes conceptos de la contemporaneidad, por lo cual no quiero cuestionar la obra de Juanito y su prolifica labor en la ciudad que lo acogió como a un hijo; pienso que Cienfuegos merecía más que una consulta, un concurso con todo el rigor de la técnica, la crítica, la divulgación y el empeño, pero ya no hay remedio, a 6 meses del bicentenario el tiempo apremia y la escultura en su esbeltez cumplirá con su cometido después de ser tratada con la iluminación adecuada para que también luzca sus mejores galas nocturnas… sea cual fuere la obra seleccionada, la emoción nos embargará a todos los presentes cuando resbale el manto en su develación el próximo 22 de abril, estoy seguro que arderán las arterias de más de un exaltado cuando resalten la estatura y el minimalismo del sagrado propósito que siempre será susceptible a ser reemplazada como le sucede ahora mismo al ecuestre Calixto García en la capital.

    Considero que el grito de “Manos a la obra” siempre será más oportuno que las dilatadas consultas, plebiscitos o referendos improvisados y fuera de lugar; el pueblo ilustrado y educado siempre va a expresarse, tarde o temprano, como lo ha hecho en disímiles ocasiones ya sea a través de las fotos junto al benny, en las poses bajo el elefante verde o haciendo mutis al pasar junto al parquesito frente al rent-a-car de punta gorda, con el perdón de Mustelier; la expresión del pueblo no se puede acallar y siempre dirá la última palabra con o sin plebiscito.

    Las gracias a Magalys y al 5 de septiembre por el tratamiento de este sensible tema pero mi voto como aldeano y vanidoso de mi aldea, es por el monumento y su emplazamiento ya… nos veremos en su solemne inauguración… FELICIDADES CIENFUEGOS

  16. No veo tan alagador ni interesante el articulo,incluso,no veo claro cual es la intención, a no ser crear discordia,al final, ¿saben cual es el procedimiento a seguir para estas cosas o simplemente estan dando criterios personales de como piensan deberia ser?,IMAGINENSE ENTONCES SI SE LE PREGUNTA A CADA CIENFUEGUERO. Soy artista de aca y al menos conosco que a travez de Codema y la Oficina del Conservador se han hecho en la provincia muchos emplazamientos que en su mayoria dan nombre a nuestra ciudad siempre trabajando en conjunto con los artistas,es muy serio hablar de favoritismo y corrupcion,incluso hasta ignorancia y falta de respeto porque esos organismos no son los que pagan,solo son organos de asesoramiento. Criterios de la India, de la Mona Lisa y del David siempre estaran a favor y en contra. Se deberia esperar a que este el trabajo terminado para dar criterios y que hable EL PUEBLO de verdad, se ve muy bonito sacarle los ojos a los demas y alagarse luego por aqui entre colegas.

  17. Yo no resido en Cienfuegos, pero lo conozco bastante bien. Estoy de acuerdo en que el monumento que va a saludar al visitante cuando llega la ciudad debe ser digno de esta.
    De la lectura del artículo, me quedan claras varias cosas, pero otras están bastante oscuras. Por un lado, todo parece indicar que la Convocatoria existió y estuvo expuesta en el lugar y durante el tiempo adecuados. Pero el que varios artistas no la hayan visto, es algo muy distinto.
    Me da la impresión de que el Presidente de la UNEAC ha expresado ideas poco éticas, al decir que “No pueden decir que lo convocaron y yo como presidente de la UNEAC, con toda responsabilidad lo digo, porque la sede del Consejo de las Artes Plásticas queda a unos pasos de nuestra sede”, contradiciendo al Presidente de CODEMA y a la Presidenta del Consejo de las Artes Plásticas. Si los dos locales están tan cerca y él tenía esa opinión, hubiera sido muy constructivo que lo discutiera con ambos directivos directamente, valga la redundancia.
    Yo, como ignorante en la materia, me limitaría a decir, parafraseando a Antón Chejov, el que fue preguntado por los parámetros para definir la calidad de un libro y respondió: “Me gusta o no me gusta”. Pienso que eso mismo le ocurriría a cualquiera que tuviera que dar su opinión a través de las redes sociales o algo similar. ¿Convocar un plebiscito provincial? Es algo sencillamente ridículo. Eso es lo que se da a entender cuando se habla de la opinión del pueblo.
    Como un dato curioso, hay que tener en cuenta que la licitación para el monumento de la Plaza de la Revolución data de 1943 y que, en 1952, fue escogido el proyecto que quedó en tercer lugar.
    Creo, además, que hay muchas cosas que merecen investigaciones de la prensa, tanto en Cienfuegos como en el resto del país y esta situación podría haberse resuelto internamente con ética y respeto.
    Para concluir este comentario, solo se me ocurre una frase “Ay, la farándula”

  18. “La socialización y el intercambio” sí debe tener alcance popular. Si esto se realiza en cualquier ámbito, pienso yo, se logra un proceso simbiótico con resultados muy favorables, más aun tratándose de un proyecto sociocultural.
    Por supuesto, sí es necesario el apoyo en los profesionales relacionados con este ámbito. Un gran concurso, una convocatoria, un panel grande de exposiciones, cualquier cosa para captar y evaluar los trabajos; que el público los conozca y poder someterlos a votación. Seguramente de ahí, con los talentos que existen ocultos, aparece el diseño de una estructura que enorgullezca a todos.
    Con grandes obras, como el conjunto escultórico de la Plaza de la Revolución en La Habana, sucedió así. Y los historiadores pueden ratificarlo.

  19. Me encantó y me siento orgullosa del periódico. Ese obelisco deberá ser el mejor, el que la ciudad merece. Gracias Magalys, una excelente investigación.

  20. La cosa fea esa no debe de estar en la entrada de la ciudad. Pongan a pensar a alguien por ahí y déjense de todas las reuniones y cosas, que con eso no se resuelve nada. Si se dan una vuelta por la facultad de construcciones de la UCLV, seguro estoy que alguien sale con algo diez veces mejor.

  21. Lo primero que debe interesar es releer el exergo del trabajo con la cita del presidente Díaz Canel en la clausura de la Conferencia de Trabajadores de la Cultura, y de manera muy particular aquella parte donde reclama “no anteponer el interés de enriquecimiento personal a la calidad y la política cultural de la Revolución”. Vale significarlo porque ese llamado de la más alta dirección del país no se hizo de gratis hace apenas unos días. En la esfera cultural (y en otras muchas también) se están dando fenómenos propiciatorios de corrupción, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, negociaciones “por la izquierda” y cohecho. Y por lo que cuenta la investigación, en este asunto del obelisco hay cosas que no huelen muy bien del todo, de manera que para todas las partes lo mejor que ha podido pasar es que el periódico las haya aireado públicamente para la oportuna recapitulación. Y que salte quien tenga que saltar, que se moleste quien la deba, pero que salga la más atinada de las decisiones del pensar colectivo, como era menester que se hiciera desde el principio. Una vez más, bien por nuestros periodistas de la prensa escrita. Sigan así. Con seguridad la gente futura agradecerá el que uds. hayan metido baza en este asunto que nos concierne a todos como cienfuegueros, bien sea para loar el que oportunamente se llamara la atención sobre una obra perecedera que en realidad haga honores a los 200 años de la ciudad, o en el peor de los casos, para recriminar a quienes prestaron oídos sordos al reclamo. Ojalá no sea para esto último.

  22. Magalys, creo que más oportuno no pudo ser este trabajo, pues es un tema de máxima relevancia para la provincia y se vierten criterios muy importantes a tener en cuenta de forma inmediata.
    En un trabajo anterior del “5” expresé mi criterio al respecto.

  23. Por favor, piensen, repiensen qué van a poner en la entrada de la ciudad, el objeto que nos identificará para bien o para mal. Ahora mismo estoy pensando en lo feísima que es la escultura de la india de Guanaroca, que tal parece un trabajo de clase de preescolar, aun cuando lo diseñara alguien tan renombrada como Rita Longa: ¿por qué Rita longa no hizo algo como lo que está en la aldea taína de Guamá? Ah no, lo resolvió todo fácil con la escultura espantosa que remata la rotonda (remata de remata y re-mata porque está matada dos veces), que para colmo, muchas veces hasta le falta el agua. Moraleja: el renombre de un escultor no garantiza que su obra sea la adecuada. Es el caso de la “Guanaroca”. Piensen, repiensen, quienes tienen que pensar y repensar en el polémico monumento para que este sea orgullo y no vergüenza de los cienfuegueros.

    • Alessa, en otro momento alguien hizo un comentario similar y le escribí. Parece que ya somos más los que pensamos similar, incluso lo expresamos, me uno a usted y esto fue lo que dije:
      (……………..), no sabe Ud. el peso que me ha quitado de encima, desde el 10 de julio de 1988 hasta hoy pensaba que yo era el único que consideraba que la escultura de la India en la rotonda frente al Chalet de Valle no era más que un amasijo de lata. En su momento, cuando se habló del proyecto, pensé que la escultura sería de una escultural india (bueno, yo no llegué a ver ninguna, solo tengo 57), según lo que hemos visto en las ilustraciones o tal y como hizo con la Aldea Taína, o con su bailarina. Evidentemente, la excepcional y prolifera Rita Longa estaba apurada, no era cienfueguera o no se sintió estimulada con la historia de vida y amor de la hermosa leyenda. ¡Qué decepción!

    • Alessa, respeto su criterio, pero ni siquiera me parecen dignas del privilegiado emplazamiento ninguna de las obras al estilo de la Aldea Taína en la Laguna del Tesoro. Si nos aferramos a la Longa, me decantaría únicamente por algo semejante al conjunto de la Fuente de las Antillas, en Las Tunas.

Dejar respuesta