El Maestro de “Guerrillero”

0
442

Ricardo Castillo Sotolongo no es solo un nuevo delegado directo al VIII Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), es un joven de apenas 21 años que desde hace mucho tiempo echó su suerte por la Revolución. En honor a la verdad, y sin menospreciar a los otro seis cienfuegueros que ostentan la misma condición, esperábamos el momento de esta elección en la primaria “Guerrillero Heroico”, su plantel de siempre.

“Estoy en esta escuela desde el 2001, es decir, este es mi tercer curso como maestro. Soy egresado de la primera graduación de la Escuela de Formación Emergente de Maestros Primarios, ubicada en el municipio de Palmira. Y quiso la suerte que comenzara a brindar mis aportes aquí, en ‘Guerrillero Heroico’, donde precisamente cursé desde el primero hasta el sexto grados, donde aprendí a leer y escribir, y donde los maestros que me dieron clases hoy forman parte junto a mí del claustro de profesores del centro”.

A pesar de incluirse entre los primeros escalafones del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Carlos Roloff y la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) provincial (centro donde ingresó al ocupar cargos dentro del secretariado de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), Ricardo decidió dejar a un lado los prometedores perfiles profesionales que bien hubiera podido seguir, para dar su paso desinteresado a favor de las necesidades de la obra revolucionaria.

¿Por qué la carrera de educador?

“Siempre me gustó estudiar y cuando concluí el preuniversitario y vencí las pruebas de ingreso, me decidí por maestro primario. Realmente tenía mucho que ver conmigo, pues en la familia hay varios profesores”.

¿Delegado al Congreso?

“Significa mucho y no solo el hecho de ser yo. Sin dudas es un orgullo para esta escuela contar con un delegado directo al Congreso de la UJC. Plantel por varios años Vanguardia Nacional, poseedor de la Bandera de Honor de la Unión de Jóvenes Comunistas, una trayectoria reconocida, una misma dirección por espacio de 24 años, un claustro constante y preparado, un Comité de Base entre los más destacados del municipio, en verdad se merecía este premio.

“Específicamente para mí es algo bien grande, porque representar a esta escuela y a los jóvenes educadores cienfuegueros en un cónclave tan importante constituye un preciado regalo, sobre todo porque conocemos que la Juventud es la que está guiando los programas de la Revolución y la Batalla de Ideas, a la vez que está al frente de la tercera revolución educacional, y ese es el sector que representaré en la magna cita.

“He tenido varias experiencias, ya que participé en congresos de Pioneros, la FEEM, el de la OCLAE en México, y conozco el ‘ambiente’ de un encuentro de tal magnitud. De tener la oportunidad, expresaré el sentir de los maestros emergentes, de los nuevos educadores en general; daré fe de los pasos de avance que se han dado para poder lograr el hombre más culto del mundo, y ratificaré que un mundo mejor sí es posible, siempre que se deje guiar por los caminos de la educación, la cultura, la recreación sana, y no por las guerras y el terrorismo”.

El otrora presidente provincial de la FEEM y hoy miembro del Buró Municipal de la UJC y de su Comité Provincial, expresa sus criterios acerca de las transformaciones en el sector educacional.

“Soy seguidor de la educación por tradición familiar y es cierto que, como señaló Fidel en su momento, veníamos ejerciendo un método algo arcaico, el cual producía logros, pero no los que necesitaba una Revolución con más de 40 años de iniciada. Los actuales estilos de trabajo son de los más experimentados; tienen respuesta rápida y se palpan los frutos de manera inmediata. Con el instrumento audiovisual las clases han ganado en motivación, el apoyo a la docencia es tremendo. Un niño nunca ha ido a la Ciénaga de Zapata ni a las Cataratas del Niágara, y mucho menos conoce las siete maravillas del mundo, pero a través de un vídeo se convierte en visitante, en protagonista de esos lugares. Por otra parte, a través de la computación descubre terrenos inimaginables, va de la mano de artistas y personajes famosos, en fin, abre un diapasón increíble a favor de la cultura general integral de los educandos”.

¿Prefieres a los niños?

“Trabajar con niños de la enseñanza primaria es una cosa muy bonita, porque el aprendizaje es de ambas partes. Es increíble lo que ellos son capaces de enseñarte. A la postre te aportan el modo y el estilo de cómo tratarlos, algo que no se estudia en los libros, al margen de la Psicología y la Pedagogía. Se trata del tratamiento diferenciado con cada pequeño, cómo ayudarlo, cómo contribuir a su crecimiento (pues eres parte importante de su familia). Su sonrisa en cada mañana, los buenos días, y hasta una flor para el maestro, son experiencias imposibles de olvidar. No obstante, estoy dispuesto a trabajar en cualquier tipo de enseñanza; lo que verdaderamente me gusta es enseñar. Adoro mi labor actual, pero si la necesidad exige mi presencia en otros lugares, allí estaré”.

¿Algún reclamo especial en el Congreso?

“Me dirigiría a exigir aún más el perfeccionamiento de los programas de la Revolución, y específicamente los referidos a la Educación; perfeccionar la formación de los maestros emergentes y los profesores generales integrales; ir en busca de una mayor integralidad en estas aristas, para poder lograr que sea el educador un evangelio vivo dentro de la sociedad”.

Y así se despidió el muchacho que actualmente cursa el tercer año de la Licenciatura en Enseñanza Primaria, haciendo correr a nuestro fotógrafo porque “los niños hoy también tienen que aprender”. Lo dejamos entre sus pupilos, que ávidos buscaban la cámara, de seguro para quedar reflejados por siempre junto al “Maestro de Guerrillero”.

Dejar respuesta