El Fidel que me inspira

1
843
Manuel Varela Pérez / Foto: Ismary Barcia
Manuel Varela Pérez / Foto: Ismary Barcia

Manuel Varela P√©rez comparti√≥ con Fidel la militancia de la Juventud del Partido Ortodoxo. Coincidieron, el primero representando a la entonces provincia de Las Villas, el segundo, delegado por la Habana. Despu√©s este cienfueguero ser√≠a orador en el acto de 1950 con que los estudiantes del Instituto de Segunda Ense√Īanza reclamar√≠an la liberaci√≥n del l√≠der preso, durante su primera visita a la ciudad.

La Revoluci√≥n dio la oportunidad a Varela de ser maestro durante cuatro d√©cadas, y durante una buena parte de este tiempo lo acompa√Ī√≥ en las aulas una foto de Fidel, que a sus 80 a√Īos a√ļn le inspira en largas jornadas como reportero de Radio Progreso.

1 Comentario

  1. Los cienfuegueros somos privilegiados: conocimos a Fidel primero que otros pueblos. El 12 de noviembre de 1950 vino a ayudar como l√≠der de la FEU, con su inteligencia y fuerza, a los que entonces √©ramos estudiantes secundarios en la huelga que sosten√≠amos contra el gobierno corrupto de los Pr√≠o. Aqui fue detenido por la Polic√≠a que lo envi√≥ al Tribunal de Urgencia de la Audiencia de Las Villas y en el juicio que se le celebr√≥ el 14 de diciembre de 1950 hizo su primera auto-defensa. Lo tuvimos en visita especial, el 6 de enero de 1959 apart√°ndose de la Carretera Central en el recorrido de la Caravana de la Libertad, para “venir a rendir tributo a los m√°rtires del 5 de septiembre (de 1957) y saludar al heroico pueblo de Cienfuegos”. En lo personal, como periodista lo encontramos tres veces en sus chequeos a la construcci√≥n del Plan Escambray entre 1969 y 1971, cuando escribiamos un libro al respecto, y dos veces en la Ci√©naga de Zapata, entonces territorio sure√Īo, cuando report√°bamos, en los a√Īos 80, los hechos hist√≥ricos de Playa Gir√≥n, y nos concedi√≥ entrevistas o sencillamente conversamos. E innumerables veces cuando visitaba Cienfuegos para controlar la edificaci√≥n de la Central Electronuclear, de la Refiner√≠a de Petr√≥leo, el Hospital Provincial, primero de su tipo en Cuba, u otras decenas de obras de la industrializaci√≥n y los servicios. S√≠, los cienfuegueros somos privilegiados y continuaremos su ejemplo de lucha y resistencia, sus concepciones de Revoluci√≥n. Ser contempor√°neos suyos nos alivia de no haber conocido a Jos√© Mart√≠. Ahora descansar√°n juntos se√Īal√°ndonos el futuro que gracias a ellos pertenece a las nuevas generaciones cubanas y latinoamericanas.

Dejar respuesta