Desde un blog, la cultura de nuestra historia

0
1080
El docente cienfueguero junto a alumnas del IPU Félix Edén Aguada, quienes consultan su reconocida página personal, única de su género aquí. /Foto: Julio Martínez

El máster Rodolfo García Castillo es una verdadera institución cienfueguera en la enseñanza de la Historia de Cuba, especialidad que imparte desde 1970. Los buenos resultados docentes del Premio Especial del Ministerio de Educación en el nivel preuniversitario han sido objeto de encomio del sector.

Afirman sus alumnos del Instituto Preuniversitario Urbano Félix Edén Aguada que asistir a una de sus clases es para ellos un deleite, por el afán propositivo del docente de transmitirles la pasión por la historia de la Patria, desde el lienzo de lo macro y también desde el detalle en apariencia menor de la anécdota, el relato descriptivo de sucesos vistos desde un prisma casi fílmico.

Pese a ser un profesor sexagenario, él fue uno de los primeros en acoger aquí, con verdadero fervor, la llegada y desarrollo de las tecnologías aplicadas en la educación. “Me atrajo desde el principio y entonces quise llevar la experiencia de la clase al universo digital”, refiere a 5 de Septiembre.

Este educador, además de participar en 2014 y en representación del Ministerio de Educación en el proyecto internacional La escuela que queremos, y de vincularse de forma entusiasta a nuestros portales educativos, creó el blog que lleva por título: El maestro cienfueguero: aproximación a la historia y la pedagogía cubanas.
Es el único profesor de la especialidad que en la provincia posee un blog de su tipo.

“Cuanto trato a través de esta vía digital es favorecer la socialización de mi experiencia de décadas para el fortalecimiento del conocimiento de la historia de Cuba por parte de los educandos: de Cienfuegos y de cualquier sitio de nuestro país, porque eso está abierto en Internet y en Cubava para todo el mundo”, afirma.

“Oriento a los alumnos a que hagan tareas o trabajos complementarios por un blog en el cual no solo cuelgo artículos históricos, (y sobre figuras como Fidel, Villena y muchos otros), sino, además, textos de respuesta y posicionamiento político con los principios claros de independencia y soberanía que marcaron nuestra causa, desde Céspedes hasta Fidel y Raúl”, dice.

“Pero —complementa— la mayor parte de los materiales guarda relación con curiosidades poco repasadas de nuestro pasado, destellos chispeantes que no suelen aparecer en los materiales docentes y que ubico a disposición de los muchachos para que lean, se interesen, indaguen con un interés cultural e histórico”.

De manera que puede decirse que el blog es una complementación del libro de texto que, además de reafirmar lo planteado en sus páginas, abre otros cauces de aproximación a hechos magnos de nuestro pasado, al valerse de la intrahistoria y hasta de la historia de la historia.

En dicho rastreo, ineludiblemente, el profesor concede especial importancia (la que amerita) a realzar los valores que nos hicieron grandes como nación; a refrendar y demostrar con ejemplos las virtudes morales del cubano desde la manigua redentora hasta hoy.

Su blog es un ejemplo de cómo incitar el interés por el pretérito patrio, en tanto resorte esencial para entender el presente. Las miles de visitas que posee dan muestras de cuánta atracción concita tal acercamiento a la historia, signado por un desenfado y una heterodoxia formal que para nada riñen con la transmisión del más fecundo mensaje de comprender, amar y respetar a la Patria.

Dejar respuesta