Todos juntos podemos; todos juntos venceremos

Apenas las condiciones del tiempo lo permitieron, ya se cuantifican las afectaciones de Eta, pero mejor aún, otra tormenta de hombres y mujeres afrontan el nuevo reto para convertir el momento en victoria.

Desplegados en el terreno están nuestros principales dirigentes del gobierno, hurgando, diagnosticando, buscando las mejores soluciones, interactuando con el pueblo, en las comunidades, en aquellos sitios económicos donde será necesario levantar desde cero algunas cosas, y rehabilitar otras para mejor.

Díaz-Canel en Villa Clara; nuestro Primer Ministro en Ciego de Ávila; y el vicepresidente en la parte oriental. El gobierno, en su máxima instancia, desplegada en cada sitio donde Eta golpeó, no solo para ver, sino además para apoyar y ganarle tiempo al tiempo.

Las aguas dejadas por el fenómeno meteorológico se escurren hacia el manto freático gradualmente, pero más fuerte que ese escurrimiento es la convocatoria a recuperar todo lo que sea posible y sobreponernos a la furia de la naturaleza.

Es un principio de la Revolución, de unidad, de aunar inteligencias y esfuerzos, de fundir propósitos, de evaluar cómo se puede ayudar y de escuchar propuestas para mejorar o resolver las dificultades nuevas. Todos juntos podemos, todos juntos venceremos, es una filosofía que deviene prédica de nuestro gobierno.

La agricultura está en el punto de mira. Es ahí donde las lluvias dejaron la huella de su saña. Se trata de afectaciones en la producción de alimentos, un rubro clave como parte de la estrategia económica y social del país, base de la sostenibilidad de los programas de autoabastecimiento local en cada municipio.

Todos juntos podemos

El plátano, el arroz, el café, los cultivos varios en general, el tabaco como rubro exportable convocan una estrategia para su recuperación, lo mismo que la campaña de siembra de frío actualmente en desarrollo, y que ahora mismo se encuentra paralizada en muchos de los territorios afectados por las recientes intensas lluvias.

Nadie esperó indicaciones ¨Están donde tienen que estar, están donde tienen que ir¨, escribió mi colega Minoska Cadalso al referirse al recorrido de los principales dirigentes villaclareños por las zonas montañosas más impactadas.

En cada uno de los territorios, los Consejos de Defensa actuaron rápido para minimizar daños, y llegar hasta el más recóndito rincón donde hubo daños más serios, no solo en la agricultura sino también en la interrupción de vías de comunicación, afectaciones en las viviendas o problemas con la electricidad.

Nada es fruto de la improvisación. Los sistemas de alerta temprana siguen siendo insustituibles herramientas para la actuación anticipada. Lo primero es la preservación de las vidas humanas, también de los recursos materiales; cada fenómeno climatológico que inevitablemente pasa por Cuba deja enseñanzas, es un entrenamiento en tiempo real.

Esas son nuestras fortalezas, el ¨todos para uno y uno para todos¨. Por eso hemos podido vencer adversidades naturales, enfrentar la COVID-19, y resistir el bloqueo de más de sesenta años.

Nuestros dirigentes están en el terreno. Esta nueva batalla también la vamos a ganar.

(Tomado de Radio Rebelde)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir