Consigue proyecto de arqueología mayor hallazgo en Cienfuegos

1
1002
Cómo vivieron los cienfuegueros dos centurias atrás, revela el hallazgo más reciente de la Oficina Monumentos y Sitios Históricos- Centro Provincial de Patrimonio Cultural./Foto: Ismary Barcia Leyva

Cómo vivían, cómo se alimentaban y curaban los cienfuegueros que vivieron dos siglos atrás, cuáles eran sus gustos y poder adquisitivo, puede confirmarse con un reciente hallazgo de arqueología colonial en el centro histórico urbano de Cienfuegos.

Lester Puntonet Toledo, Especialista de la Oficina Monumentos y Sitios Históricos, del Centro Provincial de Patrimonio Cultural buscó entre la basura utilizada como relleno en construcciones del siglo XIX. Restos de loza, huesos, vidrios, frascos, surgieron del hoyo abierto para una cisterna, -en una céntrica casa de la calle San Carlos, a unos doscientos metros del centro fundacional-, revelando cómo vivieron los cienfuegueros dos centurias atrás.

Es la primera vez que en Cienfuegos se encuentra una botija de barro tan completa, en un contexto arqueológico./Foto: Ismary Barcia Leyva

“Es impresionante la cantidad de marquillas aparecidas en un solo inmueble. Una en particular nos ha dado mucha felicidad, de una compañía importadora cienfueguera que aparece por segunda vez en los contextos arqueológicos”, enfatiza el experto.

“Lo que se puede considerar novedoso es la marquilla de la compañía importadora Font y Cía, que son muy escasas. Es la segunda vez que podemos verla”, agrega Puntonet.

El lote es el más numerosos y diverso acopiado hasta el momento e incluye una botija de barro en perfecto estado de conservación: “Esta es la primera vez que en la ciudad, en la provincia, aparece una vasija tan completa, – en un contexto arqueológico-, en este caso importadas con aceite desde Europa”, confirma el especialista.

Desde hace diez años inició su proyecto La historia bajo nuestros pies, socializando la arqueología entre albañiles y familias que emprenden obras de reconstrucción en edificios públicos y viviendas.

Como resultado, más de cincuenta familias han reportado hallazgos al Consejo Provincial de Patrimonio Cultural. Este es, por su variedad y el volumen de las piezas, el mayor descubrimiento de la época colonial en el centro histórico.

“Lo más interesante es el amor que tuvieron en la casa para conservar todo el material, y nos entregaron todo el valioso material sin pedir nada a cambio, subraya Puntonet.

Este es el lote número 53, logrado como resultado del proyecto de socialización, que ha logrado el aporte de los cienfuegueros al conocimiento de la historia del período colonial.

Actuales trabajos en el Paseo del Prado, y otros iniciados a propósitos de las obras por el bicentenario de la ciudad, pudieran revelar detalles de la vida citadina hace dos centurias.

1 Comentario

Dejar respuesta