¿Cómo ahorramos millones?

Convivimos con fenómenos que no entendemos, pero aceptamos. Con el tiempo, la aceptación deviene legitimación, hasta el punto de olvidar lo que considerábamos erróneo en primer lugar, y dejamos de lado la polémica. A pesar de sus 57 años, Octavio Nodarse Moya se ha resistido, mientras intenta mejorar su realidad, la suya inmediata o la de toda una nación. Octavio pertenece al bando de los inconformes.

La publicación por este medio de prensa del reportaje Las motorinas que se salieron del carril lo animó a llegarse hasta la Redacción del “5” y compartir su propuesta, la cual (según sus cálculos) significaría el ahorro de más de un millón y medio de litros de gasolina para el país, en momentos donde ahorro y eficiencia energética casi constituyen términos de seguridad nacional.

Las motorinas que se salieron del carril

El ingeniero termoenergético parte de situaciones cotidianas, como las dificultades en el transporte público, el déficit de combustible y la circulación de motos ineficientes con más de 30 años de explotación.

El Ing. Octavio Nodarse Moya no aspira a títulos o reconocimientos, se contenta con ser escuchado./Foto: Efraín Cedeño

“El Estado cubano ha tomado una serie de medidas como la adquisición de motos eficientes, la instalación de GPS para evitar que se desvíe la gasolina o el petróleo, la remotorización de vehículos antiguos, en fin. Sin embargo, los particulares también pueden contribuir en ese proceso”, explica Nodarse Moya.

AVALADO POR LA LEY

En su opinión, una oportunidad radica en transformar las leyes aduanales y permitir la importación de ciclomotores para sustituir aquellos de fabricación soviética, con beneficios en varios ámbitos sociales y económicos de la Isla.

“Si yo tengo una Verjovina o un Karpaty, y un amigo, un familiar o un vecino me trae una moto eficiente, de cuatro tiempos, entonces en Tránsito (vialidad) le doy baja a la mía y alta a la nueva. Dicha prohibición cumplió su objetivo en el momento, para no incrementar el consumo de combustible o la contaminación, en una época donde el transporte público tenía mejores condiciones”, argumenta el ingeniero.

Refiere Octavio la legislación que regula la importación de vehículos de combustión interna por personas naturales. En 1979, el Decreto Ley 40 autorizaba solo a refugiados y asilados políticos, o a técnicos, firmas comerciales, organizaciones, agencias, periodistas extranjeros y miembros permanentes del servicio exterior de la República.

Aunque hace menos de diez años, y por un corto período de tiempo, dicho proceso se flexibilizó bajo determinadas circunstancias, el Decreto Ley 320 del 2013 deja claro que solamente las personas jurídicas cubanas tendrán esa prerrogativa y nuevamente da la posibilidad a misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales acreditados en Cuba.

LA ECUACIÓN

“Antes de la desaparición del campo socialista, el país importó una cantidad de motos Riga, Verjovina, Karpaty, etc., comenta Nodarse Moya. Se le vendieron a los trabajadores de acuerdo a sus méritos. Esas son las que circulan hoy; de hecho, si alguien quiere adquirir un motociclo, resultan la única opción.

“Son vehículos de dos tiempos y recorren 30 kilómetros (km) por litro (L). Si las comparamos con las Suzuki, hay una diferencia de 20 km/L; por mencionar una marca, pues existen otras con características similares. Es decir, para recorrer 50 km, una Karpaty gasta 1,6 litros y una Suzuki solo 1; se ahorra 0,6 L por cada 50 km”.

Foto: Internet

Para el resto de las variables, el ingeniero resulta conservador y deja así un margen de error en los cálculos. De acuerdo con su ecuación, propone la cifra de mil motos soviéticas por provincia (para él el número es superior), solo incluye en sus cálculos a once de las quince provincias, un total de once meses, 24 días por cada mes y un recorrido de 50 kilómetros diarios. El resultado sería el siguiente: 1 000 (motos por provincia en sustitución de las soviéticas) x 11 (provincias) x 11 (meses) x 24 (días por cada mes) x 0,6 (litros de gasolina que se ahorran cada 50 km).

Aunque a su investigación pudiera faltarle rigor científico y datos estadísticos más certeros en relación con las cantidades (de vehículos y de kilómetros transitados por día), la cifra no resulta despreciable: 1 millón 742 mil 400 litros de gasolina a ahorrar en un año. Siempre partiendo de la hipótesis de que personas naturales correrían con los gastos propios de la compra e importación, sin ocasionar ningún daño a la economía estatal. Además, no se incrementaría el número de vehículos, pues la clave radica en la sustitución.

“Este encabezado parece magia (‘Cómo poder ahorrar más de un millón y medio de litros de gasolina sin gastar un centavo por el Estado’), pero no hay tal magia. Yo consulté con varios especialistas, profesores universitarios, mecánicos y hasta los propios motoristas para recopilar información”, añade el entrevistado.

En el informe de su investigación, el autor enumera más de una decena de ventajas, entre ellas: menor contaminación química y sonora, la no fabricación de “Verjozuki” o “Karpazuki”, como se les conoce vulgarmente, estímulo a internacionalistas, más capacidades disponibles en la transportación intermunicipal e interprovincial y hasta evitaría el desvío de recursos estatales.

El Ing. Octavio Nodarse Moya no aspira a títulos o reconocimientos, se contenta con ser escuchado, con el simple hecho de que se analice la factibilidad o no de su propuesta, pues más de uno intentó silenciarlo con mentalidad provinciana y una frase lapidaria: “Es una política nacional”.

Quizás, no lo dudo, existen explicaciones lógicas que anularían el análisis de Octavio. Quizás, ¿quién sabe?, le agradeceremos mañana el ahorro de millones.

Para recorrer 50 km, una Karpaty gasta 1,6 litros y una Suzuki solo 1; se ahorra 0,6 L por cada 50 km./Foto: Internet
Rosa M. Díaz Hernández

Rosa M. Díaz Hernández

Lic. Periodismo Graduada de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas 2012

7 Comentarios en “¿Cómo ahorramos millones?

  • Avatar
    el 23 octubre, 2017 a las 12:02 pm
    Permalink

    argumentando lo dicho por el ingeniero, tambien se podria mejorar fabricando baterias para la motorinas y seguro que muchos que tienen gasolina lo cambiarian, logico con un precio que sea asequible al los trabajadores cubanos.

    Respuesta
  • Avatar
    el 3 octubre, 2017 a las 9:06 am
    Permalink

    ufffffffff,octavio usted en otro país no tuviera ni un sisuki,usted tuviera un Ferrari o un lamgborgini,es que los ingenieros (personas inteligentes al fin) son para eso para aportar soluciones a problemas y que mas que con ese estudio que usted ha hecho pueda ayudar al ahorro de este país que tanto lo necesita, como usted hay mas ingenieros dispuestos a ingeniarnolas para dar soluciones optimas y eficientes,pero mientras un carretillero,un cochero, un negociante o un administrador de comercio, tenga mas que nosotros, esto no va a salir adelante, no hay un incentivo, estamos despretigiados, felicidades por su análisis y su estudio.

    Respuesta
  • Avatar
    el 2 octubre, 2017 a las 8:13 pm
    Permalink

    Que exelente articulo, el mundo esta lleno de vehiculos de mucha eficiencia, bajo consumo de combustible y bajo impacto de contaminacion ambiental, nosotros seguimos con la prohibicion absurda de la importacion de vehiculos de combustion o electricos, es hora de cambiar todo ese parque privado de carros con motores diesel alterados, con motores de gasolinas ineficientes, desde luego no llenar la isla de camionetas enormes y carros ineficientes, hay que darle entrada a nuevos vehiculos para que el pueblo en general tenga acceso a ellos, a nuevas motos, de alguna manera hacerle la vida mas llevadera al pueblo, a los profesionales, a los trabajadores es hora de agarrar el toro por los tarros y darle luz a ese asunto y mandar a pastar a los pobres caballos de los carretones que tan mal aspecto de subdesarrollo dan a nuestro pais y generan suciedad y malos olores en la ciudad, hay ejemplos de como hacerlo, no somos la unica isla en el Caribe, ni en el mundo,

    Respuesta
  • Rosa M. Díaz Hernández
    el 29 septiembre, 2017 a las 10:52 am
    Permalink

    Muchas gracias por comentar. Claro que sería muy provechoso extender la misma propuesta para todos los vehículos en general. Solo que en este caso, el entrevistado decidió ceñirse a las motos, quizás porque sería más sencillo para una persona (por los costos o por las cargas) importar este vehículo en específico y no un carro, que puede dificultarse más. Él siempre parte del hecho de que si el Estado invierte para ahorrar combustible, los ciudadanos también pueden realizar su aporte en ese sentido, sin que esto implique ningún gasto adicional al país.

    Respuesta
  • Avatar
    el 29 septiembre, 2017 a las 9:53 am
    Permalink

    Buen artículo, con valentía de proponer soluciones a problemas reales que de un plumaso se pudieran hacer, como militante del PCC considero que debe escucharse propuestas como estas que a la corta o la larga solo benefician al País, también considero que los funcionarios encargados de estos temas deben leer este tipo de artículos y por lo menos dar una opinion que concuerde con lo planteado o que refute con algún argumento sólido por que propuestas como estas no se llevan a vías de hecho rápidamente. El proceso de remotorizar un motor obsoleto como los que se dice en el artículo a transitado en nuetro país por muchas dificultades e intereses de personas que lucran con todo ese proceso, lejos de prohibir se debe controlar, los Cienfuegueros no tenemos una vía sencilla para lograr remotorizar un Karpaty pues en estos momentos solo se puede comprar unidades en las agencias SASA de Villa Clara. Considero que cada persona debe luchar por mitigar lo que le afecta y de la capacidad de nuestros dirigentes de hacer la voluntad popular estará el éxito de los cambios que nos hemos propuesto para bien de nuestro país.

    Respuesta
  • Avatar
    el 28 septiembre, 2017 a las 8:56 pm
    Permalink

    Estimado Octavio Nodarse Moya: Mis felicitaciones !!! Un simple cálculo de bodeguero echa a la basura muchas de las leyes y circulares del Ministerio del Transporte. Este Ministerio más que controlar y producir resultados exitosos en la transportación de Cuba lo que hace es gastar. Quiere agregar a la ecuación la gasolina que gasta ese Ministerio para no resolver nada? Le invito a que realice ese cálculo, sólo que ya no será de bodeguero, será una ecuación tan compleja como las vistas en la Mecánica Cuántica..jajaja
    Saludos

    Respuesta
  • Avatar
    el 28 septiembre, 2017 a las 7:12 pm
    Permalink

    Sería mucho mejor, Ing. Octavio Nodarse Moya, no solo limitar su excelente propuesta a dichos vehículos de dos ruedas, sino a todos los vehículos de propósito general. En Cuba existen miles y miles de autos que pertenecen a empresas y organismos estatales (sí, esos que más que cumplir con su objetivo, sirven para resolver problemas personales…) que deberían ser cambiados por otros más actuales y eficientes y así se ahorrarían millones de litros de combustible también.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir