Circuito Sur en Verano: por opciones más económicas y atractivas
vie. Nov 22nd, 2019

Circuito Sur en Verano: por opciones más económicas y atractivas

Con 43 años de fundado, el Hotel Pasacaballo dispone de ofertas atractivas para el mercado nacional y extranjero. / Foto: Juan Carlos Dorado

Con 43 años de fundado, el Hotel Pasacaballo dispone de ofertas atractivas para el mercado nacional y extranjero. / Foto: Juan Carlos Dorado

Desde el quinto piso del hotel Pasacaballos se revela una de las vistas más paradisíacas de Cienfuegos: la bahía de por medio, la Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, y a sus pies, desparramadas, las pintorescas comunidades del Castillo y El Perché. Es de esas fotos exuberantes que se amontonan a lo largo de todo el Circuito Sur del territorio, aún con la deuda de envolver en su magia a los cienfuegueros.

Acercar a la población cada una de las ofertas diseñadas por las instalaciones turísticas y recreativas que se localizan en esta atractiva área geográfica, figura entre los retos que asoman en el actual escenario económico del país, ahora con mayor cantidad de dinero circulante en el mercado interno, tras el incremento salarial a los trabajadores del sistema presupuestado.

La cadena hotelera Islazul busca adecuarse a las nuevas circunstancias. Hoy su hotel Pasacaballos tiene un nivel de ocupación cercano al 85 por ciento, con un gran número de turistas nacionales. Otro tanto sucede en Villa Yaguanabo —en la carretera hacia la ciudad de Trinidad—, donde si bien es mayor el hospedaje de visitantes extranjeros, en la etapa estival concurren a su playa cientos de vacacionistas cubanos, especialmente del municipio montañoso de Cumanayagua.

La Villa Yaguanabo constituye uno de los lugares preferidos por el turismo internacional, aunque a su playa concurren cientos de vacacionistas cubanos. /Foto: Juan Carlos Dorado
La Villa Yaguanabo constituye uno de los lugares preferidos por el turismo internacional, aunque a su playa concurren cientos de vacacionistas cubanos. /Foto: Juan Carlos Dorado

Esos espacios demandan una optimización de sus servicios (algunos afectados por la obsolescencia del sistema de climatización y problemas con el llenado de las piscinas), así como una propuesta de opciones mucho más económica y sugestiva para los potenciales consumidores del archipiélago. En el principal balneario de Cienfuegos, Rancho Luna, se perciben los primeros intentos desde la gestión gastronómica.

Además de los 50 puestos de venta instalados en toda la playa —la mayoría trabajadores por cuenta propia—, de manera ambulante se comercializan pizzas, refrescos, pollo frito y pescado, con el objetivo de aproximar las ofertas a los cerca de 30 mil bañistas que recibe este lugar cada fin semana, luego de la apertura del verano. El impacto de esta iniciativa redunda en una recaudación superior a los 200 mil pesos CUP, sobre todo en las jornadas de sábado y domingo.

Los hoteles Rancho Luna y Faro Luna, pertenecientes a Gran Caribe, tampoco quieren quedarse atrás. El primero clasifica como el único “hotel todo incluido” de la provincia y alrededor del 75 por ciento de sus clientes corresponden al turismo nacional; el resto son del mercado canadiense. En Faro Luna, por su parte, la opción más requerida por los cubanos sigue siendo la llamada “oferta pernil”, a un costo de 70 pesos convertibles por 10 personas, con cerdo incluido, 24 líquidos, almuerzo y acceso a los servicios de la instalación durante un día.

Rancho Luna es el único “hotel todo incluido” de Cienfuegos y hoy la mayoría de sus clientes son nacionales. / Foto: Juan Carlos Dorado
Rancho Luna es el único “hotel todo incluido” de Cienfuegos y hoy la mayoría de sus clientes son nacionales. / Foto: Juan Carlos Dorado

En la base de campismo Playa El Inglés y la Villa Internacional Guajimico, son igual de tentadoras las opciones para el esparcimiento. Playa El Inglés, por ejemplo, dispone de 24 cabañas y ya tiene vendidas todas sus capacidades hasta el mes de octubre. Guajimico, en tanto, es un verdadero paraíso al sur de Cuba, resguardado por las montañas y con uno de los fondos marinos más éxóticos de América Central. Durante 2019, este lugar ha recibido alrededor de 4 mil visitantes nacionales, solo superado por el arribo de turistas franceses. El sendero “Cueva Grande”-“Cueva La Virgen” deviene uno de sus mayores encantos, por la riqueza natural que se conserva para el deleite de los turistas.

No obstante, todavía los precios del alojamiento en varias de estas instalaciones hoteleras permanecen lejos del poder adquisitivo de los trabajadores. Los más baratos oscilan entre 25 y 35 CUC, pero en algunos casos el monto a derogar alcanza casi los 60 CUC. Otra limitante es la transportación, lo cual dificulta la afluencia de los cienfuegueros a tales sitios, toda vez que los recursos se concentran hacia el complejo Rancho Luna y no así a los demás parajes.

En este contexto, el Delfinario se consolida como la principal oferta extrahotelera para los vacacionistas de Cienfuegos. En la actual temporada de verano registra diariamente la visita de unas 700 personas, un centenar de ellas atraídas por el popular parque inflable. La instalación es un referente dentro del Circuito Sur, una zona geográfica que pudiera explotarse mejor para el disfrute de la familia, con propuestas de senderimo y excursiones, de modo que la belleza de sus paisajes se multiplique en numerosas fotografías.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share