Cienfuegos por definirse en Copa Antillana de Acero de béisbol

4
638
Las representaciones de Cienfuegos suman varias participaciones en la Copa Antillana de Acero. /Foto: Aslam Castellón

Tradicional antesala de los clásicos criollos, la Copa Antillana de Acero, organizada por la Empresa Siderúrgica José Martí del Cotorro capitalino, tiene fecha de inicio para el domingo 16 de julio. Ocho equipos tomarán parte de la justa, seis de ellos involucrados en el ya cercana 57 Serie Nacional de Béisbol, entre los cuales figurará la representación de Cienfuegos.

Los de casa se incluyen en la llave A del torneo, junto a Industriales, la Isla de la Juventud y los organizadores; mientras por la B concursarán Artemisa, Pinar del Río, Mayabeque y la novena del Cotorro. Los tres primeros por cada grupo avanzarán a un sistema de todos contra todos en busca de los cuatro semifinalistas. Los vencedores entre estos discutirán el oro el domingo 23.

Los verdinegros, con dos títulos en ediciones previas de la lid, asistirán en esta ocasión con 25 jugadores. Al decir de Jesús Gómez, el manager del team sureño, “iremos con los regulares, a quienes acompañarán varios atletas de cambio, los que más juego necesitan. Nuestra intención consiste en ver a estos últimos de cara a definir titularidades en ciertas posiciones, sobre todo en el infield y los jardines”.

Gómez explica además que ya la Perla del Sur tiene casi conformada su nómina para el venidero 6 de agosto – la cual anunciará el próximo 19 de julio- pues redujo a 41 integrantes su preselección (recordemos que son 32 titulares y ocho de reserva, 40 en total). “Por ahora nos enfocamos en ajustar el team work y, puesto que tampoco han sido muchos los topes preparatorios, la ‘Antillana’ nos serviría de fogueo. A su vez, los equipos a enfrentar allí también participarán en la Serie y serán un buen medidor”.

Según trascendió, cuatro instalaciones fungirán como sede a la Copa: el Estadio Iberoamericano, en Santa María del Rosario; el Regino O’Farril, de Cuatro Caminos; el de la ‘Antillana’, en la propia industria y el Santiago “Changa” Mederos, de la Ciudad Deportiva.

4 Comentarios

    • Según la versión oficial de los directivos del equipo, tres de los lanzadores dieron positivo con zika y, puesto que llevaron apenas una veintena de jugadores al torneo, no tenían el bullpen necesario para terminar los choques previstos. Esta situación los obligó a retirarse del evento

  1. Y por fin Pavel Quesada juega o no juega?
    Parece que la tercera base tiene un lugar predilecto en la Lista Negra, lo digo por lo de Michel Enriquez.
    Claro, puede que yo me equivoque. Siempre vi a Michel (como veterano de altísima calidad que es) jugando todavía un poco y mas adelante, dirigiendo equipos pineros, como jugador inteligente y de gran experiencia. Ahora ya veo que pasa a ser un ciudadano de a pie por un supuesto pecado que nadie entiende. Me equivoqué.

    No voy a presumir de cronologista, pero casi me atrevo a afirmar que el inicio del derrumbe comenzó con el conflicto del INDER con Urquiola. Burócratas enfrentados a un fenómeno que no tiene solución: la fuga de atletas seducidos por los millones y el hecho de jugar en a MLB, comienzan a crear leyes y regulaciones internas, y a desconocer los valores y la historia de muchos peloteros, Glorias de Cuba, de cualquier fecha en los últimos 30 o 40 años. Aquel Urquiola, éste Michel, Pavel y muchos más, se ven forzados a decisiones drásticas en sus vidas.
    Pavel no fué un super-estrella en aquel equipo Cienfuegos de Pito Abreu, Arruebarruena y el resto, pero era un buen pelotero. Guapo al bate y la defensa e indudablemente podía seguir desarrollándose.
    Eligió otros caminos, los probó y no pudo (o no supo) encontrar el éxito. Ahora quiere volver a su equipo. Eso podía haber sido aprovechado de manera favorable aceptándolo y usándolo como ejemplo para otros jóvenes que están ahora oyendo cantar las sirenas como él las oyó. Pero importa más a los burócratas seguir haciéndose los duros y sosteniendo una parafernaliia de reglitas y regulaciones absurdas que inevitablemente un día mas o menos cercano, van a desaparecer.

    • En cuanto al antesalista Pável Quesada, los argumentos igual vuelven sobre el estatus migratorio pues, como su primo, está inmerso en un proceso de repatriación. El muchacho regresó al país después de los 24 meses establecidos por la ley vigente y el trámite para poner en orden sus papeles puede durar entre uno y 180 días. Durante las semanas previas contó con un permiso especial del INDER de casa para entrenar con la preselección verdinegra y así, de solucionarse con inmediatez el tema, tenerlo en forma ante el llamado. Sin embargo, no quedó resuelto antes de este 19 de julio, cuando se divulgó formalmente la selección, y sobra mencionar que estas gestiones quedan fuera del alcance de los directivos del deporte local.

      Al decir del comisionado Liván Angarica, “conversamos al respecto con la Dirección Nacional y nos dan la posibilidad de solucionarlo antes del 31 de julio”. De llegar los papeles después de ese límite, son muy pocas las posibilidades de inclusión para ambos en la novena sureña. Según trascendió en la reunión, a partir de entonces se hará oficial el libro con los rosters del evento, entrarán en vigencia los contratos y al parecer —al menos en este particular— no habrá lugar para cambios y probablemente deban permanecer fuera de los terrenos hasta el año próximo. De forma tajante y conclusiva respondió a los cuestionamientos de la prensa el comisionado nacional Yosvany Aragón:

      “No es culpa de nadie aquí (…) Aquí lo que no se puede es violentar nada, por él o por el que venga (…) Vamos a esperar a que resuelva su problema; él salió hace dos o tres años y la pelota en Cuba, la pelota en Cienfuegos, siguió (…) Ni para nosotros ni para ellos (dijo refiriéndose al equipo local) representa ningún problema: si se puede incluir se incluye, si no, ya tendrán su estrategia al respecto”. Fin de la cita.

Dejar respuesta