Chequea viceprimer ministro objetivos económicos en Cienfuegos

A aprovechar mejor los beneficios de la Tarea Ordenamiento en los sistemas de pago vinculados a los resultados productivos, y que cada obrero agrícola sepa bien cuanto puede ganar según su aporte, exhortó el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca en el intercambio con trabajadores y directivos de la Empresa Agropecuaria Horquita y la Unidad Empresarial de Base Juraguá, durante un recorrido por la provincia de Cienfuegos.

El periplo inició por el centro de beneficio y procesamiento de yuca y subproductos, proyecto de la Cooperativa de Créditos y Servicios Antonio Maceo. Aquí, el miembro del Comité Central, conoció de las perspectiva de esta planta, capaz de producir una tonelada diaria de harina de la también llamada mandioca para consumo humano, además de subproductos destinados a la alimentación animal.

En compañía de Maridé Fernández López, primera secretaria del Partido en la Provincia, Alexandre Corona Quintero, gobernador de Cienfuegos, y las máximas autoridades del municipio de Abreus, Tapia Fonseca recorrió áreas del mayor polo productivo del territorio. Aquí evaluó la experiencia en la siembra de maíz transgénico y de soya, con prometedoras perspectivas en cuadrantes de una máquina Kubán, antes cultivados de papa.

En áreas de la Empresa Agropecuaria Horquita el viceprimer ministro constató los esfuerzos por sellar las áreas vacías./ Foto: Armando Sáez.

En terrenos otrora infectados de marabú y donde hoy crecen plantaciones compactas de plátano en espera de electrificación para nuevos sistemas de riego, el viceprimer ministro y sus acompañantes concordaron en que una vez beneficiado por la irrigación, allí podrían cosecharse hasta 600 toneladas del alimento por año.

Según trascendió en la visita, entre las metas fundamentales de los horquiteños están sellar las áreas vacías, concluir un módulo pecuario en las naves de un viejo campamento para movilizados e iniciar el fomento de un coto porcino con cien reproductoras en zonas cenagosas de la propia entidad, cuya base alimentaria podría provenir del palmiche de los numerosos palmares existentes en el lugar.

En la UEB Juraguá, por su lado, Tapia Fonseca supo del esquema de desarrollo de los sistemas de riego con el montaje de nuevos equipos o la reposición de viejas máquinas, cuyo principal objetivo consiste en el rescate de fértiles tierras, hoy improductivas y llenas de malas hierbas, de modo tal que puedan incrementarse los rendimientos con la siembra de otras variedades de plátano en busca de mayor escalonamiento del cultivo.

El viceprimer ministro evaluó la marcha de las inversiones en la zona portuaria, molino de trigo y fábrica de pienso/ Foto: Armando Sáez.

Tanto aquí como en Horquita, el viceprimer ministro reflexionó sobre los beneficios que supone la implementación de la Tarea Ordenamiento y que aun no es consecuente con el salario que puedan percibir los trabajadores. Con simples cuentas aritméticas hizo razonar a sus interlocutores sobre cuánto más podían ganar con el fruto de su esfuerzo.

Como parte del programa fue chequeada la marcha de las inversiones en la zona portuaria, el silo y transportador en el molino de trigo y el techado del almacén de soya en la fábrica de pienso. Si bien Tapia reconoció avances en los cronogramas de ejecución de esos objetos de obra, aun persisten atrasos en el sistema contraincendios en la Empresa de Cereales, algunos a causa de la no llegada a tiempo de algunos recursos importados.

El recorrido concluyó en la UEB Alguar, de la Empresa Pesquera Industrial Cienfuegos, instalación enclavada cerca del asentamiento palmireño de Arriete. Aquí el vice primer ministroy sus acompañantes valoraron in situ las labores en la recuperación de 21 hectáreas, de ellas 4 de forma total, a cargo de fuerzas de la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería número 12.

Tapia Fonseca conoció del esquema de desarrollo de los sistemas de riego en la UEB Juraguá./ Foto: Armando Sáez.

De acuerdo con directivos de la entidad, una vez restaurados los estanques estarán en condiciones de elevar de 17 a 19 millones los alevines de ciprínidos y clarias, cuyo destinos será la siembra de esas especies de agua dulces en los embalses y granjas de ceba de la provincia, respectivamente.

Al término de la jornada, Jorge Luis Tapia Fonseca reconoció el esfuerzo extraordinario que realizan los obreros agropecuarios cienfuegueros, cuyos resultados podrán apreciarse mejor en la oferta de productos en placitas y agromercados en los próximos meses.

En cuanto al programa de autoabastecimiento territorial insistió en el papel de los gobiernos locales, junto a las estructuras de la agricultura y la activa participación de los productores. “En definitiva, comentó, esta resulta la única forma de solucionar la base alimentaria de la población en cada municipio.¡Los barcos de comida están en la tierra de esos lugares!”.

Tras el rescate de 21 hectáreas en la UEB Alguar, el centro podría elevar en dos millones la producción de alevines más por año, según trascendió en la visita de Tapia Fonseca/ Foto: Armando Sáez.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir