Béisbol Escolar: ¿Otro alegrón?
lun. Nov 18th, 2019

Béisbol Escolar: ¿Otro alegrón?

Sólo cinco atletas del año anterior repiten en esta oportunidad./Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Sólo cinco atletas del año anterior repiten en esta oportunidad./Foto: Carlos Ernesto Chaviano

El béisbol cienfueguero anda de plácemes por estos días, gracias a la actuación del equipo Sub-23, que por segundo año consecutivo logra incluirse en el cuarteto de planteles que disputan las medallas de la Serie Nacional de esa categoría.

Pero no solo los discípulos del mentor Dianny Guedes han regalado alegrías a la afición local, pues, luego de más de una década divorciado de los buenos desempeños, el conjunto del apartado 13-14 años se prepara para la etapa final de los Juegos Escolares.

En 2018 ninguno de las novenas pertenecientes a la matrícula de la Eide Provincial logró su clasificación hacia la fase decisiva de sus respectivos certámenes, y en el caso específico del 13-14, concluyó en el nada decoroso puesto decimocuarto.

Pero esta vez las cosas fueron bien diferentes, y guiados por el abreuense Yoandry Moya, los cienfuegueros alcanzaron el boleto, al finalizar en la tercera plaza del clasificatorio Zonal Occidental, por detrás de La Habana y Pinar del Río.

“Este es un grupo de atletas que no habían tenido buenos resultados en categorías precedentes, pero que poseen excelentes condiciones. Por eso hicimos énfasis en el trabajo independiente con cada uno de ellos, y les inculcamos desde el primer día mucho optimismo y sed de triunfo. Creo que la principal arma del equipo es la unidad que hemos logrado entre todos, incluidos atletas y entrenadores”, nos dice Moya, otrora jugador de cuadro de los Elefantes.

Otro defensor del infield sureño en el pasado, Ridel González, opina que “estos muchachos tienen mucho talento y deseos de imponerse. Sin dudas contamos con una excelente selección y podemos dar una satisfacción a los seguidores de la pelota”.

De izquierda a derecha, Lázaro y Denilson, integrantes del equipo Cuba 11-12 años./ Foto: Carlos Ernesto Chaviano
De izquierda a derecha, Lázaro y Denilson, integrantes del equipo Cuba 11-12 años./ Foto: Carlos Ernesto Chaviano

La novena está integrada por 18 jugadores, y sólo cinco de ellos repiten en la categoría. Entre los debutantes destacan el lanzador Lázaro Suárez del Villar y el torpedero Denilson Águila, ambos integrantes del equipo Cuba que alcanzó las medallas de bronce en el Campeonato Panamericano 11-12, efectuado el año anterior en territorio mexicano. En el caso de Denilson, mereció su inclusión en el Todos Estrellas del certamen.

“Fue una experiencia inolvidable –confiesa Lázaro, que por el somatotipo parece un atleta juvenil. Todos sueñan con defender a Cuba en un evento internacional, y hacerlo con tan poca edad es algo bien lindo. Eso me ha servido de inspiración para salir cada día a hacerlo mejor en el terreno de juego”.

“Para mí significó una gran prueba, y me sirvió para jugar más relajado en el torneo clasificatorio”, comenta el pequeño defensor del campo corto.

“Hace años no trabajaba con esta categoría, y reconozco que aquí hay un potencial enorme. Podemos dar batalla, sin dudas”, expresa Silvio Gastón, otro experimentado entrenador.

Aunque existe equilibrio en todos los sectores de juego, el colectivo técnico coincide en señalar al área del pitcheo como la mayor fortaleza del plantel.

“Tenemos buenos bateadores, sobre todo de tacto, y aceptable defensa, pero el grupo de lanzadores sobresale. Varios de ellos tienen una buena estatura y rondan las 80 millas. Su labor será indispensable en el resultado final”, sentencia el director.

Yoisel Héctor está al frente de los serpentineros y explica que “tuvimos un tiempo bastante prolongado para entrenar de una etapa a la otra. Por eso comenzamos priorizando la preparación física. Ya en estos días reforzamos la parte técnico-táctica y los muchachos están respondiendo muy bien a las cargas”.

Ernesto Olivera es el líder del staff, y reconoce la responsabilidad que tienen los lanzadores en la fase venidera. “Tuvimos una buena primera etapa y nos estamos preparando muy bien para lo que viene. Estamos muy enfocados, cada cual haciendo lo que lo toca para llegar en óptima forma a la competencia”.

Previo al Zonal Occidental pudieron llevar a cabo un buen programa de topes de confrontación, algo indispensable para cualquier disciplina deportiva. No obstante, la situación del terreno aledaño a la Eide dista mucho de las condiciones idóneas para una preparación.

El abreuense Yoandry Moya lleva las riendas del plantel./ Foto: Carlos Ernesto Chaviano
El abreuense Yoandry Moya lleva las riendas del plantel./ Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Al respecto comenta Moya. “Tenemos que agradecer a la Escuela y al Inder pues en el inicio desarrollamos un total de 16 partidos amistosos. A partir de esta semana, ya más próximos a la competencia, debemos retomar esos compromisos. En cuanto al terreno, todos saben cómo está. Llevamos años abogando por mejoras, pero es lo que tenemos y tratamos de aprovechar al máximo cada minuto aquí”.

“Afecta mucho –apunta Gastón. Debido a las condiciones pésimas de la grama los atletas incorporan deficiencias técnicas que luego arrastran a categorías superiores, y que son bien difíciles de erradicar”.

En el mes de julio viajarán hacia Granma, sede de la final de los Juegos Escolares. Allí rivalizarán con novenas de La Habana, Pinar del Río, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba, además de los locales. Y el objetivo de una medalla se hace latente.

“Esa es la meta. Lógicamente el terreno de juego dirá la última palabra y depende de los muchachos. Pero estamos en condiciones de subirnos en el podio, estoy seguro”, nos despide confiado Yoandry Moya.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share