Argentina, Chile y Uruguay bajo masivos incendios forestales

En el inicio de 2022, los incendios forestales se han consolidado como los principales peligros para tres países sudamericanos, luego que el fuego ya afectara a más de diez provincias en Argentina, arrasara más de 20.000 hectáreas en el litoral de Uruguay y otras 31.000 en Chile.

Argentina llegó a tener focos activos en once de las 24 jurisdicciones del país, lo cual llevó al Ministerio de Ambiente y al Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) a decretar lo que llamaron una «emergencia ígnea» por un plazo de 12 meses.

La medida llega en función del riesgo extremo de incendios de bosques y pastizales, y se solicitó la articulación entre las jurisdicciones y el Gobierno federal con el objetivo de fortalecer las políticas de prevención. Además, se recomendó a las autoridades federales replicar la medida para que se habiliten partidas presupuestarias de excepción necesarias para enfrentar las acciones.


Un informe divulgado por el Ministerio de Ambiente el lunes daba cuenta de que varios de los focos ya habían sido controlados, por lo cual solo cinco provincias continuaban con fuegos activos: Salta (norte), San Luis (centro), Neuquén (centro-oeste) y Río Negro y Chubut (sur).

En las primeras jornadas de este año se quemaron 302.451 hectáreas. La provincia de Córdoba fue la más afectada en ese lapso, debido a la quema de más de 57.000 hectáreas, aunque la atención está centrada ahora en la zona de la Patagonia argentina, una región que abarca a las provincias de Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Entretanto en Uruguay, los incendios forestales afectaron balnearios de la costa de la zona sur del país, aunque se hicieron sentir especialmente en el litoral oeste, donde consumieron 22.000 hectáreas en los departamentos de Río Negro y Paysandú.

El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) informó que el país está en “riesgo muy alto” de tener incendios forestales, según el índice Fire Weather Index (FWI), y por eso el país está pintado todo de rojo. El organismo explicó, mediante un comunicado, que el FWI es un índice basado en observaciones meteorológicas desarrollado en Canadá en 1970 para “estimar el peligro de incendios forestales”.

Los incendios forestales también afectan a Chile, país que combate las llamas fundamentalmente en el sur del país.


De acuerdo a un reporte de la Corporación Nacional Forestal de Chile (Conaf), las llamas ya afectaron más de 31.000 hectáreas hasta este lunes, principalmente en las regiones de La Araucanía, Los Lagos y Ñuble.

Los informes dan cuenta de que el fuego ya ha consumido casi cinco veces más territorio que el dañado el año anterior, cuando la afectación alcanzó a poco más de 6.000 hectáreas.

La Conaf chilena también insiste en que el 99,7 por ciento de los incendios forestales son producidos por la acción humana, por lo que divulgó una campaña de sensibilización para evitar que malas prácticas de turistas o habitantes de las zonas desaten el fuego.

Tomado de Telesur

Artículos relacionados

teleSUR

Plataforma digital de información alternativa de la cadena multiestatal de televisión homónima con sede central en Caracas. Multimedio de comunicación latinoamericano de vocación social orientado a liderar y promover los procesos de unión de los pueblos del SUR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir