Acelia Blake Cantero y su comunión con la música | 5 de Septiembre.
mié. Jul 17th, 2019

Acelia Blake Cantero y su comunión con la música

Foto: Cortesía de la artista

Foto: Cortesía de la artista

A ella siempre le gustó cantar. De niña, en medio de sus juegos; y, más tarde, cuando, poco menos que una adolescente, trajinaba dentro del hogar, por regla tarareaba canciones escuchadas en la radio o la televisión, que solía memorizar. “La música siempre estuvo latente en mí. Si bien no sabía cómo encauzarla. Quizá el detonante fue, primero, mi inserción a las actividades culturales en la escuela y, luego, al movimiento de artistas aficionados”.
Las evocaciones precedentes las realiza a 5 de Septiembre la artista cienfueguera Acelia Blake Cantero, vocalista del catálogo de la Empresa Provincial Comercializadora de la Música y los Espectáculos Rafael Lay, quien arriba a sus veinte años de trayectoria profesional.
Antes de dedicarse de forma exclusiva al canto, Acelia se desempeñó como auxiliar pedagógica de círculos infantiles, dirigente de la esfera de Servicios del Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas y trabajadora del Banco y de Pamex. Ello, de manera paralela al quehacer progresivo en el movimiento aficionado, gracias a los buenos oficios de especialistas de la Casa de Cultura Benjamín Duarte, quienes le impulsaron la motivación, refiere.

Con un tipo de voz poco común en el sexo femenino como la de contralto, no más la audicionaron pasó a formar parte del sector profesional.

“Por esta época, a finales de los ´90, trabajo ininterrumpidamente en sitios de la ciudad como las cafeterías Juraguá, Recreo, Bulevar y tengo la dicha de hacer parte de la época de oro del Café Cantante Benny Moré, donde el público comenzó a reconocerme por mi asunción del tema Siguaraya. Aunque yo la monté con el referente más cercano de la versión de Oscar de León, varias personas consideraron que se parecía a la de Celia Cruz”, narra.
En el Café Cantante hizo mucho bolero y, además, otros géneros de la música cubana, repertorio que expandió en el hotel Pasacaballos, el Café Terry y en el Cubanísimo de Artex, en espectáculo bajo la mano de Bárbaro Montagne.

“Al dirigirme a este último lugar tuve un poco de miedo, no puedo negarlo; esa aprensión era debido al cambio de pista, la posible recepción. Aquí debía incursionar en número más movidos y me atreví con cosas que ni pensaba nunca hacer por cambio de pista, cómo me recibirán, fui por los números que tenía, pero tenía que hacer cosas movidas, comencé a atreverme cosas movidas aquí, ni yo misma pensaba que podía hacerlas. Y hoy hago guaracha, son, improviso, me sale de forma natural algo que una vez temí”.

Más adelante, amenizó las noches de recreación del hotel Rancho Luna e integró el equipo artístico del Club Benny Moré.

“La verdad es que trabajo nunca me faltó durante buen tiempo”, indica la cantante cienfueguera, quien también ha representado al territorio en el Festival Boleros de Oro. “Este es un género al que nunca renuncio y lo ejercito, por ejemplo, en la peña colectiva Club de Boleristas Elena Burke, todos los viernes en el Salón Minerva, ante un público muy agradecido”.

A Acelia (hermana de nuestro querido colega de la radio, Francisco) le propusieron crear una peña personal en un lugar de la ciudad; si bien ella prefirió que fuese, con carácter itinerante, por los consejos populares. “Aquí propongo al receptor boleros, boleros-sones, hago bolero, son, cha-cha-chá, blues, balada, fusión. O sea, un diapasón bien amplio, porque no quiero me que me identifiquen solamente como la bolerista. Amo la música en un sentido integral. Esta vive en mí e intento aprehenderla tanto como se resulte posible”.

Noticias relacionadas

2 thoughts on “Acelia Blake Cantero y su comunión con la música

  1. Me encantó escribieras sobre Acelia; tiene una muy buena voz y carisma. Hace un tiempo disfruté de ella en un acto insulso al cual ella salvó con su versión de Yolanda, la canción ícono de Pablo Milanés; ojalá podamos disfrutar de su vocalización más a menudo. ¡Enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles