Abreus, garante de soberanía alimentaria en Cienfuegos

Este domingo transcurrirá allí la Asamblea de Balance del Partido

El desarrollo económico de la zona, favorecido por la expansión del cultivo cañero y de la ganadería, determinó la fundación oficial del pueblo de Abreus en el año 1840, en un punto de encuentro del río Damují con uno de los caminos reales de La Habana a Trinidad. Luego, las fértiles y ricas tierras de la comarca fueron el principal signo y augurio del posterior desarrollo agropecuario de este territorio cienfueguero.

Si bien quedaron en el recuerdo el esplendor de la industria azucarera y la hegemonía de la actividad pecuaria, tras las transformaciones de la agricultura en los años de Revolución, los abreuenses supieron enrumbar sus pasos hacia nuevos horizontes productivos, siempre ligados a las raíces agrarias fundacionales.

A Silvia Denis Pérez la econtramos como pez en el agua, según dice. Rodeada de sus animalitos, la hoy trabajadora de uno de los módulos pecuarios de la Empresa Agropecuaria Horquita (EAH) asegura haber crecido desde que está a cargo de la cría y desarrollo avícola y cunícula del centro.

Con la creación de los módulos pecuarios en las bases productivas podrían garantizarse los cinco kilogramos per cápita de proteína animal. / Foto: Armando Sáez.

“Cuando me propusieron el puesto, cuenta, al principio dudé de abandonar mi condición de ama de casa, hasta que los resultados del empleo fueron incentivando cada día más el interés por lo que hago, tanto desde el punto de vista de los ingresos familiares, como por la repercusión alimentaria para los trabajadores del sector”.

Precisamente sobre el celo y dedicación de esta hacendosa mujer en la atención y el manejo de la masa de ganado menor, da fe Jorge Luis García Abreus, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Pecuaria Yaguaramas.

Al decir de Pipí, como cariñosamente lo llaman, este módulo se erige como referente para el el resto de los productores, dado el empeño en garantizar el per cápita (cinco Kilogramos) de proteína animal propuesto por el programa de autoabastecimiento municipal, y entonces muestra con orgullo las naves rústicas construidas aquí, sin necesidad de esperar por insumos y recursos foráneos; esto sin mencionar el alimento animal a partir de la elaboración de pienso criollo con plantas proteicas cultivadas por ellos mismos.

Empero, el alcance de la UEB va mucho más allá. Bajo las riendas de Pipí los 120 obreros tienen la responsabilidad de atender, además, la ganadería vacuna, compuesta por un rebaño de alrededor de 2 mil 600 cabezas, cuyo plan anual de leche, a punto de alcanzarse, es de 150 mil litros destinados a la industria láctea y el comercio, así como 140 toneladas de carne, parte de la cual venden al turismo para generar entradas en moneda libremente convertible, a fin de disponer del financiamiento dirigido a mantener y desarrollar la actividad productiva.

El desarrollo y funcionamiento de las minindustrias constituyen pilares fundamentales para el programa de autoabastecimiento municipal. / Foto: Armando Sáez.
El desarrollo y funcionamiento de las minindustrias constituyen pilares fundamentales para el programa de autoabastecimiento municipal. / Foto: Armando Sáez.

Y no son casuales los logros de una entidad que sigue los ritmos impuestos por el mayor y principal emporio agrícola del municipio y la provincia. Basta un recorrido por los campos de Horquita y Juraguá para apreciar en su justa medida, el esfuerzo y la dedicación de los agricultores en cualquiera de las bases productivas, las que, lejos de amilanarse por las carencias materiales y el impacto de la Covid-19, se han empinado en la búsqueda de alternativas y soluciones de crecimiento y sostenibilidad.

En el afán por ampliar el universo, según Rolando Pérez Ramos, director general de la EAH, se han buscado nuevas fuentes de divisas por diferentes vías, incluyendo las ferias de negocios, como también se emplean a fondo en aprovehar mejor las 63 medidas aprobadas por el Estado cubano para estimular la producción de alimentos, al tiempo de mirar con buenos ojos la facilidades crediticias que hoy les ofrece el Banco de Fomento Agrícola de cara al desarrollo del plátano, hasta llegar a las 940 hectáreas del banano, además de la ganadería.

Ahora mismo están a punto de iniciar la siembra de 300 hectáreas de papa como parte de las 5 mil 400 ha correspondientes a la campaña de frío, un gran reto sin dudas. A propósito del cultivo del tubercúlo, Javier Sobrino Jiménez, director de técnica y desarrollo de la entidad, detalló que 80 de ellas se plantarán con semilla nacional y el resto con simiente de importación. “Como otros años, puntualiza, se prevé el jardín de 70 variedades para experimentar con ellas en cuanto a rendimiento, comportamiento climático y la resistencia a plagas y enfermedades, a fin de incorporar su cultivo en lo adelante”.

Si de algo se vanaglorian los abreuenses es de sobresalir como el terriorio cianfueueguero que marca la punta en la materialización de proyectos de desarrollo local. En tal sentido, Mileidys Varela López, primera secretaria del Partido en este municipio, explica que gracias a ello se ha podido fomentar un grupo importante de minindustrias, lo que constituye una fortaleza para lograr el encadenamiento productivo, como componente esencial del programa de autoabastecimiento territorial, hoy a 25 libras per cápita de viandas, hortalizas, frutas y granos.

La preparación de tierras aseguró el inicio de la siembra de papa en la Empresa Agropecuaria Horquita, mayor polo productivo del municipio y de la provincia. / Foto: Armando Sáez.

En esa suerte de paradigna en esta modalidad industrial de alimentos, sería imperdonable dejar de mencionar a La Constancia, con Caridad Cecilia Peña Morales, o mejor todavía, Cachita, como prefiere que la llamen, al frente. Para este pequeño colectivo laboral desde el principio quedó muy claro su objeto social de abrir el espectro con nuevas ofertas a la población, una vez puestos en el mercado surtidos de dulces, mermeladas, jugos, encurtidos y otras líneas preelaboradas.

“Nosotros procesamos diariamente de 600 a 700 kilogramos de vegetales, frutas y algunas viandas procedentes, fundamentalmente, de productores de los sectores cooperativo y campesino, y en menor medida del suminstro de la Empresa de Acopio. Luego nuestros productos se pueden encontrar en la red comercial de los asentamientos de la localidad, las ferias agropecuarias, tanto de Abreus como de la capital provincial”, precisa Cachita.

Sin embargo, de acuerdo con Varela López, aún existen insatisfacciones con la alimentación del pueblo, y mencionó entre los principales retos de los agropecuarios locales el incremento de la producción agrícola y los rendimientos por cultivo, así como la recuperación de las áreas vacías, muchas de ellas infectadas hoy de marabú.

Con la creación de los módulos pecuarios en las bases productivas podrían garantizarse los cinco kilogramos per cápita de proteína animal. / Foto: Armando Sáez.

Ahora bien, ese potencial económico que representa principalmente la actividad agraria en el terrirorio tiene necesariamente que disponer de un respaldo en el orden social. De ahí que la dirigente política resalte el quehacer de los organismos, instituciones y entidad, por preservar las principales conquistas de la Revolución en ese ámbito de la vida.

“En la Educación, por ejemplo, contamos con una red de 31 escuelas para atender a más de 4 mil 800 alumnos de las diferentes enseñanzas, con total cobertura docente. En tanto, en el sector de la Salud disponemos de 33 consultorios del médico de la familia, todos cubiertos por galenos y enfermeras, además de los grupos básicos de trabajo completos, estructuras que nos permitieron enfrentar en mejores condiciones la Covid-19, incluyendo el proceso de vacunación”, detalló Varela López.

A las puertas de su Asamblea de Balance del Partido, los comunistas abreuenses saben muy bien que la cita partidista será un hito para evaluar de manera crítica lo hasta aquí alcanzado, y a la vez punto de partida para trazarse nuevas estrategias y ambiciosas metas en pos del desarrollo socioeconómico del territorio, que es decir mejor calidad de vida para el pueblo.

“En el orden social, los abreuenses trabajamos por defender las conquistas de la Revolución”, asegura Mileidys Varela López, primera secretaria del Partido en Abreus. / Foto: Armando Sáez.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir