“No hay problema sin solución” afirman trabajadores de LABIOFAM Cienfuegos

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 32 segundos

El 2023 constituyó un periodo difícil para la economía nacional y, por ende, para LABIOFAM Cienfuegos. Esta empresa enfrentó diversas limitaciones, fundamentalmente, en el aseguramiento de sus principales materias primas e insumos para el proceso productivo, las que unidas a las afectaciones energéticas y la disponibilidad de transporte, incidieron en el logro de mejores resultados.

Durante la Asamblea de Balance de la gestión integral de la entidad en el año anterior, sobresalió el incumplimiento de las producciones farmacéuticas de uso humano por déficit de materias primas como la miel de abejas, el alcohol y envases de importación.

No obstante, se cumplieron las exportaciones de Vidatox y de Biorat, solicitadas por LABIOFAM S.A —las cuales reportaron la mayoría de los ingresos— y se aplicó más ciencia e innovación en todos los procesos. Además, el colectivo avanzó en la implementación del Sistema de Gestión de la Calidad, herramienta esencial para la toma de decisiones y para la mejora continua de los procesos.

Asimismo, la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) reconoció a la empresa por el fortalecimiento de los nexos con la Universidad de Cienfuegos “Carlos Rafael Rodríguez”, sobre todo, con la carrera de Agronomía; con la Dirección Provincial de Sanidad Vegetal y con la Subdelegación de Cultivos Varios.

Por otro lado, y pese a las limitaciones de recursos para mayores producciones, la plantilla de trabajadores está cubierta casi en su totalidad y el índice de satisfacción de los clientes es alto.

El desarrollo de nueve productos homeopáticos de uso veterinario avanzó en 2023. Cuatro fueron registrados y comercializados durante el periodo en la provincia y el resto del país; dos se evalúan por el Centro Nacional de Sanidad Animal (CENASA)- entidad reguladora- y tres se entregarán en próximos días para su registro.

Igualmente, se desarrollan cuatro productos nuevos de uso veterinario, dos ya entregados al CENASA para su evaluación, y los dos restantes por registrar antes de finalizar marzo próximo.

Andrés Molina Soto, director general de la Empresa LABIOFAM Cienfuegos, mencionó la resistencia creativa para sobrepasar los obstáculos y precisó: “hemos demostrado que no hay problema sin solución, 2023 es la prueba”.

Por su parte, Jesús Pérez Bravo, Director de Ingeniería de la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE) de LABIOFAM S.A se refirió a la situación con el combustible y las alternativas a tomar; a las cuentas por cobrar y la intolerancia con esos clientes; así como a las exportaciones, principal fuente de ingresos de la mayoría de las entidades de la empresa.

Por último, la Planta de Producciones Varias de Cumanayagua sobresalió por su rendimiento y Madelín Rodríguez Barrera, jefa de la entidad, aseguró que este año aportarán mayores y mejores resultados.

Visitas: 54

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *