Giselle González: A todo color (I)

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 15 segundos

Su envoltura rubicunda, temperamento y carisma seducen prontamente a los públicos. En su aura dormita un brío que nos convierte en sus cómplices sin que podamos explicarlo. Por si no bastara, logra impregnar a sus personajes de autenticidad, convenciéndonos de que ella no representa, vive.

 Giselle González Alpízar nace en Limones, Cienfuegos, el 5 de febrero de 1984 y es en la actualidad una actriz y presentadora con intensa carrera en el teatro, la televisión y el cine. Desde su infancia vio la actuación como una posibilidad de escape. De modo que, a los 14 años viaja a La Habana para cursar estudios en la Escuela Nacional de Arte. Durante su etapa académica aparece en las obras: Morir del cuento (1999), de Abelardo Estorino, como Delfina; Medea (1999), de Reinal do Montero, encarnando a la protagonista; Esperando al Zurdo (1999),de Clifford Odette, como Emma; El Conde Alarcos (2000), de José Jacinto Milanés, en la piel de Leonor; Sueño de una noche de verano (2001), de William Shakespeare, recreando a Hermia; y Perla Marina (2002, de Abilio Estévez, como Casandra, la obra con la que se gradúa finalmente. También laborea en la obra El gato simple (2002), de Lida Nicolaeva para el grupo Teatro Calidoscopio, y en Mamíferos hablando con los muertos (2004), de José Milián.

¡Oh, La Habana! y otros roles en el audiovisual.

En cuanto se titula, debuta en la televisión en el unitario Haciendo caminos, de Carlos Alegre, y se suma a los jóvenes locutores de la televisión, esencialmente de espacios para niños y juveniles, al modo de Crecer para bien (Canal Educativo, 2002-2004), de Mónica Borrayo, y Conexión (2004-2010), de Yusnel Suárez y Pablo Javier. Posteriormente, irrumpe como actriz en el telefilme El Diablo anda suelto (2004), bajo las órdenes de Magda González Grau, y llama la atención en la exitosa telenovela ¡Oh, la Habana! (2005-2006), escrita por Abraham Rodríguez (aunque, al fallecer, los últimos guiones los asume Eurídice Charadán) y dirigida por Charly Medina, un homenaje a la capital cubana en la que asume a Delenys, la enfermiza estudiante de preuniversitario que tiene un romance con el joven roquero, pese a la oposición de la madre sobreprotectora (Dianelis Brito). En esta presentación Giselle llena de energía y ternura a una chica amenazada de muerte, pero con voluntad para amar. Es entonces que obtiene el Premio de la Popularidad que convoca el programa televisivo Entre tú y yo en 2007.

Al tiempo que interviene como presentadora ocasional (Cuba de Fiesta, revista en vivo de 2005) o modelo en algunos video clips (de Pedrito Camacho y el Clan, Mediterráneo, Pedro Romero, Doble A, etc., 2007), ejerce como actriz en varios dramatizados, como el programa para niños Claro, Clarita (2007), de José Cabrera, dando aliento a La lluvia; el telecuento El casting (2007), del veterano Silvano Suárez, encarnando a Hildette; el telefilme Esta vez es la vez (2007), de su amigo Pablo Javier; ¿Juras decir la verdad? (2007), de Gustavo Fernández Larrea, programa humorístico donde es invitada a recrear a Fiona; y principalmente en la serie de aventuras Los tres Villalobos (2007-2008), dirigida por Miguel Sosa, en la que asume a Barbarita, una artista ambulante que viaja con su familia por los poblados de la isla. Claramente, logra humanizar un personaje lineal, con escasa evolución psicológica y anecdótica, pero no consigue sobresaltar a nadie. Durante este periplo debuta en el cine, a través del cortometraje El último secreto (2007), de Roberto Otero, graduado de la FAMCA (ISA).

Junto a Félix Beatón en las aventuras Los tres Villalobos.

En 2008 se titula en el Instituto Superior de Arte (ISA) y recrea a la subteniente Maritza en la miniserie de seis capítulos Tras la huella, bajo las órdenes de Humberto Hernández y Jesús Cabrera. Contiguo, asume a Yadira en Caso Infeliz (Tras la huella, 2009), de Willy Franco, y a Alicia en el telecuento No puedo evitar decir adiós (2009), de Marta Recio. Posteriormente se suma al elenco de la serie juvenil Adrenalina 360º, de Pablo Javier, ahora como la rapadita Vivian, uno de los coprotagónicos que pululan en torno a los aficionados al deporte extremo. Justo, en esa época encarna a la errática y obcecada Miriam, la esposa de Ignacio, un rol coprotagónico de la telenovela Tierras de fuego (2012), de Miguel Sosa. Los públicos y la crítica recibieron bien este cometido, aunque sin mucho vuelo para destacarle en un relato coral.

Al arte cinematográfico regresa en 2010, interpretando a una doctora internacionalista en tierra africana, en la irregular cinta Sumbe, de Eduardo Moya, donde no es robustecida por la caracterización externa y se arroga un personaje erráticamente avejentado. Al año próximo asoma en Zapatos apretados, largo de Alberto Luberta, interpretando a Lucy, y recibe un reconocimiento en la Jornada ACTUAR por su labor como actriz joven, junto a Damián Alonso, Leo Benítez, Ariadna Núñez, Ariana Álvarez, Cheryl Zaldívar, Yaremi Pérez y Yunerlys Bolaños. En 2012 asume un pequeño papel en el filme Leontina, de Rudy Mora, cuya trama gira en torno a un grupo de niños que asisten a un concurso de pintura y descubren que no cuentan con el azul, viéndose obligados a buscarlo en el poblado de Palma Blanca, un sitio donde los habitantes se mueven con morosidad. En este segundo desempeño logra cierta frescura en la piel de una guía escolar.

Hacia 2013 acepta un personaje en la obra Divorciadas, evangélicas y vegetarianas, puesta del grupo Trotamundos dirigida por Verónica Lynn, junto a Katia Caso y Cheryl Zaldívar. Seguido, se inserta en el grupo teatral Ludi Teatro, del que es una de las fundadoras, bajo la égida de su director  Miguel Abreu,quien la dirige en casi toda la tetralogía La Sangre de las Promesas (Litoral (2014), Incendios (2016) y Bosques (2018), entre otras puestas escénicas. Se aprestaba para el ascenso a la madurez.

En el filme Sumbe, al lado de Kristell Almazán.

(Continuará)

Visitas: 87

Jorge Luis Urra Maqueira

Crítico de arte. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *