Aniversario LXX de la Orquesta Loyola, la nave escuela de las Charangas cienfuegueras

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 37 segundos

Este 10 de mayo estará celebrando sus 70 años de fundada una de las principales agrupaciones del Patrimonio Sonoro de la ciudad de Cienfuegos, la Orquesta Loyola. Con un formato de charanga francesa,dónde destaca la flauta, los violines y el piano junto, a la percusión cubana, es el legado más importante para la ciudad sureña, de Efraín Loyola (Cienfuegos 1916- 2011). El maestro la llamó oficialmente Orquesta de “Efraín Loyola y su Ritmo Propio”, aunque todos la conocemos popularmente como la “Orquesta Loyola”. Su creación ocurre después de que Efraín, flautista fundador de la Orquesta Aragón, decidiera separarse de la Charanga Eterna y labrar un camino propio. Cuando la legendaria Aragón se estableció en La Habana, la Orquesta Loyola continuó en la urbe sureña amenizando las fiestas, plazas y actividades en las sociedades más importantes de la época. Sus músicos iniciales fueron Jorge Abal (piano), Panchito Labrado y José Calderón (violines), Pedro Ponce (bajo), Alberto Beltrán (güiro), Carlitos Santa Cruz (tumbadora), Leonardo Sánchez y José Céspedes (cantantes) y Efraín Loyola (flauta y dirección). En el año 1953, realizó su primera actividad un 10 de mayo, en el Club Gran Maceo, una sociedad para personas de color perteneciente al poblado de Guaos.

Muchos son los músicos de la provincia que se han formado en esta agrupación, conocida en el gremio como: La Nave Escuela, por todos los conocimientos que se adquirían al lado del Maestro Loyola. De ella van a surgir otras, a través de varios desprendimientos que suceden a lo largo de su trayectoria. La primera la forma el mismo Loyola poco antes del Triunfo de la Revolución porque, la demanda que tenía era tan alta que, no le permitía asumir todos los contratos de trabajo. A esta segunda agrupación la nombró Orquesta Selecta Loyola, que tenía el mismo repertorio que la original, pero con diferentes músicos. En el año 1959, la mayoría de los integrantes de la Selecta deciden formar otra charanga, a la que llamaron Revelación.

Loyola Efraín y algunos reconocimientos alcanzados por su agrupación después de su fallecimiento.

Un segundo desprendimiento de la Orquesta Loyola sucede en el año 1962, cuando nuevamente varios músicos deciden separarse y crean la Universal de Vives. Estuvo dirigida por el músico Cándido (Candelario) Vives. Estas dos agrupaciones no lograron perdurar por muchos años, lo que no ocurrió con sus posteriores desprendimientos, que sí se mantienen hasta nuestros días y son la Charanga Festival, que se funda en el año 1982 y la Charanga Cienfueguera en 1985.

Por sus atriles han pasado importantes músicos como José Loyola Fernández (flautista), Felito Molina (bajista); Roquelino Ferrer (pianista); José Santa Cruz (güiro); Roberto Sánchez (pailas); Osvaldo Abreu (cantante); Efraín Borroto (cantante); Tomás Sierra (pianista); José Sánchez (violinista); René González (violinista). Al fallecer el Maestro Loyola, que estuvo activo hasta después de cumplir sus 90 años de edad, asume la dirección el flautista Francisco Thompson y aunque continúa estrechamente ligado a esta agrupación como flautista y asesor, el actual director es el pianista Eddy Clark Henríquez. La nómina la complementan, además, Fausto Alberto Sarría Hurtado, en el bajo; Félix Maro Torres, (teclado); Maikel Díaz Román (pailas); Luis Emérito Rodríguez Soto (tumbadoras); como cantantes Alexis Muñoz Villavicencio; Juan Barceló Taillacq; Norberto Fonseca Martínez; Juan Carlos Rodríguez Chongo y Ramón Caro Godoy; en los violines Antonio Pozo Vázquez y Emilia Bondarenko; como personal de apoyo Alexis Perdomo Alvies y Alfredo Goult Benítez.

A sus 7 décadas de fundada, la Orquesta Loyola cuenta con varios reconocimientos y distinciones. Continúa manteniendo excelentes intérpretes, recordemos que el tipo de música que hace una orquesta charanga lleva un nivel profesional alto, dominio del instrumento y del concepto de la música cubana tradicional, que no todos los músicos pueden asumir. El Maestro Loyola está considerado como uno de los flautistas más importantes dentro de la música popular cubana, principalmente en el estilo charanguero y junto a Richad Egües, es un ícono en la interpretación de la flauta en el centro de la Isla. El legado del maestro y de su agrupación continúa ahora en manos de quienes fueron sus discípulos y que han sabido dar la importancia a la salvaguarda del legado de una orquesta que es Patrimonio Sonoro de Cienfuegos.

Esta agrupación tuvo que sobreponerse al fatalismo geográfico de hacer su obra desde una provincia, no ser mediática; pero no por eso debe dejarse en el olvido, cuando, por 70 años, ha sido parte de la vida espiritual, social y cultural de su pueblo y de su ciudad.

Orquesta Loyola.

Visitas: 8

Sandra M. Busto Marín

Licenciada en Música con perfil de flauta. Diplomada en Pedagogía y Psicología del Arte, Pedagogía Musical y Educación por el Arte. Máster en Arte. Todo en el Instituto Superior de Arte de La Habana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *