Varios patrocinadores de los JJ.OO. de Tokio dudan en mantener sus compromisos

Casi dos tercios (65%) de los patrocinadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados un año debido al coronavirus, dudan sobre mantener sus compromisos, según un sondeo publicado este viernes por la cadena de televisión pública NHK.

Algunos patrocinadores se mostraron preocupados por las consecuencias de sus operaciones promocionales durante los Juegos, cuya exposición podría verse reducida, frente al riesgo de propagación de la COVID-19 y la subida del coste para los organizadores, según NHK.

«Buscamos medios para simplificar la organización de los Juegos, ver cómo podemos reducir la complejidad de los Juegos» y su costo, señaló el miércoles el presidente del COI, Thomas Bach, en una entrevista a la AFP, sin hablar de una eventual competición a puerta cerrada.

Los patrocinadores temen también una anulación pura y dura de los Juegos de Tokio, después de que los organizadores señalaran que 2021 era la «última opción» para su celebración.

Muchos de entre ellos también explicaron que no habían tomado todavía una decisión ya que la renegociación de sus contratos con los organizadores no ha comenzado todavía.

Toshiro Muto, el director general del comité organizador de Tokio-2020, confirmó en una rueda de prensa este viernes que estas renegociaciones no habían podido realizarse todavía al estar Japón en estado de alarma por la COVID-19 desde principios de abril, poco tiempo después de la decisión de aplazar los Juegos.

Nadie actualmente puede garantizar «al 100%» que los Juegos se van a disputar en 2021, pero el comité organizador está «decidido» a que tengan lugar «de una forma u otra», afirmó, tratando de lanzar una señal conciliatoria.

Mensaje de tranquilidad

Muto precisó que el 80% de los lugares previstos para los Juegos de Tokio ya están reservados con éxito para el evento de 2021, y que las pláticas continúan con los otros, en particular la Villa Olímpica y el centro de prensa.

Más de dos tercios de los patrocinadores preguntados (68%) señalaron que la crisis del coronavirus había afectado a su propia situación financiera.

Los organizadores de Tokio-2020 no dieron una estimación de los costes adicionales ligados al aplazamiento de un año del evento.

El COI, por su parte, anunció a mediados de mayo haber inyectado 800 millones de dólares para hacer frente a la crisis del coronavirus.

El último presupuesto de los Juegos, publicado a finales de diciembre pasado por los organizadores, por tanto antes de la pandemia y de la decisión de aplazar el eventos, era de casi 12 mil 500 millones de dólares para la parte japonesa.

Sin embargo, el Estado japonés invirtió probablemente casi tanto entre la atribución de los Juegos a Tokio en 2013 y en el ejercicio 2018/19, había estimado el año pasado el equivalente japonés del tribunal de cuentas, sin que este compromiso figure en el presupuesto oficial.

Muchas grandes empresas niponas de todos los sectores son patrocinadoras de los Juegos de Tokio y habían previsto poner unos 348 mil millones de yenes sobre las mesa (más de 3 mil 250 millones de dólares), es decir casi la mitad los ingresos esperados por el evento. (Con información de AFP)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir