Reconocen a educadores destacados de Cienfuegos

Hoy no había polvo de tiza impregnado a la ropa. Ni espejuelos a media nariz para no perder de vista a los estudiantes del fondo. Ni papeles sobre un buró. Ni bolsitas de merienda colgadas a la pared colorida. Hoy no había polvo de tiza, porque se fueron de las aulas, no todos los maestros, sino los más destacados, esos que nadie olvida porque calaron en el alma.

Un total de 13 profesionales recibieron este miércoles en el acto provincial por el Día del Educador (la fecha se celebra el 22 de diciembre) el reconocimiento especial del Ministerio de Educación, mérito que avala el quehacer de alta calidad de estos, frente a las aulas cienfuegueras.

Los aplausos no cesaron, pues un momento después entregaron a 84 maestros más la distinción “Por la Educación Cubana”, la cual festeja el sostenido cumplimiento del deber y la entrega al sector durante varios años.

De igual modo a otros educadores les confirieron la Medalla Rafael María de Mendive, entre ellas, a Gloria Chala Chala, Maura Gil Álvarez y Yamisleidy González Alejo, todas dirigentes en diferentes centros de la Educación en Cienfuegos.

“En este curso lectivo se logra el completamiento de la cobertura docente al 99, 3 por ciento sin alternativas, reincorporándose más de 600 educadores. Avanza el cronograma del Tercer Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación y se extiende a todos los niveles educativos (…) Gracias al programa de inversiones, mantenimiento y reparaciones se ejecutaron más de 45 acciones constructivas y ya el 95 por ciento de las instituciones educativas están evaluadas de Bien. Cada uno de esos aspectos en positivo tuvo el amor y el sacrificio de los educadores, quienes tienen hoy un profundo sentido humanista”, declaró  Odalys Carranza Ojeda, Directora Provincial de Educación.

Los maestros son estrellas que iluminan el camino, guían y sostienen al hombre nuevo. Sin ellos, la poesía tuviera una decadencia esclavista y los conocimientos volaran sin que los de abajo pudieran atraparlos…, así como papalotes inalcanzables.

Los maestros inciden en la infancia feliz, en el hombre o mujer que el futuro recogerá… hoy no había polvo de tiza impregnado a la ropa, pero ellos lo extrañaron, porque son felices cuando cae como nieve en primavera.

Zulariam Pérez Martí

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir