Prosigue la entrega gratuita de autos a profesionales de la Salud

6
1458
Sandra Williams junto a su coche nuevo, un regalo de la Revolución. / Foto: Julio Martínez

Como parte de la determinación del Estado Cubano de favorecer a profesionales de la Salud con notable desempeño en su labor mediante la entrega de automóviles nuevos y gratuitos, la profesora Sandra Williams Serrano recibió las llaves de su flamante coche.

La especialista en Fisiología de la Universidad de las Ciencias Médicas Raúl Dorticós Torrado, de Cienfuegos, señaló a 5 de Septiembre que, de sus 65 años, lleva 41 en el ejercicio de la docencia.

Expresó que en este momento se siente “muy agradecida de nuestro pueblo, a nombre de quien lo recibo”; y, al mismo tiempo, experimenta “un poco de nostalgia, porque muchos de mis compañeros, también de méritos marcados, no compartan el estímulo, el cual no considero un lujo, sino una herramienta para resolver muchos problemas”.

Durante las palabras de entrega del carro, la doctora Arelys Falcón, rectora de la Universidad de las Ciencias Médicas (enclave donde transcurrió el acto de entrega), ponderó las virtudes morales y profesionales, el talento, la consagración, la modestia y la humildad de la beneficiada.

El automóvil otorgado a la Williams es el octavo en proporcionarse a los médicos aquí. Los anteriores fueron distribuidos de esta forma: tres en el Hospital Provincial Dr. Gustavo Aldereguía Lima, igual número en el Hospital Provincial Pediátrico y uno en el Sistema de Atención Primaria.

El Estado cubano continuará estimulando a profesionales del sector con estas entregas.

6 Comentarios

  1. Muy bien ganado ese auto por la profesora, quien ha contribuido a la formación de muchos médicos, capital humano con el que Cuba sustenta hoy un sistema de salud muy bien estructurado y que con su Sistema Primario puede llevar adelante programas sustentables de prevención; y con el que puede incluso aportar, a través de la colaboración, al presupuesto nacional. Ahora, me pregunto, y ¿no sería más saludable entregarlos cuando estos profesionales son más jóvenes y pueden usarlo para llegar temprano a un Hospital, al Cuerpo de Guardia o a un Salón de Operaciones? Porque practicamente se los otorgan cuando ya no pueden ni conducir, digo yo. Es preciso ser un poco razonable en ese sentido y estudiar la política de estímulos en la Salud, ser más pragmático. En definitiva estamos hablando de quienes velan por la salud de la gente y lacalidad de vida, el bien más preciado de los seres humanos. Concuerdo con Carlos en su comentario.

  2. Nos alegra mucho la entrega gratuita de esos autos, ojalá y la estrategia de estimulación se sostuviera en el tiempo y llegase a muchos más compatriotas que como todo ser humano necesita un medio de transporte. Resulta sin embargo contraproducente que se niegue (luego de haber sido una práctica regular y un “estímulo” de consideración) la venta de autos a los profesionales de la salud (y del resto de los sectores) que regresan del cumplimiento de misiones internacionalistas, más cuando el país se propuso eliminar desde hace unos anos las “gratuidades”!.
    Los profesionales que laboran durante anos fuera del pais regresan con los ahorros de su trabajo (ya sea por concepto de estipendio o de pago por servicios prestados) de manera tal que esos ingresos son honestos y financieramente verificable su procedencia, y sin embargo no pueden adquirir ahora, como en el pasado se hacía, ningún tipo de automóvil (“de uso” y a precios nada cercanos a la realidad al ser autos depreciados).
    Resulta por demás incomprensible que en un pais cercado económicamente tampoco se dé la posibilidad de importar autos o vehiculos automotores (motos, “jeeps”….) a esas mismas personas que anteriormente explico, de manera tal que ni se pueden importar, ni se pueden comprar dentro del territorio nacional.
    Y yo me pregunto qué busca una política así lograr????
    Qué sentido tiene eso??? acaso no sería lógico al menos facilitarle a los “internacionalistas” la adquisición de un estímulo sufragado por sí mismos???
    No es ilógico por un lado “regalar” autos (a contados profesionales que bien que se lo merecen y que con su trabajo de toda la vida han pagado muchísimos autos!) y no vender (ganancias de por medio que incluso servirían para subvencionar a los que por diferentes razones no pueden “salir” y los reciben “regalados”) a otros que también se lo merecen, lo necesitan y tienen con qué comprarlos!!!!!!!!!!!.
    Es danino importar autos que tendrían consumir el combustible que únicamente se adquiere en los SERVI-CUPET???? El combustible de los SERVICUPET es subvencionado????.
    No aliviaría el déficit de transporte (y estimulo “de paso” a los que trabajan!) y renovaría el deteriorado parque de vehiculos automotores del pais, la venta de autos a los trabajadores internacionalistas????.
    Lamentablemente de esa manera la política de estimulación del MINSAP está siendo muy limitada sin razón!. Habría una vez más que escuchar la canción de buena Fe a ver si surte efecto: “…no me regales nada, déjame ganarmelo yo!”

Dejar respuesta