Nacional de Fútbol: Parecía
mié. Oct 23rd, 2019

Nacional de Fútbol: Parecía

La ausencia de Ray Charles se sintió en la segunda etapa. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

La ausencia de Ray Charles se sintió en la segunda etapa. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Parecía que, ¡al fin!, este era el año en que los Marineros de Cienfuegos regalaran a su afición el tan esperado alegrón. Parecía…

Parecía que (aunque la actuación en la etapa eliminatoria hizo soñar en grande), al menos, la presencia en el podio era casi segura, por lo que regresarían las medallas que han sido esquivas por demasiado tiempo. Parecía…

Parecía, aún cuando inexplicablemente no aparecen delanteros naturales efectivos en una provincia futbolera como la que más, habíamos encontrado la fórmula para anotar goles, tras una primera etapa donde los nuestros mandaron a las redes rivales la excelente cifra de 23 dianas en 14 desafíos. Parecía…

Parecía que había llegado la madurez para muchos de los talentosos jóvenes de la nave, quienes hicieron caso omiso a importantes ausencias, y lograron liderar la tabla general de la fase eliminatoria con 31 puntos. Parecía…

Todavía iniciaron con buen pie el segmento decisivo, con par de sonrisas ante Villa Clara y Granma, pero a partir de ahí la vida nos demostró que no era lo que parecía.

Las “importantes ausencias” (Yordan Santa Cruz contratado en República Dominicana, Neisser Sandó y Ray Charles Herrera lesionados por toda la competencia, Reinier “Coco” Cerdeira y Dayán “Miki” Hernández enrolados en la Liga de Antigua y Barbuda) se hicieron sentir sobremanera, máxime cuando la solicitud de refuerzos se limitó a un experimentado portero y a un novel jugador.

Se perdieron los goles (sólo cuatro en siete partidos), desapareció el medio campo (y con él las ideas), se desmoronó la defensa…

Juego tras juego, los seguidores de los Marineros vieron el mismo lamentable libreto: poca comunicación entre las líneas, indecisiones, constantes pérdidas de balón, ineficaces estrategias, apreciable cansancio en los jugadores, e incluso falta de garra y hasta cierto desinterés por momentos.

Parecía que, como por arte de magia, habían quitado a un equipo y puesto otro sobre la grama.

Parecía que las gradas del “Luis Pérez Lozano” volverían a convertirse en un espectáculo, pues en varias ocasiones (hasta con partidos de Champions) se llenaron para apoyar a los suyos. Pero de a poco otra vez desapareció el contagioso sonido de la conga y quedaron desiertas, ante la actuación que parecía de podio, y terminó siendo de sótano.

Doloroso resulta el desenlace, pues es otro abordaje fallido para una nave que, estamos conscientes, puede protagonizar magníficas travesías.

Peor aún es que se cierra así un nuevo ciclo gris, donde ninguno de los equipos de fútbol del territorio pudo ubicarse en los puestos de vanguardia. El SOS se escucha en toda la flota, por lo que los “capitanes” de la armada deberán tomar cartas en el asunto, para que las próximas tripulaciones marineras hagan que lo que parece… sea.

La efectividad frente a la portería rival cambió de la noche a la mañana. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano
La efectividad frente a la portería rival cambió de la noche a la mañana. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano
Noticias relacionadas
Share
Share