De la Moda y el Vestir: ¿Usar enguatadas en pleno verano?

0
545
Foto: Internet

El verano en Cuba se hace sentir, y cada año son más intensos el radiante sol y las altas temperaturas. Contrariamente a lo que la lógica nos lleva a pensar, que sería andar ligeros de ropa, usar short y camiseta tanto hombres como mujeres, lo cierto es que la práctica popular suele ser más inteligente sobre todas las cosas, atendiendo al daño que los rayos ultravioletas, y del sol en general, pueden causar a la piel.


Por eso, desde hace algunos años se ha generalizado en nuestro país el uso de los pullovers con mangas largas o enguatadas, como también conocemos esta prenda de vestir, así como los conocidos tapasoles y las típicas camisas de mangas largas a manera de sobretodo, y no solo en nuestro andar cotidiano, sino además, con el fin de protegernos cuando estamos en la playa.

En este último caso, y principalmente en los horarios en que el sol se hace intenso, es preferible llevar este tipo de prenda, que para nada resulta incómoda y sí bien beneficiosa, así como los simpáticos y a veces típicos sombreros que suelen vender por esas zonas.

Mientras recorremos las calles de la ciudad, más allá de lo que se pueda estar llevando en materia de modas, resulta conveniente proteger primero la salud y ante todo, la del mayor órgano de nuestro cuerpo: la piel. La camisa no es preciso que sea cara, pues solo basta que se complemente con el vestuario, y en caso contrario, se usa desabotonada, con lo cual ponemos en evidencia su funcionalidad por encima de lo estético.

Los tapasoles, generalmente fabricados en tejidos de algodón al igual que los pullovers de mangas largas para ambos sexos, sabemos que no nos hacen sentir realmente más calor, pues cuando sudamos de manera natural, estos absorben la humedad de la piel y la retienen, evitando por una parte que el sudor corra por nosotros de modo incómodo, y a la vez, produciendo un agradable efecto de frescor.

Por supuesto, siempre recomendaremos los colores claros, preferentemente el blanco, para evitar el conocido efecto de absorción de los rayos solares, pero elegir depende de cada quien.

Foto: Cortesía Boris L. Muriedas.

Dejar respuesta