Luis Enrique y su cruzada contra la covid-19

A propósito del Día del Trabajador del Transporte, este 28 de junio

La de Luis Enrique Heredia Rodríguez, no fue una cruzada como a la usanza antigua: con caballos, adargas y ejércitos enteros en pos de conquistar otras tierras. La “cruzada” de Luis Enrique transcurrió en Cienfuegos, en este pandémico 2020, justo cuando el Sars-Cov-2 y la covid-19 entraron al territorio cubano.

Detrás del timón de uno de los vehículos de TaxiCuba, Unidad Empresarial de Base en la que labora, este chofer desafió el peligro para salvar otras vidas.

“En los primeros momentos sentí temor porque iba a cumplir una tarea que nunca antes había asumido y siempre hay su temor al posible contagio, al traslado de algún sospechoso; pero bueno luego de que nos integramos al Sistema de Urgencias Médicas (SIUM) de la provincia fuimos ganando cultura de la atención a los pacientes, el uso de los medio de protección personal y para desinfectar el vehículo”.

Todas esas acciones para preservar la vida suya y la de los demás, pasaron a formar parte de la rutina diaria de este chofer que atesora más de  dos décadas en el ramo del transporte cumpliendo diversas tareas; de ellos 6 al volante,  quien no deja de reconocer cuánto lo ayudaron los compañeros del SIUM: “con sus experiencias nos fueron enseñando, nos dieron mucha confianza de que todo iba a salir bien, que no tuviéramos miedo, que enfrentáramos las cosas con valentía y así fue: participamos en la tarea y la cumplimos.  Con disciplina logramos resultados positivos”.

Todo el tiempo, Luis Enrique se mantuvo en  vínculo directo con el SIUM y “trabajé en el traslado de los sospechosos  desde las diferentes áreas de salud donde nos indicaban los especialistas del SIUM hasta los centros de aislamiento y en el retorno de estos pacientes hacia sus hogares, una vez que eran dados de alta”.

Sin escatimar horario y esfuerzo Luis Enrique Heredia Rodríguez, chofer de Cubataxi llegó a concretar más de 30 servicios por jomada; tampoco miró a quienes debía cuidar- desde su timón-lo mismo deambulantes, pacientes siquiátricos, sospechosos de la covid-19, todos recibieron igual trato, con esmero y respeto.

Tampoco la familia estuvo al margen de tan dedicado accionar y se convirtió en retaguardia segura. ¿Qué papel tuvieron ellos en este período intenso?

“En la casa se estableció un punto de control y chequeo, y aunque llegara a altas horas de la noche siempre estaban preparadas las condiciones para la protección: un frasco con hipoclorito para las manos, independientemente del que teníamos en el vehículo, una bayeta también con hipoclorito para desinfectar el calzado. Cuando me quitaba el uniforme se guardaba en una bolsa y luego pasaba al baño. Todo muy bien organizado para evitar un contagio a la familia”.  

¿Preparado para asumir otra tarea de similar envergadura?

“Sí cómo no. Nosotros nos debemos  a la Revolución”, responde  y agrega que “el mejor compromiso es estar donde se demande y la disposición de ir adelante”.

¿Satisfecho de haber contribuido a evitar, desde su condición de chofer, una mayor propagación de la Covid-19 en la provincia?

“Muy satisfecho. Esta parte de la satisfacción no cae sólo en la responsabilidad dos o tres choferes que estuvimos prácticamente en la línea roja de enfrentamiento a esta pandemia”, me dice con modestia y no demora el elogio  a otros integrantes del gremio: “hay que reconocer la labor y la actitud de muchos otros compañeros que estuvieron en otros lugares haciendo la prestación de servicio de frente a la covid y a todo el resto del colectivo de la base que aunque no estaban como nosotros ‘en la línea de fuego’, respaldaron cada una de nuestras acciones  en la reparación el carro, cuando teníamos un problema mecánico, cuando correspondían los mantenimientos, pues esas son tareas asociadas que no podíamos descuidar”. 

De personas tan entregadas a su quehacer, dispuestas a poner en riesgo su vida para salvar otras, como es el caso de Luis Enrique Heredia Rodríguez, no se espera menos que un mensaje de compromiso y más entrega: “(…) nosotros los taxistas nos debemos al pueblo de Cienfuegos, porque el compromiso es con el pueblo tanto en la pandemia como en el traslado de los pacientes del servicio de hemodiálisis   de todos los rincones de la provincia  y que tengan mucha confianza en el taxista cienfueguero porque nos debemos a nuestro terruño”.

Luis Enrique Heredia Rodríguez resultó reconocido por su contribución destacada al enfrentamiento a la Covid-19. /Foto: Tay B. Toscano
Luis Enrique Heredia Rodríguez resultó reconocido por su contribución destacada al enfrentamiento a la Covid-19. /Foto: Tay B. Toscano
Lea también || Celebran en Cienfuegos Día del Trabajador del Transporte (+Tweet)

Impactos: 204

Tay Beatriz Toscano Jerez

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir