Los habanos siguen su marcha pese a la Covid-19

Pese al impacto de la Covid-19 en la economía de Cuba y su azote para el comercio, los famosos habanos continúan su marcha en el mercado global, con la siempre perfecta aceptación de los fumadores.

Tal afirmación la corroboraron directivos de las principales corporaciones de este producto en la isla, lo que avala el dinamismo de esta industria exportadora y la calidad de sus productos.

Manifestaron oportunamente que este país mantiene sus exportaciones de los tan reclamados habanos pese a las dificultades generadas por la crisis sanitaria.

El copresidente de la corporación internacional Habanos S.A., Inocente Núñez, sentenció en su momento la inclusión de iniciativas y formas creadoras para lograr las exportaciones, que antes se realizaban mediante aviones y en la actualidad emplean navieras.

Habanos S.A. cuenta con 27 marcas de puros Premium o hechos a mano, de la más alta calidad, reclamados en todo el planeta.

La pandemia impidió la salida y entrada de vuelos, por lo que la firma tabacalera buscó variantes para mantener sus exportaciones y de esta manera beneficiar la economía insular.

Habanos exporta el 90 por ciento de sus producciones por vía aérea, por lo que tuvo que adaptarse para mantener sus operaciones.

Por lo tanto, Habanos busca que sus productos lleguen a los más de 150 países que exporta y, pese a la enfermedad, el mundo sigue aceptando estos puros, pues se trata de una pasión, por su calidad.

Los efectos de la Covid-19 se sienten con mayor fuerza en las tiendas de Dutty Free o libres de impuestos sobre todo en aeropuertos, puertos y marinas.

En medio de las medidas de protección sanitaria, muchos amantes de los habanos agotan sus reservas para pasar los confinamientos fumando el mejor puro Premium del mundo, el habano.

Esos fumadores y los analistas recuerdan que en medio de un mercado agresivo, sobre todo en materia de competencias referentes a productos de lujo, el tabaco cubano continúa marcando las pautas entre los fumadores más exigentes.

Otro de los elementos que tiene en contra este tipo de producto lo constituyen las fuertes campañas antitabaco, con recio impacto en Europa, escenario de mayores ventas de los habanos. Y ahora se suma la pandemia, que aleja este importante rubro económico.

Por demás, se encuentran las medidas de restricción económicas, comerciales y financieras del recrudecido bloqueo impuesto desde hace más de medio siglo por los Estados Unidos contra Cuba, para reforzar los problemas.

Sin embargo, el cigarro de la mayor ínsula caribeña se asume desde dos ángulos, a tener en cuenta opiniones de expertos. Por una parte se encuentra el plano netamente comercial de una verdadera joya vegetal y de la otra, desde el plano de toda una cultura a su alrededor.

En 1994 comenzó en La Habana una iniciativa de gran impacto, las fiestas del tabaco, que tomaron vuelo hasta convertirse en la actualidad en Festival del Habano con una subasta de puros y humidores coleccionables.

En el mundo se venden 14 mil 800 millones de puros, de todas las marcas y países, de los cuales 140 millones son del tipo Premium, o hechos a mano y de alta calidad, según datos oficiales.

Para esa lista, más del 90 por ciento del tabaco comercializado en el orbe es mecanizado y ello se debe a los precios por cada pieza, cuando uno artesanal puede costar alrededor de siete dólares, y el mecanizado vale unos 60 centavos de dólar.

De los tabacos tipo Premium anuales comercializados en el orbe, 250 millones van a los Estados Unidos, lo que hace a esa nación el principal fumador de este tipo de puros.

Cuba cuenta con el 77 por ciento de la cuota del mercado, sin considerar a los estadounidenses, debido a las medidas de cierre económico mencionadas.

De cualquier manera, los fumadores más exigentes en el planeta prefieren los habanos, por lo tanto, y pese a la pandemia, los puros Premium de esta isla siguen su marcha y acaparan cada vez más adeptos.

(Tomado de Prensa Latina)
5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir