Lezama Lima, el nuestro | 5 de Septiembre.
dom. Ago 25th, 2019

Lezama Lima, el nuestro

Como en los años en que cada domingo el grupo Orígenes, la vanguardia literaria cubana de la década del 40 que se aunó alrededor de la revista homónima, se reunía en almuerzo literario, marchó con “la gran enemiga” -como él mismo llamara a la muerte-, José Lezama Lima, uno de los más grandes escritores cubanos y de la lengua castellana, un 9 de agosto de 1976.

Las hermanas Fina y Bella García Marruz, Cintio Vitier, Eliseo Diego, Monseñor Gaztelu, viejos y nuevos amigos, admiradores de su obra, lo acompañaron en el velorio. Había vivido José Lezama Lima en matrimonio con la Literatura, ese alimento esencial que nos hace levitar y vivir en la dimensión de la espiritualidad.

Con ansiedad esperaba él un ejemplar de su obra completa, impreso por una editorial mexicana y la casualidad hizo que llegara el mismo día en que era sepultado en La Habana. La capital lo vio “lejos de la muerte”, como la ciudad que dibujó Gastón Baquero (miembro del “Orígenes” y su amigo personal) en el poema Yo te amo.

Vivió el maestro, como lo llamaban los que entonces bisoños soñaban con hacerse escritores, en la casa de Trocadero por más de 40 años, prácticamente encerrado y rodeado de volúmenes, en el mundo que él mismo se inventó para evitar el contacto con la realidad.

Pero quedó José Lezama Lima, en su obra, para todos los que nos perdemos en ella, para los que aprendimos a ver en él, no el humano controvertido y leal que fue, sino el gran escritor exigente que testó para muchas generaciones un legado invaluable.

Todavía resuena en mis oídos aquel trozo de un poema de amor susurrado por otro, que además de serlo me mostró a Lezama: Ah, que tú escapes en el instante en el que ya habías alcanzado tu definición mejor…

Por ahí anda él, junto a los cubanos que lo precian, como en unas de sus últimas letras legadas en la obra El pabellón vacío:

 

Me duermo. En el Tokonoma

Evaporo al otro que sigue caminando.

José Lezama Lima sigue caminando en su obra.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles