¿Las almohadillas sanitarias se fueron a bolina?

Desde octubre de 2020 no se reciben en los almacenes de Emcomed de Cienfuegos surtidos de “Íntima”. Hoy, en el llamado mercado negro, se multiplicó por cuatro el precio tradicional de ese producto sanitario…, un tema bien sensible y que acumula montañas de insatisfacciones

Cada reportaje tiene su historia principal como el mar a las olas. La de este, inicia cuando una mujer le dice a la otra: “el paquete de ‘Íntima’ vale 250 pesos”. La otra, que no ve bien, se pone los espejuelos y comprueba que el estuche anuncia unas 10 unidades en su interior…; el silencio, eterno compañero de los pasos perdidos, la escolta hacia la puerta de salida.

Unas tijeras enormes comienzan a cortar el único mosquitero de la casa. Los amolda en forma de rectángulo, ni tanta tela ni tanto diámetro. Lo aprendió de su abuela, cuando el llamado Período Especial puso en jaque la higiene femenina y la imaginación voló ante la ausencia prolongada de este surtido en los espacios estatales.

Más de tres millones de mujeres necesitan cada mes este producto en Cuba. Esa realidad fue suficiente para el nacimiento de la Empresa de Materiales Higiénicos Sanitarios (Mathisa) hace más de tres décadas, la cual cuenta con nueve líneas de producción, tres por cada Unidad Empresarial de Base (UEB): La Habana, que distribuye al occidente; Sancti Spíritus, al centro, y Granma, al oriente del país.

Desde el mes de octubre de 2020 a Cienfuegos no llega ni la sombra de los camiones que distribuyen las almohadillas sanitarias desde la tierra del Yayabo; ello ha sido caldo de cultivo para que en el conocido mercado negro se multipliquen por cuatro los precios tradicionales de esa mercancía.

“Las de la farmacia, a 40 pesos el paquete; las de las tiendas recaudadoras o importadas, a 200 pesos como mínimo (…) Si traen más de 50 unidades pudiera cotizarse a 750 pesos (…) Ahorita están más caras que la carne de puerco…”, dice Yaquelín Arteaga Roque, cienfueguera de 36 años.

Las interrogantes sobre el tema se acumulan en la cúspide del silencio… ¿Si no se han distribuido más, por qué algunas personas comercializan las “Mariposa”? ¿De dónde salen? ¿Se fue a bolina la entrega de “Íntima”?

ATERRIZAR EL PROBLEMA O SE PARTIÓ LA PITA

Cienfuegos necesita para cubrir su demanda mínima, un millón 695 mil 40 paquetes en un año. Con esa cifra se completa la distribución mensual en las farmacias a razón de un paquete por censada cada 28 días. Sin embargo, esa estadística casi nunca logra firmarse entre Mathisa y la Empresa Comercializadora de Medicamentos (Emcomed); dos piedras en medio del camino distorsionan la linealidad del trayecto: las garantías de importar materias primas y la vejez tecnológica de la industria.

“El plan ajustado y aprobado para la provincia en 2020 fue de un millón 166 mil 579 paquetes; eso se cumplió al 96, 5 por ciento de entrega, y fuimos de las más favorecidas en Cuba por la cercanía con Sancti Spíritus”, explicó Yoanet Yanes Zamora, especialista comercial de Emcomed en Cienfuegos.

Lo cierto es que la demanda y el plan no lograron subirse al mismo tren en 2020, quedándose a la deriva el 33, 8 por ciento de las necesidades de la población femenina en edad fértil, pues lo entregado por la industria solo representó el 66,2 por ciento de lo demandado, o sea, desde la tinta y el papel empresarial brotan las incongruencias de un proceso extremadamente sensible.

“Teníamos la orientación de vender solo hasta ocho vueltas por farmacia, y así sería más equitativo; sin embargo, 26 del municipio cabecera no llegaron a recibir ni esa cantidad al cierre de año. Otros, como Lajas y Cruces, sí recibieron el 100 por ciento (…) No tenemos información oficial sobre qué pasó; suponemos que Mathisa dejó de producir (…) Es lógico que existan insatisfacciones en la población”, aclaró Yeini Santiago León, directora general de la Empresa Farmacia y Ópticas de Cienfuegos.

“En mi caso todo se agudizó porque en la familia hay dos niñas que ya tienen más de 10 años y somos tres las que necesitamos ese producto sanitario. Tres (…) Cuando mis hijas necesitan y tienen que ir a la escuela y debo prepararles mis inventos con rellenos de culeros desechables o recortes de mosquiteros, se me hace un nudo en la garganta (…)”, dijo una cienfueguera que no quiso dar su nombre para proteger la identidad de las menores.

Cada mujer debe cambiar la almohadilla sanitaria cada cuatro horas como máximo, ley ginecológica que se evapora en la Isla cuando solo te venden un paquete al mes con apenas 10 unidades. Suponiendo que obvias lo anterior y le pones al cronómetro la variante cada seis horas y el periodo mesntrual dura tres días, se necesitarían 12 no 10. Se sabe, además, que en muchas puede prolongarse hasta siete lunas consecutivas…, mucho peor entonces.

“Yo prefería que se arreglara lo de la cantidad y luego hablamos de calidad (…) El pegamento de las ‘Mariposa’ es malísimo, casi no traen relleno, debo ponérmelas de dos en dos…, pero ahora las quiero así mismo”, reconoció otra cienfueguera.

La necesidad acumulada hace olvidar cómo sería el oasis confort y nos convierte en “apagafuegos” empedernidos. Cada mujer debería elegir una almohadilla acorde con su fisionomía y a la ocasión también; eso hoy no es posible, y sobre tal necesidad deberían proyectarse presupuestos empresariales y políticas gubernamentales.

EL HILO DE MATHISA

En las más de tres décadas de fundada, Mathisa ha tratado de resolver las necesidades de almohadillas sanitarias a las mujeres cubanas. Para la producción de ‘Íntima’ se utilizan diez materiales básicamente, de ellos, ocho son importados y se demandan grandes volúmenes de pulpa de celulosa y otras mercancías dificultosas como la cinta siliconada y las láminas de polietileno.

Cada 28 días, a un precio de 1.20 pesos en Moneda Nacional, las mujeres censadas deberían ir a su farmacia para comprar su mercancía y así cubrir parte del periodo menstrual. Algo que tampoco es coser y cantar. Hay que estar pendientes a la entrada del surtido, pues en un abrir y cerrar de ojos se agota en los almacenes de esas unidades sanitarias y muchas se quedan sin el necesario absorbente.

El proceso productivo de Mathisa ya inició y a partir de finales de enero debe entrar “Íntima” a Cienfuegos. /Foto: Internet

Es preciso abogar, entonces, porque en medio de este escenario de déficit del producto, en las farmacias sea garantizada durante el actual calendario la entrega de las almohadillas a las compañeras que no pudieron adquirirlas a lo largo del año anterior.

En la actualidad son las redes sociales el mercado donde más abundan las ofertas para la higiene femenina; incluso hay a la venta las llamadas copas menstruales, última tendencia en este cosmos sensible para la mujer en edad fértil.

“No hubo financiamiento, y de un plan de más de 14 millones de paquetes a fabricar solo logramos acercarnos a 10 millones, o sea, dejamos de producir 4 millones, y ese déficit se nota en la región central de Cuba al cual distribuimos esencialmente.

“Hace unos días nos entró materia prima para una semana de trabajo, es muy poco, pero según nos dijeron llegará más (…) Con lo que tenemos nos da para que a finales de enero o inicios de febrero empiece a distribuirse la Íntima en Cienfuegos, eso es una afirmación”, dijo en exclusiva a 5 de Septiembre Mireya González Zayas, actual directora de la UEB Mathisa de Sancti Spíritus, la entidad que nos suministra.

La esperanza, entonces, reposa en los pedales de la industria cubana o en las maletas particulares que introducen mercancías al llamado mercado negro, limitado ahora por el impacto de la Covid-19.

Mantener la estabilidad del surtido minimizaría el estrés que provoca la llegada del “período” y verificas que no queda ni rastro de las almohadillas en las alforjas domésticas, pero tampoco en las farmacias ni en los puntos de venta particulares. Y tomas las tijeras para cortar el último mosquitero de casa…, ni tanta tela, ni tanto diámetro.

Artículos relacionados

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

9 Comentarios en “¿Las almohadillas sanitarias se fueron a bolina?

  • el 3 febrero, 2021 a las 3:36 pm
    Permalink

    Tengo a bien comentar que yo permuté en febrero o marzo del año pasado y como es pertinente me hice traslado hacia la bodega más cercana que me tocaba y de paso el traslado de farmacia. Les diré que en Abril me pelotearon tanto de una farmacia a otra y que nunca más pude obtener las intimas en estos momentos pertenezco a la farmacia de Santa Elena antes pertenecia a la Juanita. Yo tengo 42 años y con fibromas donde necesito de dos a tres paquetes en cada mes porque como no tienen tan buena calidad debo ponerme dos y cambiar antes de dos horas y no es posible que despues de tanto tiempo que no dan las intimas nos vayan a dar solamente un paquete de este año y las que deben se fueron con el ciclo menstrual. Atentamente y espero se publique mi comentario Yuyu.

    Respuesta
    • el 21 mayo, 2021 a las 10:22 am
      Permalink

      Quisiera aclararme en cuanto a, si vencen las íntimas, no pude cojerlas porque no estaba en la Habana y tengo entendido que no se vencen, si no las cojes en tres meses, luego deben darte los paquetes de esas vueltas que no cojiste, ya que en la calle están a 40 con su pésima calidad incluida, necesito me de las que me tocan en la farmacia, de lo contrario, para donde van, esta establecido esto, donde, para reclamar con base

      Respuesta
  • el 3 febrero, 2021 a las 1:21 pm
    Permalink

    En honor a la verdad las intimas llegaron, un solo paquete si pero están, con cola bueno eso esta incluido, no fue por el reportaje se decía claro que llegarían en febrero y hay están, gracias periodista, volverá a haber siempre que se pueda el próximo mes o el otro, bueno hasta donde se pueda son muchas limitantes para que halla algo y siempre será difícil no obstante y bajo cualquier circunstancia VIVA CUBA.

    Respuesta
  • el 2 febrero, 2021 a las 3:36 pm
    Permalink

    Parece que tendrán que hacer un reportaje todos los meses, porque no más salió el trabajo y aparecieron como por arte de magia, pero un solo paquete. Los de atrás…, ojos que te vieron ir.

    Respuesta
  • el 1 febrero, 2021 a las 11:25 am
    Permalink

    buenos días ya llego febrero y las intimas donde llegaron. Mi hija necesita como muchas m’as

    Respuesta
  • el 30 enero, 2021 a las 7:49 am
    Permalink

    Gracias por abordar este tema tan importante para nosotras las feminas que cada mes necesitamos de este preciado paquetico que por lo menos en mi farmacia en calle 14 tulipan no se vende desde junio 2020, pero lo que no entiendo es porque en el mercado negro si las hay a 80 y 90 pesos las nacionales. Seria bueno que incluso se abrodara este tema en los medios nacionales.
    gracias

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 1:51 pm
    Permalink

    Que falta hace ya que desde septiembre no entra y se esta comprando el relleno de los
    culeros desechables pero no hay quien recista esto y las quemaduras que nos hace a nosotras las feminas

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 10:24 am
    Permalink

    En Lajas solo hasta 6 meses, donde estan las demás.

    Respuesta
  • el 29 enero, 2021 a las 8:55 am
    Permalink

    Muy grata la noticia, ahora a velar las farmacias, gracias a la periodista, este era un tema que no se hablaba iogual que los tan codiciados condones que tampoco se ven hace ya un bueno tiempo, y se venden en el mercado negro a la cuantía de 30 o 35 pesos cada cajita, es muy sensible este tema tambien. una vez más gracias a la periodista.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir