La supergráfica y el deterioro

1
378
El sensible grado de deterioro del muro hizo mella sobre la obra artística, como puede apreciarse en estas imágenes proporcionadas por Codema. / Fotos: Cortesía de Codema

Desde el segundo lustro de la década anterior, distintas supergráficas contribuyeron a realzar la visualidad de Cienfuegos. Fueron elaboradas por artistas locales y concebidas para estar emplazadas durante un período especificado a la sazón. Diez años después, pese a las labores de restauración de las cuales han sido blancos, algunas ya acusan sobre sí, con fuerza, los innegables efectos del paso del tiempo y la consustancial acción de los elementos naturales. De tal, los organismos a cargo entienden que se hace necesario actuar en consecuencia, en aras de revertir un deterioro ya irrefrenable, máxime en momentos cuando la ciudad está a las puertas de su Bicentenario.

El Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria (Codema) es un brazo del Consejo Nacional de las Artes Plásticas e institución encargada de analizar y aprobar los proyectos en esta materia. Tras algunas interrogantes suscitadas en Facebook, y en pos de aclarar las dudas reinantes entre algunos comentaristas en dicha red social, el presidente de Codema en Cienfuegos, Mario Cruz Moscoso, explica a 5 de Septiembre a qué obedece el retiro de la confeccionada por el creador Frank Iraola, situada en las proximidades del Malecón perlasureño.

“En 2007, luego de la realización del Parque de las Esculturas, en tanto parte de los objetivos de ambientación de la ciudad, fue librada una convocatoria para realizar supergráficas en distintos lugares. Varios artistas participaron, tras ser seleccionados por Codema, para erigir sus trabajos en diferentes sitios de la villa. Desde esa misma convocatoria, se dejó claro a todas las instancias, y a los artistas implicados —lo cual consta en acta—, que por no poder realizarse estas supergráficas con los materiales que realmente debe llevar un mural, ni los muros contar con las condiciones ideales para el emplazamiento de murales como está legislado, tales supergráficas iban a tener como máximo una vida útil de tres años, algo aprobado a nivel nacional”.

“No han sido tres, sino once los años que han permanecido, luego de sucesivas restauraciones. Se ha tomado la decisión de que a esta —como ya se hizo con otras dos de forma previa— resulta imposible volver a restaurarla. En realidad alcanzó su deterioro máximo desde hace por lo menos dos años. No obstante, se pospuso hasta último momento la decisión, porque entre todas las confeccionadas a la sazón, era una de las que más vista aportaba a la ciudad, y en virtud del hecho de que el artista siempre estuvo en disposición de restaurarlo. Pero resulta obligatorio reconstruir el muro, porque está en condiciones muy deplorables. Luego de que dicho muro se encuentre nuevamente en condiciones de volver a ser trabajado desde el punto de vista artístico, se abrirá una convocatoria para, en su parte frontal, que da al Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM), colocar otro emplazamiento a partir de un nuevo proyecto a presentar, priorizando al mismo artista, si estuviera dispuesto”.

Odalys Gómez Acea, directora provincial de Cultura, complementa: “Esta supergráfica ha sido restaurada en varias oportunidades, siempre con la anuencia y el permiso del creador; no obstante, las condiciones estructurales del muro donde se asienta ya impiden cualquier trabajo de salvaguarda si antes no se preserva este. En la pared que colinda con el cabaret Costasur, la más severamente deteriorada, existe una fractura estructural, y por ende lo más prudente es proceder a un cambio que podría responder por ejemplo a los temas defendidos bajo la marca de Cienfuegos encanta y el Proyecto Imagen. Ahora bien, la que está lateral al CPHEM, sí la mantendremos con una supergráfica y nuestra intención primera es que se conserve la autoría del propio artista.

“Debe presentarse ante Codema el mantenimiento de su propuesta u otra, porque el objetivo es que definitivamente sí se mantenga un espacio gráfico en el lugar. Reitero: con la del mismo autor o con propuestas de otros creadores. Debo significar que el sentir de la mayoría de las personas que acuden a Codema es procurar una renovación, ya en las cercanías del aniversario 200 de la ciudad y todo el movimiento de fortalecer la imagen Cienfuegos aparejado a este. El espacio, debido al desgaste y los fragmentos derruidos, ya realmente afeaba un entorno al que estamos abocados a restaurar en su totalidad y luchar contra las indisciplinas sociales que lo afectan”.

“Ya se comenzó a intervenir el muro, la parte que implica derrumbe es la referida de la falla estructural, donde estaría ubicado el Proyecto Imagen; en la otra se precisa descarnar toda la pared, porque está muy levantada, y prepararla para ubicar el motivo gráfico a emplazar tras ser aprobada la propuesta. La dirección provincial de Cultura abre sus puertas a los criterios de personas o instituciones, en pos de facilitar su traslado a Codema”.

El sensible grado de deterioro del muro hizo mella sobre la obra artística, como puede apreciarse en estas imágenes proporcionadas por Codema. / Fotos: Cortesía de Codema

1 Comentario

  1. Habrá que buscar soluciones para la permanencia de una obra de arte. Cada obra es ùnica, y luego de perderla no habrà forma de recuperar lo perdido. El mural de Leandro Soto al costado de la libreria San romás, es ya patrimonio de esta ciudad, y va por igual camino que el trsitemente desaparecido mural de Frank Iraola. Falta previsión ante cuestiones de este tipo.

Dejar respuesta