Francisco Thompson y el sonido charanguero de la flauta de Cienfuegos

Varios músicos llegaron a Cienfuegos para quedarse y desarrollar sus carreras desde aquí, dejando valiosas huellas en esta ciudad.  Hoy disfrutamos de su quehacer cultural y legado pedagógico. Entre ellos, se encuentra Francisco Thompson, un flautista que supo apropiarse de ese estilo interpretativo, tradicional de la Perla del Sur, que tiene la flauta en sus charangas.

En Thompson recayó la responsabilidad de mantener el legado de una de las agrupaciones sureñas más longevas, la Orquesta de Efraín Loyola; icónico músico que fue su mentor desde muy joven. Al fallecer Efraín, asume la dirección de esa agrupación. Su vida artística ha sido muy activa. Se vinculó también a la creación de la Charanga Cienfueguera, otra destacada agrupación sureña. Probó suerte en la vecina Santa Clara, dónde se unió a la Sí Revelación. Actualmente dirige la orquesta Selección Latina, a la cual considera su proyecto personal, y con ella ha visitado en diferentes oportunidades Europa, América y el Caribe.  Es, además, director adjunto de la Banda Municipal de Conciertos de Cienfuegos y segundo director de la orquesta Loyola. Su labor profesional lo ha llevado por el mundo de la pedagogía, que ha ejercido en la Escuela Provincial de Música Benny Moré.

El maestro Thompson hace énfasis en la importancia de perpetuar nuestras tradiciones.

El flautista, director de agrupaciones, pedagogo y arreglista Francisco Juan Thompson Parchement, nace en Güira de Melena, antigua provincia Habana, el 24 de julio de 1950. Después, se trasladó junto a sus padres para la Isla de la Juventud, donde comenzó sus estudios de clarinete, solfeo y teoría, en la academia de música. Al cumplir los 16 y durante los tres años de Servicio Militar, ingresó en la Banda de Música del Estado Mayor General, en La Habana. Una vez que terminó, continuó aprendiendo y superándose. A los 20 años se establece junto a su familia en Cienfuegos.

En La Habana contacta con el maestro Alfredo Portela, flautista de la Orquesta del ICR y de la Orquesta de Tropicana. Con él perfecciona la técnica del saxofón y la flauta, convirtiéndose esta última en su instrumento principal. Realiza, además, un curso con el maestro Miguel Patterson de dirección de orquesta, gracias al cual comparte, hace ya más de una década junto con el maestro Víctor Calderón, la dirección de la Banda Municipal de Conciertos de Cienfuegos, agrupación de la que ha sido integrante por más de 40 años.

La flauta es uno de los instrumentos que alcanzó una identidad muy singular dentro de la sonoridad de la música en la Perla del Sur; principalmente vinculado a sus charangas y al danzón. Thompson está entre los flautistas que ha transitado por la música popular y de concierto, destacando además, dentro del movimiento danzonero cienfueguero. Por eso le pedí que nos compartiera a todos sus experiencias.

“El danzón forma parte del repertorio de las bandas de concierto en nuestro país, y me llega a través de ellas. Fue una gran experiencia para mí desde que integré la Banda del Estado Mayor. Ahí aprendí cómo se escribe, se toca y se baila; enseñanzas muy valiosas para mi posterior desarrollo en el género. También en la Orquesta Loyola, que ha sido lo que llamamos el ‘Buque Escuela’ para muchísimos músicos que permanecemos en Cienfuegos, otros que no radican en la provincia y algunos que ya no están en el país. Independientemente del desarrollo que el maestro Loyola logró en su instrumento, siempre estuvo dispuesto a ayudar a los más jóvenes. Yo fui uno de los beneficiados por él; me acerqué con deseos de aprender y me acogió. Estuve junto a Loyola, en la orquesta, más de 35 años, hasta su fallecimiento”.

El maestro Thompson hace énfasis en la importancia de perpetuar nuestras tradiciones, defenderlas; lo valioso que es el rescate de lo más autóctono de nuestra música y de cómo debemos seguir el ejemplo de tantos otros pueblos que han dedicado esfuerzos a este empeño. Todos sus conocimientos sobre música cubana son altamente valiosos, como los de otros flautistas con que cuenta Cienfuegos y que tienen talento suficiente para fundar una cátedra y perpetuar las tradiciones sureñas. Ya no están con nosotros Efraín Loyola, Richard Egües, ni Orlando Beltrán, pero sí sus discípulos, quienes deben ahora fomentar que no se pierda el concepto interpretativo de la flauta charanguera, en la memoria histórico musical de la Perla del Sur.

Thompson ( con el flautín) tocando en la Banda Municipal de Conciertos de Cienfuegos. (1er flutista de izquierda a derecha).

Artículos relacionados

2 Comentarios en “Francisco Thompson y el sonido charanguero de la flauta de Cienfuegos

  • el 7 octubre, 2021 a las 4:54 pm
    Permalink

    Muchas felicidades querido amigo, me consta tu consagración y talento histriónico. Besos a Angelita y las muchachitas. Cuidense mucho.

    Respuesta
  • el 6 octubre, 2021 a las 1:48 pm
    Permalink

    Mi gran orgullo mi ejemplo a seguir mi Padre.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir