Evo denuncia gestación por militares de «un nuevo golpe» en Bolivia

«Llegaron dos aviones con armas desde EE.UU. y desplazaron francotiradores a El Alto y Chapare», asegura el depuesto mandatario

El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, denunció este viernes que en su país «se gesta un nuevo golpe de Estado» que busca «instaurar un gobierno de civiles y militares».

Según Morales, el plan corre a cargo de dos generales: Sergio Carlos Orellana, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia; e Iván Ortiz Bravo, jefe de Departamento de Tercero del Comando en Jefe.

Asimismo, señaló que para ejecutar el plan, «llegaron dos aviones con armas desde EE.UU. y desplazaron francotiradores a El Alto y Chapare».

El Alto, ciudad vecina de La Paz, y Chapare, provincia del departamento de Cochabamba, son los principales focos de la protestas contra el nuevo aplazamiento de las elecciones generales, que estaban previstas para el 6 de septiembre y fueron corridas al 18 de octubre.

Según el mandatario, en estos puntos «pretenden usar armas de calibre 22 y 25 para culpar de enfrentamientos a movimientos sociales».

«Condenable que el gobierno de facto envíe francotiradores a la ciudad de El Alto y el Trópico de Cochabamba para que actúen contra grupos ciudadanos que defienden elecciones y democracia», enfatizó Morales, quien dejó el cargo a finales de 2019 bajo presión de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Golpe dentro del golpe

En línea con la denuncia de Evo, una reciente investigación del diario argentino Contexto, señala que Bolivia podría sufrir “un golpe dentro del golpe”, como parte de un plan conjunto de los sectores bolivianos más reaccionarios, con el apoyo y la conducción del Departamento de Estado de Estados Unidos.

El objetivo de la desesperada salida sería parar la consolidación de la intención de voto a favor del candidato del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), Luis Arce, porque si como apuntan los sondeos el MAS recupera el poder a menos de un año del golpe de Estado contra Evo Morales, todo lo hecho sería tirado por la borda.

Luego de apuntar la realización de tres reuniones secretas los días 2, 11 y 14 de julio en la Embajada de los Estados Unidos en La Paz, señalan que, con el propósito de perpetuarse en el poder, el gobierno de facto y la legación diplomática estarían evaluando tres escenarios posibles.

El primero describe la suspensión de las elecciones al menos hasta el próximo año para permitirle a la derecha reorganizarse, acción que tendría el apoyo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y del consultor del secretario de la Misión Boliviana ante la OEA y colaborador de la CIA, Erick Foronda Prieto, quien ya estaría en Washington articulando este plan.

Un segundo escenario contempla la creación de «falsos positivos» o atentados de «falsa bandera» que serían atribuidos al MAS para luego poder declararlo un grupo «terrorista» y proscribirlo.

Y uno tercero, el autogolpe. Sobre este último punto la exhaustiva investigación da nombres de los militares de alto rango adeptos al gobierno de facto que podrían volver a participar del nuevo atraco (entre ellos, Sergio Orellana Centellas, comandante general de las Fuerzas Armadas; el general Pablo Arturo Guerra Camacho, jefe de la Sede de las Fuerzas Aéreas; el general de Brigada, Ciro Orlando Alvarez Guzman, comandante de la Fuerza Aérea; el general de Brigada Rubén Salvatierra Fuentes, comandante del Ejército, y el contralmirante Moisés Orlando Mejias Heredia, comandante de la Armada), también señala que habría apoyo de los grupos paramilitares Juventud Kochala de Cochabamba y Resistencia de La Paz.

Habrá que estar atentos a los acontecimientos en los próximos días. Hay mucho en juego para los patrocinadores del denunciado plan de nuevo gorilazo.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir