El match point para el voli cubano

5
2323
Foto: Internet

Confirmadas las sentencias de los voleibolistas cubanos en Finlandia por el delito de violación agravada a una mujer adulta, el “5 de Septiembre” contactó con uno de los letrados inmersos en el proceso que se extendió por cerca de dos meses. El señor Pirkka Lappalainen respondió nuestras dudas sobre los recientes acontecimientos, siempre desde su criterio personal, pues su defendido, Dariel Albo Miranda, fue absuelto semanas antes.

¿Cuándo será la apelación? ¿Cumplirán su sentencia en tierras finesas o los regresarán a Cuba? En caso de permanecer allá, ¿recibirán algún tratamiento especial por ser extranjeros o irán a alguna cárcel común a cumplir la sentencia? Dichas interrogantes mueven hoy la opinión de los cienfuegueros, las cuales atendió gentilmente Lappalainen.

Pirkka Lappalainen, abogado defensor de Dariel Albo Miranda. / Foto: Internet
Pirkka Lappalainen, abogado defensor. / Foto: Internet

“Los jugadores deben hacer su notificación de apelación en siete días y el tiempo de demora para el recurso es de 30 días, explicó. No he estudiado sus casos en específico, no podría asegurar si cumplirán la mitad de sus sentencias en Finlandia y luego serán deportados a Cuba. Esa información está en manos del Ministerio de Justicia.

“En mi opinión personal, son presos normales y el estado de Finlandia le brindará todas las garantías para su seguridad. Esa es la razón por la cual están en prisiones diferentes, señaló. Además, estimo recibirán un tratamiento cortés por parte del personal de prisión por tratarse de atletas profesionales”.

Con la parquedad de las malas noticias trascendió esta semana la sentencia a los cinco integrantes de la selección nacional. Terminó una larga cadena de suspensos, especulaciones y expectativas en torno al proceso, aún pendiente de apelaciones.

A cinco años de privación de libertad fueron condenados los jugadores Rolando Cepeda Abreu (27 años), Abraham Alfonso Gavilán (21), Ricardo Norberto Calvo Manzano (19) y Osmany Santiago Uriarte Mestre (21), mientras Luis Tomás Sosa Sierra (21) recibió tres años y medio. Además, deben pagar una indemnización de 24 mil euros (26 mil 800 dólares) por concepto de daños y perjuicios.

De acuerdo con lo publicado por la agencia Reuters, los atletas pidieron penas mitigadas, argumentando la pérdida de contratos deportivos por la mala publicidad del caso. El tribunal denegó la solicitud pues “son declarados culpables de un delito sexual grave (…) Teniendo en cuenta el delito en cuestión, la pérdida de contratos de los jugadores fue una consecuencia previsible”.

Según lo dictaminado por dicha institución, los testimonios de los jugadores resultaron contradictorios, restándole credibilidad a su versión de los hechos. No ocurrió así con Dariel Albo Miranda, quien fue absuelto y regresó a Cuba: “si bien no hay dudas de que Albo Miranda aconsejó borrar las huellas, había una duda considerable sobre su culpabilidad”, aclararon los jueces. Su abogado, Pirkka Lappalainen, comentó a la agencia AFP que el deportista valoraba la posibilidad de pedir indemnización al gobierno finlandés por los dos meses de prisión.

En cambio, en lo referente a sus compañeros, el tribunal expuso que “forzaron juntos y de común acuerdo (a la víctima) a mantener varias relaciones sexuales por medio de la violencia y aprovechando su miedo e impotencia”. Durante el juicio, tres de los condenados reconocieron tener relaciones sexuales con la mujer; pero manifestaron contar con su consentimiento, lo cual ella contradijo. Los otros dos alegaron no haber mantenido ningún tipo de contacto sexual con la demandante, mas la corte no dio crédito a tales argumentos.

Como agravante a su condición, medios de prensa señalan que los atletas filmaron y fotografiaron momentos de la agresión. Esas pruebas, de conjunto con los SMS intercambiados entre los acusados aquella noche y el testimonio de la víctima, sirvieron de soporte a las sentencias impuestas.

La historia comenzó en la medianoche del 2 de julio, cuando uno de los jugadores dialogó con la mujer en las afueras del hotel Ilves, donde se alojaba la selección cubana. Tras la conversación, ella accedió a subir a la habitación del deportista, con quien “tuvo una relación sexual consentida”, sostiene AFP. La complicación vino cuando este invitó a sus compañeros de equipo. En la madrugada tuvo lugar la denuncia, luego llegaron los arrestos, vistas orales, acusación formal, juicio y sentencia.

De este lado no hubo otra declaración que la inicial, cuando la Federación de casa habló de “actos totalmente ajenos a la disciplina, sentido de honradez y respeto que tiene nuestro deporte (…) comportamientos que no se corresponden con la ética y los principios con que hemos sido educados”. Entonces parecía apresurada la postura; mas la realidad les confirmó el conocimiento de causa. Aunque nunca dieron detalles, al menos eran conscientes de lo que vendría.

A estas alturas, cualquier esperanza choca contra la ned. Si en los últimos años el voli cubano iba de capa caída, el reciente desenlace viene a ser otro remate contra esta disciplina, acompañada de uno de los mayores escándalos del deporte cubano. Y si en efecto resultaron culpables, que cumplan. Aun así, todos los sentenciados niegan los cargos y quedamos al pendiente de una eventual apelación.

5 Comentarios

  1. Los únicos artículos con explicaciones precisas sobre este tema los he leído en el periódico 5 de Septiembre. Te felicito, Darilys, pues has demostrado que no hay que ser “amarillista” para decir las verdades, aunque nos duelan.

  2. Es lo mejor y más ampliamente tratado sobre el tema, que he leído hasta ahora. Excelente trabajo de Darilys. No sé por qué me quedan tantas dudas con esa sentencia, o son tan tontos estos muchachos o les han tendido una buena cama, en fin. Que acabarron con sus carreras y con la trayectoria del voli cubano, que era casi el único deporte colectivo clasificado para la olimpiada, en fin, que me duele ver a esos muchachos pasar por tanto y lo que aun les falta, a sus familias, y también a la víctima, que es una mujer… veremos, la mentira tiene patas cortas, como diría mi abuela

    • Es realmente triste Maga, porque al final son casi niños; pero con los detalles del juicio nos llegaron -al menos Roberto y a mí- muchas sorpresas, hay cosas que estuvieron mal, muy mal

Dejar respuesta