El amor en el lente de un Ángel

Usar la fotografía como medio para dar vida a algo que solo habita en la mente del artista es un acto de desnudez. Ángel Peña (1961) lo muestra en su nueva exposición Solo el amor, la cual fue inaugurada el pasado 14 de febrero en la galería Mateo Torriente, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Cienfuegos.

Las imágenes de Peña captan el enigmático concepto del amor, cargadas de pasión, deseos y una nostalgia que eriza la piel. En su obra hay alegría, pero también hay silencio. Están las poses robadas, los secretos encriptados en la mirada pícara de la modelo-novia; las palabras no dichas, el deslumbramiento de una relación cortada en dos partes: una mitad a los veintitantos, otra, después de los cuarenta; ambas igual de felices.

El creador abraza contra su pecho el trinomio que la fotografía no puede ignorar: composición, técnica y tiempo. Juega con las luces y ángulos para develar una historia que deja confirmada aquella teoría de no morir porque él, el Ángel de su vida, aún respira bajo el cielo azul o gris o medio pálido.

Narra el encuentro entre dos cuerpos que burlan situaciones cubanísimas, que visualizan la complicidad absoluta, como absoluta es la dicha de tenerse, más allá de lo físico, más allá de la muerte impar.

“Con él nunca se sabe cuál es el adjetivo que lo define, si el desenfado o el talento; lo cierto es que posee una rara combinación de ambos, ante la que nadie es indiferente. Quizás porque en Peña todavía habita el espíritu de aquella bohemia de ajenjo y utopías, más preocupada por vivir que por teorizar”, dijo en 2017 la crítica de arte Massiel Delgado, retrato que lejos del obturador parece encajar en su fisonomía no más.

Unas 18 obras conforman la muestra, pero en ese número se ignora el drama histórico de los años 90, su personal visión sobre la vejez, los desnudos artísticos, la dinámica social de los cubanos, la arquitectura y los ambientes citadinos…, lo deja todo porque ella lo es todo. Y el violín toca mientras la gente pasa… se nota el silencio, la muerte, el amor en el lente de un Ángel.

Recomendamos leer ||Huellas francesas en Cienfuegos, el hojear de un libro
Foto: Zulariam Pérez Martí
Foto: Tamara Rodríguez Puerto
Zulariam Pérez Martí

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

7 Comentarios en “El amor en el lente de un Ángel

  • Avatar
    el 4 marzo, 2020 a las 10:21 am
    Permalink

    Excelente artículo para un excelente fotógrafo y amigo. Desafortunadamente no puedo estar allí para la muestra, pero tuve el privilegio de compartir vivencias con Peñita y Yidah. Gracias por las memorias!

    Respuesta
  • Avatar
    el 27 febrero, 2020 a las 1:37 pm
    Permalink

    Excelente artista nuestro Peñita y muy bellas las palabaras dedicadas a él en éste escrito. Gracias a ambos

    Respuesta
  • Avatar
    el 26 febrero, 2020 a las 6:05 pm
    Permalink

    Gracias. Es una exposición de amor, de lujo.

    Respuesta
  • Avatar
    el 26 febrero, 2020 a las 4:57 pm
    Permalink

    Felicidades para Peñita.
    Si pudieras colgar en la puerta de tu exposición este trabajo de Zulariam Pérez Martí, sentirás la poesía salida de tu lente, acompañandola.
    Peñita, no busques otro catálogo para tu obra.

    Respuesta
    • Avatar
      el 26 febrero, 2020 a las 6:06 pm
      Permalink

      Gracias, amigo. Sus palabras siempre son muy bien recibidas.

      Respuesta
  • Avatar
    el 26 febrero, 2020 a las 4:32 pm
    Permalink

    Un fotografo espectacular, cuyo talento excepcional trasluce el amor en cada obra!.

    Respuesta
  • Avatar
    el 26 febrero, 2020 a las 11:55 am
    Permalink

    Palmas! para la siempre talentosa Zulariam Perez Martí por su-nuestro Angel del lente, del amor, de las calles cienfuegueras, … de Yidah. Gracias por decir con tanta certeza «eso» que percibimos de Peñita quizás sin saberlo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir