Clásico de Ciclismo: con más o con menos, esta es nuestra Vuelta

Una vez más la caravana multicolor del ciclismo tomó por asalto el Paseo del Prado cienfueguero, ahora con la cuarta edición del Clásico Nacional de Ruta. Y es cierto que la actual versión de lo que un día fuera la Vuelta a Cuba dista mucho (en varios sentidos) de aquel prestigioso certamen, pero los que amamos el deporte volvimos a disfrutar de un evento que, contra viento y marea, como de costumbre viene a engalanar febrero.

De satisfactoria evalúan la competencia sus organizadores. Así lo asegura Pablo Campins, comisionado nacional de la disciplina.

El primer objetivo del clásico es el de mantener esta justa, la que constituye todo un símbolo para el deporte cubano. Por todos es conocido que la situación económica no permite desarrollar la Vuelta a Cuba como se merece, pero bajo ningún concepto podemos perder este torneo. Aquí toman parte ciclistas de todos los territorios del país (esta vez tomaron la largada 91), incluidas nuestras principales figuras, que vale aclarar son bastante jóvenes luego de la renovación llevada a cabo en la preselección nacional.

Pablo Campins, Comisionado Nacional, se muestra satisfecho con el Clásico. /Foto: del autor

Pablo Campins, Comisionado Nacional, se muestra satisfecho con el Clásico. /Foto: del autor

El giro permite entonces medir sus potencialidades de cara a futuros compromisos, entre los que destaca la cita centroamericana. Además, confrontan con otros exponentes de provincias y de los Centros Técnicos, aspecto que a nosotros nos permite captar nuevos talentos”.

Parecida es la visión de Roberto Martínez Aroche, jefe del Alto rendimiento en el Inder cienfueguero. “Yo le veo dos grandes beneficios. Desde el punto de vista de la calidad de vida de nuestros pobladores, es todo un espectáculo, y aunque ya no es la Vuelta a Cuba, la gente vuelve a venir y disfruta de la competencia. Por otra parte, ello incita a los más jóvenes a interesarse por la disciplina, y a la postre sirve a nuestros atletas como medidor para sus citas fundamentales”.

Tradicionalmente Cienfuegos ha sido reconocida como una de las principales sedes de la lid, y esta vez se repiten las frases de elogio. “Aquí se nota que la población sabe de ciclismo. En lo personal disfruto correr este circuito alrededor del Prado, en una ciudad que destaca por su belleza”. Así opina el santiaguero Pedro Portuondo, virtual ganador del giro.

Campins reconoce que “ha sido perfecto, no tenemos quejas de ningún tipo. Se nota el esfuerzo de todos los factores por asegurar cada detalle del evento. En honor a la verdad Cienfuegos es ejemplo de organización”.

Los locales cifran sus mayores esperanzas en el joven Frank Sosa del Sol, mejor ubicado como miembro del Centro Técnico con sede aquí.

Noto quizás un poco menos de nivel comparado con el año anterior, pero ha sido disputada. En 2016 me ubiqué en el puesto 12 y ahora estoy en el 16. Mi aspiración es mejorar y aun me quedan algunas etapas. Sí, creo poder lograrlo, me he preparado mucho para esto”, nos dice el integrante de nuestra preselección nacional. Con él coincide Jorge Luis Guerrero, máximo directivo de la disciplina en territorio sureño. “Estamos muy contentos con la actuación de los muchachos y confiamos en sus posibilidades. La meta es ambiciosa pues nos trazamos como objetivo un cuarto lugar por equipos, pero esperamos cumplirla”.

Las metas de los locales son ambiciosas, según Jorge Luis Guerrero, comisionado de la disciplina en Cienfuegos. /Foto: del autor.

Las metas de los locales son ambiciosas, según Jorge Luis Guerrero, comisionado de la disciplina en Cienfuegos. /Foto: del autor.

Acerca del estado actual del ciclismo cubano, el comisionado cubano nos ofrece sus consideraciones.

Como ya te había comentado, el apartado masculino no atraviesa por un buen momento y de ahí la renovación. Nuestro objetivo es, primeramente, clasificar para los Centroamericanos, y luego rendir allí una aceptable faena. La otra cara de la moneda es el sexo femenino, hoy nuestra fortaleza indiscutible y donde se centran las aspiraciones en el actual ciclo olímpico. Cuatro de las nuestras están en estos momentos contratadas por clubes internacionales, y se comienzan a recoger los frutos de ese fogueo. Ahí tienes el ejemplo de Marlies Mejías, que se encuentra en una forma impresionante y se ha convertido en la líder de su conjunto.

Eso nos hace trabajar más, con los recursos que sean, pero apoyar con todo justas como esta en la que estamos inmersos. Hoy se hacen esfuerzos por lograr patrocinios para un posible retorno de la Vuelta Internacional, pero por el momento tenemos que seguir con las actuales condiciones”.

Y es cierto, con más o con menos, lo importante es mantener nuestra Vuelta.

Frank Sosa del Sol, el mejor ubicado entre los cienfuegueros. /Foto: Juan Carlos Dorado

Frank Sosa del Sol, el mejor ubicado entre los cienfuegueros. /Foto: Juan Carlos Dorado

Carlos E. Chaviano Hernández

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir