Científicos enjuician tesis de inmutabilidad del Universo

Un nuevo estudio demuestra que las fuerzas que rigen la naturaleza no son constantes como se creía. De acuerdo con la investigación, toma fuerza la idea de que habría una direccionalidad equivalente a un posible norte y sur del universo, sobre la base de las variaciones electromagnéticas a partir de la observación de un cuásar.

Según el reporte publicado por el sitio web Science Advance, expertos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, detectaron inconsistencias al realizar un análisis a partir de la observación de un cuásar en el espacio a más de 13 mil millones de años luz de la Tierra.

Los cuásares son núcleos extremadamente brillantes de galaxias activas, que obtienen su poderosa luz gracias a la presencia de un agujero negro supermasivo, rodeado por un disco de acreción. Emiten una intensa radiación cuando capturan estrellas o gas interestelar.

Basados en la observación científica de una de estas fuentes de radio, los integrantes de la Universidad de Nueva Gales del Sur australiano se percataron de inconstancias electromagnéticas que los motivaron a especular sobre la posibilidad de que el universo tendría norte y sur, cuestión que contrasta con las teorías de la gravedad y la constancia de las leyes físicas de la naturaleza del sabio Albert Einstein.

En el análisis realizado por los especialistas se detectaron pequeñas variaciones en la constante estructura fina que caracteriza a la interacción electromagnética y es una de las cuatro fuerzas fundamentales, además de la gravedad y las fuerzas nucleares débil y fuerte.

El profesor John Webb, de la universidad australiana de Nueva Gales del Sur, ya había detectado en estudios previos que al medir la fuerza electromagnética en una dirección particular del universo aparecía alguna diferencia en esa constante.

«Una pista de que ese número de la constante de estructura fina era diferente en ciertas regiones del universo» señaló el profesor Webb.

Ahora, los investigadores de Australia usaron un telescopio extremadamente grande de Chile para efectuar las cuatro mediciones de la constante de estructura fina a lo largo de la línea de visión del cuásar y al compararlas con muestras de otros estudios, confirmaron las diferencias.

Este carácter variable apoyaría la idea de que habría una direccionalidad equivalente a un posible norte y sur del universo sobre la base de las variaciones electromagnéticas. (Resumen de agencias)

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir