Béisbol cubano: verde la subserie entre Industriales y Cienfuegos

Béisbol cubano: verde la subserie entre Industriales y Cienfuegos

El regreso de César Prieto fue uno de los mayores atractivos para la subserie frente a los Industriales en el "5 de Septiembre"./Foto: Aslam Castellón

El regreso de César Prieto fue uno de los mayores atractivos para la subserie frente a los Industriales en el "5 de Septiembre"./Foto: Aslam Castellón

Se les puso más exigente el campeonato, y estuvieron a la altura: Industriales fue el rival en el tercer compromiso de los Elefantes de Cienfuegos en esta 59 Serie Nacional de Béisbol y dos victorias contra una concluyó el duelo, a favor de los verdinegros, para beneplácito de la notable concurrencia que los respaldó en el “5 de Septiembre”. Seis éxitos y tres reveses archiva ahora la manada de casa, que desde este jueves enfrentará a los Cocodrilos de Matanzas en el “Victoria de Girón”.

Aquí, en el “5”, los desafíos se vivieron al límite:

DOMINGO: debut por la puerta ancha

Carlos Damián: seguro, rápido, efectivo, controlado, dominante, concentrado… /Foto: Aslam Castellón
Carlos Damián: seguro, rápido, efectivo, controlado, dominante, concentrado… /Foto: Aslam Castellón

Casi toda la gloria del día tuvo un nombre propio: Carlos Damián Ramírez Gotizolo. En números: siete entradas completas, apenas un hit (en el sexto), sin carreras, seis ponches, tres boletos ya al cierre… En impresiones: seguro, rápido, efectivo, controlado, dominante, concentrado -hasta sonriente- incluso al concluir exhausto su rol de apertura… Y tenía enfrente a los siempre respetados Industriales y se le oponía un pitcher con más grados, el mismísimo Vladimir Baños, pero ni la lluvia ni la suspensión temporal del duelo le robaron su momento. Era su día: el de nadie más. Para quitarse el sombrero.

El equipo increíble, con una defensa impecable y la ofensiva imposible. Hoy dejaron solo en papel los pronósticos, hasta los más optimistas. Debutó a sus anchas César Prieto (4-2, con par de doble), se lució Luis Vicente Mateo (5-3), reaccionó Daniel Pérez (5-2), respondió Edwin Vasell (4-2, con un doble) y se robó el show, otra vez, Yusniel Ibáñez, de 3-3, con triple y jonrón con la casa llena. Alucinante. Indiscutible. El séptimo turno no lo tenía en planes, y supongo que tampoco el hecho de redondearlo tan bien.

El pitcheo relevo formulaba a partir de ahí las interrogantes. Dos boletos y un hit le complicaron el octavo a Bárbaro Herrera y permitieron una de descuento a los Azules de la capital. El noveno se lo encomendaron a Tomás La Rosa (el número 30 sobre el montículo evoca momentos de seguridad, en glorias pasadas) y solo el pelotazo a Lisbán Correa y un boleto de coyuntura mellaron el cierre hermético. Pero sin sustos: un fly, un rolling a primera cubriendo el mismo pitcher, un hombre en segunda y el tercer out, también de fly, le dieron a las gradas el motivo de celebración.
Con 8 carreras y 12 hits a favor, contra una y dos indiscutibles de sus rivales, ganaban los Elefantes de Cienfuegos el primer duelo ante Industriales.

Todavía quedan otros dos…

LUNES: Industriales todo Samón

Los dos jonrones de Yordanys Samón, para cuatro empujadas en total, casi cuentan por sí mismos la historia completa./Foto: Aslam Castellón
Los dos jonrones de Yordanys Samón, para cuatro empujadas en total, casi cuentan por sí mismos la historia completa./Foto: Aslam Castellón

Azul fue la tarde de lunes: Industriales 6×4 Cienfuegos en el “5 de Septiembre”. Los dos jonrones de Yordanys Samón (para cuatro empujadas en total), casi cuentan por sí mismos la historia completa, aunque quedan otros detalles de relevancia.

Solo dos tercios de inning permaneció sobre la lomita el abridor de casa, el novato Luis Serpa, quien abandonó el choque con cuatro limpias en su contra (tres de ellas por el primer cuadrangular de Samón). Camilo Ballester vino en su rescate trabajando capítulo y un tercio hasta la llegada del Alex Pérez. Mención aparte para el muchacho: excelente en su salida, al punto de controlar lo que parecía un partido de desborde para la ofensiva capitalina. Poco más de seis entradas le pasaron factura y permitió dos anotaciones en su despedida (entre ellas el segundo cuadrangular de Samón), sin que ello demeritara su actuación.

Madero en ristre los verdinegros consiguieron pegarse en el marcador (4×3), jonrón de Edwin Vasell incluido (su segundo en la campaña). Pero se distanciaron en el octavo y noveno los visitantes, hasta llegar a la sexta y no alcanzó la remontada al cierre de los nuestros. Bryan Chi sumaba el éxito y el tercer relevista, Andy Rodríguez, se anotaba el punto por juego salvado.

Mucho público acompañó a los paquidermos en la jornada… no fue tan mal el día, después de todo.

MARTES: Raicol Suárez y La Rosa sobre la lomita

Raicol Suárez había anunciado que este sería un buen día para lanzar, que no iba a repetirse la historia de su salida anterior./Foto: Aslam Castellón
Raicol Suárez había anunciado que este sería un buen día para lanzar, que no iba a repetirse la historia de su salida anterior. /Foto: Aslam Castellón

Raicol Suárez había anunciado que este sería un buen día para lanzar, que no iba a repetirse la historia de su salida anterior. Y en honor a la verdad el día estaba fatal: nublado, lluvioso, demasiado gris; pero si él encontraba una forma de componerlo sobre el montículo; nada que objetar. Y así lo hizo.

Desde la baja de la segunda, con dos outs en la pizarra, Félix Rodríguez y César Prieto le aseguraron sus tres primeras carreras a favor y añadió la comodidad a su trabajo. Se complicó en la quinta y los Azules, que no perdonan, le redujeron al mínimo la ventaja (3×2). Consiguió recomponerse y devolver al ritmo habitual el partido: a la ofensiva, los suyos se encargarían de hacerle justicia.

Héctor Ponce, el abridor de los capitalinos, salió en la sexta, y en su relevo vinieron Adrián Sosa y acto seguido Denis Quesada. Volvió a demostrar su madera de grande César, otra vez después de dos outs, con un triple y otro par de remolcadas, para luego pisar la goma con el jit impulsador de otro dinámico, Luis Vicente Mateo al también relevista Pedro Armando Pérez. Seis carreras por dos marcaba la pizarra en ocho completas cuando se despidió Raicol, con la loable cifra de ocho ponches en su presentación. Era un buen día para lanzar, lo había dicho. No era tan buen día nada; pero él lo arregló.

Parecía cuestión de tiempo la victoria. Ya celebraban en las gradas, otra vez con una concurrencia plausible. Pero nunca se alcanza la cima tan fácil, tanto menos con los Industriales enfrente.

Leorisbel Sánchez no se hizo justicia en el noveno y, aunque archivó el siempre importante primer out, permitió la tercera de los visitadores y dejó la cuarta en el camino. Tampoco estuvo en su mejor tarde José Ángel Ozuna. Ya con la diferencia reducida a dos y el empate en circulación solo quedaba una alternativa: La Rosa para despedir el duelo.

Este muchacho tiene ángel –o aquella otra palabra más vulgar y menos publicable que desde la grada le repetían– y defiende un número lleno de gloria en los cierres para el Cienfuegos. Era grande la presión, pues de héroe a villano solo lo separaba un mal envío, y con ese arrastraría incluso el esfuerzo de Raicol; pero parecía tenerlo todo bajo control, así lucía al menos.

Cuatro lanzamientos dedicó a Oscar Valdés y en cada uno de ellos el público vociferó: dos fueron strikes, los otros dos también, mas el árbitro los cantó bola… Silencio sepulcral en su quinto wine up y otra vez el escándalo de selle: fly out, el 26.

Barcelán impuso sus libras en el cajón de bateo, todavía quedaba un León con vida. Tres movimientos de La Rosa, tres aciertos en la mascota de Richel, tres veces extendió su mano derecha el árbitro y explotó el “5”… Este martes todos hablaron de ese muchacho, Tomás La Rosa Causillo; desde esta tarde todos lo respetan.

Esta tarde todos hablaron de ese muchacho, Tomás La Rosa Causillo; desde esta tarde todos lo respetan./Foto: Aslam Castellón
La tarde del martes todos hablaron de ese muchacho, Tomás La Rosa Causillo; desde ese juego todos lo respetan./Foto: Aslam Castellón
Noticias relacionadas
Share

5 comentarios en “Béisbol cubano: verde la subserie entre Industriales y Cienfuegos

  1. Cuento me alegro que cienfuegos este delante se lo merecen me encantaría que mi hijo estuviera jugando tambien pero será el próximo año….me alegra mucho y me llena decsatifaccion los resultados del equipo….

  2. Bravo por los muchachos¡ todos han hecho su buen aporte…Ojalá la suerte, la dirección acertada y el buen trabajo del psicólogo logren que est e maravilloso inicio perdure ” Gracias, elegantes por permitirnos soñar nuevamente”

  3. Excelente crónica de Darilys de los tres partidos entre CFG e IND. Yo llegué a pensar que CFG solo ganaría acaso uno de los tres y cuando se lo comenté a Luisito (el de la escoba) momentos antes de comenzar el primer partido, me dijo “–Mulato, CFG tiene para meterle los tres a Industriales”, y mira usted, vinieron dos, luciendo muy bien el picheo en sentido general, algo que en los inicios siempre se habló con incertidumbre y dudas. Parece que CFG este año va hacer un mejor papel.

    1. Gracias por su comentario Jorge, una subserie de lujo sin dudas. Y sí, coincido con Luisito: cuidando el pitcheo, y como está al serie, pues este equipo tiene para llegar donde quiera… Aunque todavía es muy temprano para triunfalismos, y dígame supersticiosa si quiere, pore so es mejor seguirlos juegos a juegos: disfrutarlos, sufrirlos, de todo un poco, ja… saludos y gracias por su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share