Ballet Español de Cuba presentará versión de Carmen en Cienfuegos

0
1695
La Carmen del Ballet Español de Cuba está concebida en dos actos. /Foto: Internet
La Carmen del Ballet Español de Cuba está concebida en dos actos. /Foto: Internet

Bajo la conducción general del primer bailarín, profesor y director Eduardo Veitía, el Ballet Español de Cuba propondrá a los espectadores cienfuegueros su interpretación coreográfica de la celebérrima Carmen.

Las presentaciones acaecerán de viernes a domingo, en el teatro Tomás Terry, de esta ciudad, como parte de la XV Temporada de la Danza, la cual ha de entenderse a través de los meses de octubre y noviembre.

Carmen es una ópera dramática en cuatro actos con música de Georges Bizet y libreto en francés de Ludovic Halévy y Henri Meilhac, basada en la novela Carmen, de Prosper Mérimée, publicada por vez primera en 1845, la cual a su vez posiblemente estuviera influida por el poema narrativo Los gitanos (1824) de Aleksandr Pushkin.

La ópera se estrenó en la Opéra-Comique de París el 3 de marzo de 1875, pero su estreno fue criticado negativamente por la mayoría de los especialistas. Estuvo a punto de retirarse casi después de su cuarta o quinta representación, aunque esto se evitó, llegando al final a las 48 representaciones en su primera temporada, si bien con muy poca audiencia.

Cerca del final de su temporada, el teatro regalaba entradas para incrementar la presencia de espectadores. Bizet murió de un ataque al corazón, a los 36 años de edad, el 3 de junio de 1875, sin llegar a saber nunca cuán popular iba a ser Carmen. En octubre de 1875 fue producida en Viena, con éxito de público y crítica, lo que marcó el inicio de su popularidad mundial.

No se representó de nuevo en la Opéra Comique hasta 1883. El opus bizetiano sólo transformó el género de la opéra comique que había permanecido estático a lo largo de medio siglo, sino que virtualmente lo transmutaría. En unos pocos años, desapareció la tradicional distinción entre la ópera (seria, heroica y declamatoria) y opéra comique (ligera, burguesa y con diálogos hablados). Más aún, Carmen alimentó un movimiento que iba a ganar tanto celebridad como notoriedad, primero en Italia y luego en el resto del mundo: el culto por el realismo conocido como verismo

La historia de la seductora gitana, según la mirada del Ballet Español de Cuba, intenta traducir el fuego interno en lo más profundo de los personajes, a partir de una voluntad coreográfica de renovación vertida en la develación dicótoma de la protagonista y los seres acompañantes.

La Carmen del colectivo visitante está concebida en dos actos. El primero de ellos, “agitanado”, transcurre en el interior de la tabaquería; mientras que el segundo se registra en el interior-exterior de un escenario taurino, caracterizado tal segmento por las tonalidades rojo escarlatas y el brillo de los ruedos, el miura, la plaza, la mujer…

El Ballet Español de Cuba no se desliga de la esencia de la obra literaria, si bien le infunde una asunción contemporánea, dotada de magnetismo y vigor.

Dejar respuesta