Alejandro Sánchez, un artista que habla con su ejemplo (I parte)

Si tuviera que definir al clarinetista, saxofonista, compositor, orquestador, pedagogo y director Alejandro Sánchez Camps (Santa Clara, 21 abril, 1957) sería por su seriedad, responsabilidad y constancia; además de exquisita musicalidad, inteligencia y talento.

Como pedagogo aboga por la absoluta entrega que debemos a la carrera y ha sido, con su ejemplo, guía y paradigma. Se encuentre entre los varios músicos que han trazado una obra de excelencia dentro de la cultura del centro de la Isla, que destacan mediante su permanencia en la región y una vida artística en la que prevalecen sus logros y aportes. Tiene una obra muy extensa, pero su trabajo más conocido es como director, por casi tres décadas, de la agrupación Alejandro y sus Ónix.

En su natal Santa Clara se ha desempeñado en diferentes funciones, entre las que se encuentran: clarinetista solista de Orquesta Sinfónica y Banda de Conciertos de Villa Clara; director de la Orquesta Alejandro y sus Ónix; subdirector de música y profesor de la Escuela Provincial de Instructores de Arte; profesor de clarinete, solfeo, armonía, práctica de conjunto y taller de música popular en diferentes escuelas de arte y centros de superación.

Ha sido en varias ocasiones director invitado de la Orquesta Sinfónica de Villa Clara. Fue presidente de la filial de música de la Uneac, durante 27 años. Fundó y dirigió musicalmente los festivales Gustavo Rodríguez in Memoriam, en varias ediciones y todas las relacionadas al Festival Boleros de Oro, en Villa Clara, del cual fue presidente del comité organizador.

Ha presidido también el Festival Nacional de Creación Alejandro García Caturla, en Villa Clara. Su obra ha sido reconocida en prestigiosos eventos internacionales como la edición 35 del Festival Internacional Cervantino (2007), México; el IX Encuentro El Son Cubano y el Flamenco, Andalucía, Sevilla, España; y el Festival de Música Caribeña, en Ghana, África.

En el 1984, organiza una agrupación de alumnos y profesores de la Escuela de Instructores de Arte a la que se llamó Rumba Ónix. Allí estaban, entre otros, el profesor de percusión Raúl Torres (ya desaparecido físicamente); Juan Carlos Rojas, “El Peje”; Lázaro Rivero, “El Fino”; Julio Miguel Martínez; Francisco Álvarez; Amaury Gutiérrez; los hermanos Juan Carlos y Fernando Ledón; Alejandro Sañudo y Aleida Girón (directora actual de la Banda de Regla).

Años más tarde formaría la agrupación que actualmente dirige y que tantos lauros le ha dado al maestro, la orquesta Alejandro y sus Ónix. Se funda en 1993 y desde el ’94, comienza a ver los resultados de su trabajo, cuando resulta elegida orquesta novel del año en el programa Mi Salsa. Esta agrupación actualmente pertenece al catálogo de excelencia del Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de la Música.

Entre los reconocimientos recibidos en su carrera destacan: Diploma Nicolás Guillén, de la Uneac; Insignia Cultural El Zarapico; Distinción Nacional por la Cultura Cubana; Distinción Nacional Amadeo Roldan, de la Uneac; Distinción Nacional La Bella Cubana, Uneac; nominado al Premio Nacional de la Enseñanza Artística, La Habana; Concurso Nacional El son de Cristal Primer Premio, región central; El Camarón de la Isla, de la Confederación Flamenca de Andalucía, España; Estatuillas en festivales de interpretación Benny Moré, Cienfuegos; Premio de Orquestación XV Festival del Creador Musical Daniel Cruz Cosa; Premio de la popularidad, Festival Salsa Clara, Santa Clara; Festival Nacional de TV Buscando el sonero, Reconocimiento como orquesta acompañante del Festival; Orquesta Novel del año 1995; Primer Premio y Premio ACCAM; Festival de Creación Isidro Benítez, Santa Clara. Ha sido, además, productor discográfico.

Alejandro Sánchez ha dedicado su vida y obra al desarrollo de la música villaclareña. Su ejemplo ha sido de inspiración para muchos que, como yo, le admira por su entrega y sed incansable de conocimientos. Es un ser humano y maestro que está siempre dispuesto a ayudar a quien se acerca para aprender y crecer en el camino de la música. (Continuará)

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir