24 de febrero: la hora definitiva para la independencia de Cuba

Fue un grito, el de Baire como algunos le reconocen, el que convocó al reinicio de la guerra definitiva por la independencia de Cuba, el 24 de febrero de 1895. Ese lugar de Jiguaní en el Oriente cubano, pasó a ser célebre en la geografía libertaria de Cuba, a pesar de detractores. Organizada por José Martí, y liderada por los grandes estrategas del Ejército Libertador, reorganizados a partir del doloroso y tristemente célebre Pacto del Zanjón, venían a por las deudas que debían ser saldadas: la total independencia y el fin de la esclavitud.

“Con Calixto, dijo Martí al conocer que había zarpado desde los Estados Unidos con destino a Cuba, va la espada que triunfa”, sentencia que refleja la unidad entre la organización política y el arte militar, otra de las dudas de la Guerra de los 10 Años.

El 10 de abril de 1992 se había fundado el Partido Revolucionario Cubano, una forma de organización para la guerra que se avecinaba. Al decir de Yoel Cordoví, destacado historiador e investigador, presidente del Instituto de Historia: “Constituye una obra política y de unidad en el sentido de aunar voluntades dentro y fuera de la isla. Era necesario agrupar y unificar los clubes conformados en el exterior por la emigración cubana y los que existían en Cuba.

“Otro paso importante fue la creación de un ramo de la guerra que eligió a Máximo Gómez como General en Jefe. Por lo tanto, vemos que en el ‘95, si lo comparamos con la del ‘68, antes de que se inicie la guerra ya existe un líder militar que es un hombre curtido, conocido, con carisma, con una ascendencia dentro de las tropas. También se conocía quién sería su Lugarteniente General, Antonio Maceo y Grajales”.

Y aunque la fecha patria se conoce como el Grito de Baire, resultó una orden al combate acatada, al unísono, en muchas parte de Cuba. Desde varios días atrás, los patriotas que irían a la guerra habían abandonado sus hogares para evitar la represión y el encarcelamiento.

Cuentan que fueron 35 las localidades que se levantaron en armas aquel 24 de febrero, entre las que se menciona Aguada de Pasajeros, aunque no todas lo lograran, al ser sorprendidos por las autoridades coloniales de España.

Hortensia Pichardo, historiadora de renombre aseveró sobre la fecha histórica: “hacer del heroico Baire el centro aislado o principal del levantamiento, sería desconocer que el 24 de febrero de 1895, como resultado de una sabia orientación táctica de Martí, lo que tuvo lugar fue, aunque no en la escala prevista y necesitada del proyecto martiano, un levantamiento simultáneo con el cual el Delegado del Partido Revolucionario Cubano aspiraba a que la llama bélica prendiera en toda la isla, para permitir que la Guerra Necesaria tuviera, como él solía decir, la brevedad y la eficacia del rayo”.

A 126 años de aquella fecha histórica, los cubanos continuamos abogando por la independencia, y auque hoy sean otros los escenarios y más sofisticadas las armas, continuamos con la fe de que solo la soberanía nos hará libres y plenos.

*Pinche el siguiente enlace para conocer sobre la historia del documento.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir