Maltrato por cuenta propia…

El infernal rostro de la señora detrás del mostrador, la hamburguesa a medio cocinar, los atrasados panes del (supuesto) sándwich

Leer más
Compartir