Para la Revolución ha sido una gran fortaleza el movimiento sindical cubano
jue. Dic 5th, 2019

Para la Revolución ha sido una gran fortaleza el movimiento sindical cubano

Con la presencia de Raúl y Díaz-Canel fue presentado el Consejo y Secretariado Nacional de la CTC. /Foto: Irene Pérez (Cubadebate)

Con la presencia de Raúl y Díaz-Canel fue presentado el Consejo y Secretariado Nacional de la CTC. /Foto: Irene Pérez (Cubadebate)

Un llamado al movimiento sindical cubano a erradicar males e incrementar actitudes positivas para contribuir al avance económico, hizo este miércoles el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), José Ramón Machado Ventura, al pronunciar las palabras de clausura del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

En la jornada, que estuvo presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del PCC y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, resultó ratificado Ulises Guilarte de Nacimiento como secretario general de la organización obrera, mientras que Carmen Rosa López Rodríguez, continuará ocupando el cargo de segunda secretaria.

Durante la jornada matutina, los cerca de mil 200 delegados y 300 invitados debatieron el Informe Central, al tiempo que se presentaron y aprobaron los dictámenes de trabajo de las comisiones y una declaración de solidaridad que “apoya de manera decidida a los pueblos que luchan en defensa de su soberanía, autodeterminación y derechos consustanciales al ser humano como el empleo, la educación, la salud y la seguridad social”.

Una excelente cita sindical

Al formular las conclusiones del XXI Congreso de los trabajadores cubanos, Machado Ventura calificó de excelente la cita sindical.

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, formuló las conclusiones del XXI Congreso de la CTC. /Foto: Irene Pérez (Cubadebate)
José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, formuló las conclusiones del XXI Congreso de la CTC. /Foto: Irene Pérez (Cubadebate)

Un congreso a la altura del momento en que vive la Patria. Constituye otra contundente respuesta de nuestros trabajadores a las agresiones, amenazas y mentiras con que el enemigo pretende, hoy con renovada saña, cumplir su sueño de destruir la Revolución”, dijo.

Precisó que el movimiento obrero enfrentó numerosos retos durante los últimos cinco años, en el cual han ocurrido “profundas transformaciones en la economía y en el ámbito laboral, a la que se une una situación internacional adversa en diferentes sentidos”.

También destacó que en su área de responsabilidad, el sindicato logró el papel que le corresponde en la economía nacional en beneficio de toda la sociedad. “Somos conscientes de que para un dirigente sindical, sobre todo en la base, no resulta sencillo discernir en la labor cotidiana el justo balance entre exigir que se cumplan los deberes laborales y a la vez apoyar un reclamo justo del colectivo o incluso de un trabajador en particular”, reconoció.

Avances en la conceptualización del modelo económico

Machado Ventura advirtió que “en ocasiones la premura por solucionar determinada deformación de la economía, llevó a atender más los deseos que las posibilidades reales. Como resultado se cometieron errores cuyas consecuencias aún sufrimos en algunos casos, tal como expresaron aquí varios delegados”, dijo.

Desde luego no estamos en igual situación que en años atrás. Aunque no en la magnitud que quisiéramos, hay avances evidentes en la conceptualización del modelo económico social. Sobre todo en sentar las bases para no repetir viejos errores. En ello ha sido vital la comprensión y el apoyo de la gran mayoría de los trabajadores, su voluntad de enfrentar los problemas y no convertirlos en justificaciones, enfatizó el dirigente partidista.

El Segundo Secretario del Comité Central se refirió también a la inercia, las justificaciones y el derrotismo, fenómenos que siempre han sido muy dañinos, “pero más en momentos en que resulta imprescindible el ahorro real y efectivo”.

Agregó además que no es suficiente cumplir con el plan, sino que hay que pensar en exportar cualquier producto o servicios; “y antes de pensar en importar algo averiguar si puede producir aquí”.

Combate frontal al robo

El también Héroe de la República de Cuba, llamó a combatir el robo y las actitudes negligentes, “que tanto daño material y moral producen”.

A la vez, expresó que habrá que enfrentar el complejo e inaplazable proceso para poner orden en el sistema monetario y paralelamente en los salarios, los subsidios y las gratuidades.

El análisis de un asunto tan sensible, ya sea en un colectivo o con un solo trabajador, requiere tacto y sensibilidad, voluntad de escuchar lo que se nos dice y modestia para reconocer cuando existe razón. Pero a la vez hay que tener la valentía política necesaria para rebatir un criterio equivocado o que resulta improcedente en las actuales condiciones, incluso cuando sea el predominante en un colectivo. Podemos hacerlos porque la verdad está de nuestra parte, porque contamos con argumentos irrebatibles para explicar cuándo una determinada demanda está basada en imposibles o peor aún, en manipulaciones promovidas desde el exterior”, añadió.

Para el Segundo Secretario del Comité Central, “no se trata de cerrar los ojos antes las deformaciones del sistema salarial, en ocasiones agravadas por medidas para solucionar problemas puntuales, que han implicado diferencias que afectan sobre todo a los que laboran en el sector estatal de la economía, con énfasis en el presupuestado. Son problemas reales e importantes que debemos seguir empeñados en buscarle soluciones sostenibles y a nuestro alcance, incluso en una situación económica compleja como la actual. Problemas tan complejos como el salario y los precios no se resuelven con simples medidas administrativas”.

En otro momento de su intervención hizo referencia a que en Cuba solo hay un 1,7 por ciento de desempleo.

Complejo escenario internacional

Al referirse a la situación internacional, Machado Ventura precisó que el gobierno norteamericano hurga en cuanto resquicio pueda quedar para hacernos aún más daño y destacó la aplicación del título III de la Ley Helms Burton.

Se trata además de una intención declarada abiertamente, con total desfachatez e irrespeto a la comunidad mundial, pues apenas la disimulan tras una serie de burdas mentiras e ideas tan absurdas como la Doctrina Monroe en pleno siglo XXI”.

Estamos seguros de que los pueblos no permanecerán en silencio ante el intento de la mayor potencia militar del planeta, de destruir un pequeño país, simplemente por no doblegarse a sus demandas y mantenerse firme en sus principios solidarios y en la decisión de construir el socialismo”, señaló.

Reiteró que el país seguirá haciendo cuanto sea necesario para preservar la invulnerabilidad militar. Entre tanto, en el frente económico el avance será a menor ritmo hasta que con nuestro trabajo y esfuerzo recuperemos las condiciones materiales para llevarlos a cabo.

Hablando con los pies en la tierra

Puede afirmarse que durante estos cinco días, aquí se ha hablado con los pies en la tierra, sin perder el tiempo soñando con cosas irrealizables en las actuales circunstancias. No podía ser de otra forma después de un proceso previo tan profundo, donde la participación responsable fue el signo distintivo en la mayoría de los centros laborales. Ahora comienza lo decisivo, lograr que la información recibida, las conclusiones y acuerdos a los que arribó el congreso lleguen a cada colectivo laboral, a cada trabajador y trabajadora, que esas ideas y conceptos se materialicen en acciones para producir más y brindar un mejor servicio”.

El dirigente ponderó el papel del movimiento obrero cubano, organización “baluarte de la unidad desde su nacimiento ocho décadas atrás. Ello es particularmente decisivo en las actuales circunstancias, en que la Patria requiere el trabajo abnegado y consciente de su clase obrera, junto a los campesinos y demás trabajadores manuales e intelectuales”.

Concluyó con un llamado a que el próximo Primero de mayo, todos los cubanos colmen las plazas de todo el país. “Son grandes los retos, pero ninguno imposible para un pueblo como el nuestro, encabezado por su glorioso Partido”.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share