Zona + en Cienfuegos: con sed junto a la fuente

3
1245
El mercado Zona + en Cienfuegos se ubica en el Centro Histórico Urbano de la ciudad y constituye un paliativo a las necesidades del cuentapropismo. / Foto: Roberto Alfonso

Nadie le dijo que sería fácil administrar un negocio sin un comercio disponible a su demanda. Pero como tantos otros, decidió arriesgarse, confiado en la apertura temprana de un mercado mayorista, adonde comprar los suministros para el pequeño restaurante. A siete años de aquella aventura precipitada, todavía continúa a la espera, aunque la reciente inauguración en Cienfuegos de Zona + supone un alivio a tan imperioso reclamo.

Dirigido fundamentalmente a los trabajadores por cuenta propia, el estreno de dicho establecimiento responde a una estrategia nacional que persigue la creación de una red de tiendas similares a lo largo de Cuba. Su inicio aquí acontece en medio del proceso de reorganización del sector no estatal en el país desde el pasado 1ro. de agosto.

Jorge García López, gerente comercial de la Sucursal Cimex Cienfuegos, explicó que la cadena Zona + pertenece a las Tiendas Panamericanas y existen unidades de su tipo en las provincias de La Habana, Matanzas y Camagüey. “Ofertan especialmente formatos mayoristas, con el objetivo de satisfacer la necesidad de los cuentapropistas, de tener un lugar donde comprar en grandes cantidades. No hay limitaciones para la venta, si quieren 20 cajas de agua o cerveza se les despacha, sin la presentación de documento alguno.

Una de las facilidades de Zona + es el acceso directo de los clientes a toda la mercancía en oferta, incluidos los cárnicos. / Foto: Roberto Alfonso

“La tienda —agregó—posibilita también el acceso directo del cliente a toda la mercancía, incluidos los productos frescos. Solo requiere los servicios del empleado cuando esta se halla en niveles superiores o es preciso separar en porciones, a pedido del propio consumidor. En esencia, resulta una opción más: lo que el privado adquiría antes en varios comercios, hoy puede encontrarlo en uno”.

Zona + no es exclusiva para los emprendedores; el expendio de productos en formatos mínimos como aceite, vinagre, vino seco, puré de tomate, yogurt, picadillo y otros, atrae a usuarios comunes. Los cuentapropistas, por su parte, le reconocen a la nueva tienda el intento de acercarse a sus urgencias. Y sin embargo…

MÁS TODAVÍA ES MENOS

“Los precios son los mismos, no se perciben diferencias, sostiene Valeris Tornes Quesada, dueño del bar-restaurante El Gato Verde. El mercado mayorista te vende en un precio más asequible para que tú logres ajustarte. Si la cerveza la continúo comprando a un peso convertible (CUC), no puedo venderla a lo mismo. Para no trabajar gratis, debo subirle el precio, revenderla y abusar del pueblo, como dicen. El sistema establecido nos lleva a eso”.

Nallibe Sotolongo Naser, titular del restaurante Casa Prado, considera una buena opción la apertura de la nueva tienda, al advertir algunas distinciones con respecto a otras. Pero “aún no cumple nuestras expectativas. Numerosos productos no están a disposición del cuentapropista, lo cual nos obliga a dar muchas vueltas para conseguirlos. Tampoco los precios son diferenciados”.

Para directivos de la corporación Cimex, la cadena Zona + se anticipa a la instauración definitiva de una estructura acorde con las crecientes exigencias del sector privado.

En declaraciones al sitio digital Cubadebate, Gretchen Alfonso, directora de Mercadotecnia, admite —no obstante— algunas distancias en relación con el sistema mayorista, sobre todo en lo referido a la formación de los precios. Pese a que tales establecimientos no aplican ninguna diferenciación, los productos al por mayor tienen “márgenes comerciales favorables, lo que estimula su compra en lugar de hacerlo en pequeñas proporciones”.

Leticia Bravo Parapar, administradora de Zona + en Cienfuegos, insiste en la prevalencia de los mismos precios de la red minorista. “Son iguales, sin embargo en ocasiones los clientes desconocen que mientras más grande resulte el formato, mayores serán las ganancias. El aceite, por ejemplo, se abarata en unos centavos; depende del tipo de producto. Rebajas por ofertas especiales o atendiendo a la cantidad, no existen; somos un mercado mayorista y minorista a la vez”.

Ante la ambivalencia de criterios sobre el “mayorismo”, varios especialistas refieren como características la comercialización solo en grandes cantidades; lo cual deja fuera de juego las llamadas ventas detalladas. Su principal beneficio radica en la obtención de descuentos en el precio de los insumos al adquirirlos, precisamente, al por mayor.

El investigador cubano Omar Everleny Pérez Villanueva, Doctor en Ciencias Económicas, entiende lo apremiante del asunto si ya hemos asumido al cuentapropismo como otro componente en el desarrollo del país. “No puede suceder —alega— que un restaurante estatal reciba la cerveza a menor precio que el particular. En la competencia, ese particular está amarrado y obligado a venderla a altos precios. Es una dificultad muy grande”.

OTRA ODISEA EN EL CAMINO

En caso de que la mercancía requerida no se halle al alcance del cliente, la tienda Zona + dispone del equipamiento para ese servicio. /Foto: Roberto Alfonso

Si bien todas las unidades de Zona + siguen el mismo modelo de identidad corporativa como afirma Leticia Bravo, la ubicada en Cienfuegos difiere de las inauguradas en otros territorios, que gozan de mayor confort y espacio.

“Hemos visto este tipo de mercados en otros lugares y tienen más capacidad. Creo que deben crearse aquí mejores condiciones, pues cuentan con poca área, todo funciona por la misma puerta”, opina Mei-Ling Hernández Gálvez, titular del restaurante Big- Bang. No obstante ese inconveniente, reconoce la buena voluntad de los administrativos en ofrecer un servicio de excelencia. “Sí veo que hacen gestión de venta, van al detalle, preguntan cómo están saliendo los productos, indagan si le funciona o no al cuentapropista, pero….”.

La objeción viaja en diversas direcciones. Para Valeris Tornes, estos establecimientos deberían destinarse solo a los emprendedores y dejar la venta minorista al resto de la población a otras unidades como los mercados Paraíso o Habana. También considera que los administradores de dicha tienda deberían mantener un registro de los restaurantes privados de la provincia para poderles avisar de los productos en existencia.

Su idea no dista de la implementada por la administración de Zona +, quienes manejan una especie de “ficha de clientes” para distribuir mejor las mercancías más demandadas por los privados. “Nuestra intención es evitar que un solo cliente se lleve, por ejemplo, el parle de cerveza. Tratamos de dividirlo entre varios de los anotados en la ficha para que muchos se sientan protegidos por la tienda”, comenta Leticia Bravo.

Tal iniciativa responde a una de las piedras que persiste en el camino de Zona +: el abastecimiento inestable, aun cuando —según directivos de Cimex — los suministros están garantizados a través de contratos específicos con proveedores y la tienda se abastece de manera diaria.

A esas y otras fisuras se refiere también Kenia Martínez Pérez, propietaria del restaurante Doña Nora: “todavía le faltan muchas cosas, mantener los productos, pues se acaban y vienen pocas cantidades. Otros nos hacen falta y no los hay: camarón, pescado, langosta, los cuales hemos encontrado, por ejemplo, en el Zona + del municipio matancero de Cárdenas”.

César Parrado Jiménez, dueño de Las Mamparas, vierte una opinión similar: “carecen de surtidos en salsas, carnes, pescado, vinos, cervezas; deberían trabajar en ello, en acercarse al cuentapropista y preguntarle sobre lo que vende. Nosotros necesitamos ofertar lo que la población demanda, no lo que el mercado nos ajusta”.

Aunque representa otra opción inclinada hacia sus requerimientos, estos no quedan del todo satisfechos y aún muchos dentro del sector privado continúan accediendo a la red de mercados Ideal, donde confluye el resto de la población. Otros, cuya actividad no está ligada a la elaboración y venta de alimentos, ni siquiera pueden aprovechar la oportunidad que ofrece el nuevo centro comercial y en cuanto a mercado mayorista, siguen en el limbo.

A pesar de los pasos dados hacia adelante, el asunto no ha perdido el matiz de asignatura pendiente. A juicio del investigador Omar Everleny, urge estudiarlo mejor y sopesar las ventajas que supone. “Al final, es ganancia para la economía. Si se hace bien, clarifica el movimiento económico del país desde el punto de vista del control y la fiscalidad. El mercado mayorista le permite al Estado un control de las compras, de modo que puede exigirle a la empresa a través de impuestos porque domina su nivel de operaciones”, asevera.

Los pininos de dicha actividad se hicieron hace más de un año, cuando la Resolución No. 62 del Ministerio de Comercio Interior abrió la posibilidad a las cooperativas no agropecuarias dedicadas a la gastronomía y los servicios personales y técnicos, así como a los cuentapropistas que para el desarrollo de su actividad arriendan establecimientos estatales, de comprar directamente suministros a las empresas mayoristas productoras y comercializadoras.

Entonces quedó un vacío que Zona +, al menos, intenta llenar. Su gestión comercial en Cienfuegos arroja buenos dividendos hasta la fecha, pues a escasas semanas de su inauguración había recaudado alrededor de 200 mil pesos.

Los trabajadores no estatales aprecian esa aproximación a ellos “para ver qué necesitamos”, “la gestión de venta es muy buena”, “me gustaría ver un mayor número de productos”. En sentido general, los clientes agradecen el nacimiento del mercado dentro de las Tiendas Panamericanas de Cimex, si bien todavía esperan verlo crecer.

3 Comentarios

  1. Gracias por su comentario, Albert. No creo que la intención del entrevistado, dueño de un restaurante, fuera la de discriminar al resto de la población que no figura dentro del Trabajo por Cuenta Propia, sino más bien alude a la necesidad de que rija el principio mayorista en esos mercados. O sea, con un formato mayor, una cantidad de productos a comprar ilimitada y los precios en consonancia con dicho principio, solo los cuentapropistas u otras personas ante situaciones puntuales (celebraciones de cumpleaños, bodas, etc) serían los potenciales clientes, mientras los demás, que no necesitamos adquirir en grandes cantidades, tendríamos a nuestra disposición las otras unidades minoristas existentes.

  2. Un buen análisis hecho por el autor de este artículo, pero con la insatisfacción que plantea algún cliente de los entrevistados sobre su planteamiento ¨Que solo deberían de comprar en este tipo de establecimiento a los ¨Emprendedores¨….. Señores los directivos de CIMEX a nivel nacional que son de seguro los que viajan hacer las contrataciones a los proveedores, no se han percatado, de que en el mundo, existen este tipo de establecimiento fundamentalmente en centro y norteamérca ( llámense Costco, Sam´s) , me imagino que en Europa, Asia y Oceanía también…existe la denominación de MEMBRESÍA, la cual si quieres comprar productos de todo tipo, no solamente alimentos…debes pagar una cuota anual en dependencia de la cantidad de clientes que se quiera afiliar en una sola membresía… Con dicha membresía te da el pase para que adquieras a comprar en estos Mercados de factura mayorista…Pero los precios en estos establecimientos sí están diferenciados con respecto a los demás mercados minorista, no sé si el Lts de Aceite te cuesta en el minorista 1.50 USD……en el mayorista te cuesta $ 1.20 USD..pero eso sí vienen en pack de 3 lts…te tienes que llevar los 3 ok…
    Conclusión, que se debe cobrar una membresía intransferible anual para los clientes que deseen comprar en estos nuevos mercados Zona + y no discriminar a los clientes como dijo el colega entrevistado que no sea ¨Emprendedor¨…creo que en mi Cuba, todos somos emprendedores ok.

    • Gracias por dejarnos sus consideraciones Albert. Ciertamente, el “mayorismo” como concepto no concibe las ventas minoristas, pero eso no signifca que los clientes comunes no puedan comprar de manera mayorista. En nuestro caso, Zona + es sencillamente un mercado minorista, que a diferencia de otras tiendas, incluye ventas en formatos grandes. Pero, como usted señala, debieran explorarse las experiencias existentes en otros países, a fin de perfeccionar nuestro híbrido.

Dejar respuesta