Yoni Alma, un concepto estético y ético digno de respaldo

El artista, miembro de la UNEAC y pionero de la música electroacústica aquí, promueve un repertorio que confiere preeminencia a nuestro legado cultural e histórico, al papel de la mujer cienfueguera en la identidad local y a la familia en tanto receptora de su propuesta estética

0
310
Foto: Modesto Gutiérrez

Conversar con Yoni Alma deviene experiencia gratificante. No obstante su juventud, es una persona culta quien lo mismo puede hablar de música electroacústica -su especialidad-, que de arte, cultura general, historia de Cienfuegos, luchas feministas, nuevas tecnologías…

Lo hace con pasión y certeza. Está enamorado de cuánto hace, cree en la posibilidad de las mejores causas y se entrega con ahínco a la creación: pertrechado de ganas, paciencia y voluntad.

A personas como estas debe prestárseles interés y apoyo, porque gracias a perspectivas semejantes pueden conseguirse objetivos inimaginables en muchos frentes. El empeño de aportar horada piedras, fertiliza desiertos; si bien a veces las tapias de la desidia, la abulia, el desinterés, la ignorancia o la misma mala leche de alguien en determinada posición de poder frenan cualquier iniciativa.

En la entrevista con 5 de Septiembre, el miembro de la Asociación de Música de la UNEAC -graduado de Dirección en Realización Audiovisual y recientemente ganador de uno de los premios de composición del Festival de Música Electrónica de Bélgica- manifiesta que no siempre quienes programan y deciden en las instancias culturales cuentan con las herramientas o el sentimiento de echar pies en tierra por propuestas a contracorriente, dominados como estamos en tantos campos por el monopolio del bafle, la estridencia y las mismas fichas marcadas en la agenda.

Así, relata, lo mismo ha tropezado con incomprensiones de diverso signo, que ha visto evaporado el espacio de su espectáculo al poco rato de su comienzo y luego de promocionarlo, el no arribo del transporte a última hora u otras calamidades que no siempre -cree-, corren por el plano objetivo; sino por la resolución subjetiva de quien ha de determinar de forma puntual.

Desde enero de 2017, el artista perteneciente a la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Rafael Lay y Premio Cubadisco 2003 en la modalidad de Música Electroacústica merced al CD Fuga del preludio, inició las presentaciones en Cienfuegos de su Proyecto Destellos, tendente a reforzar los valores de la autoctonía más raigal, habida cuenta de que realza los mitos y las historias verdaderas que nutren nuestra cosmogonía desde los tiempos mágicos de Guanaroca hasta la actualidad.

Al trabajo de Yoni Alma no solo lo singulariza la imbricación de la música electroacústica y el audiovisual con las leyendas locales, o la presentación en universidades (“el público de las casas de altos estudios me recibe muy bien, se confabula con el trabajo de mi equipo y terminamos siempre mediante una gran fiesta donde ganamos todos, desde el conocimiento hasta el disfrute sano”), otros planteles de distintas enseñanzas y municipios de Cienfuegos; sino además su positiva incidencia en el desarrollo de una vertiente sonora no practicada aquí por otros creadores, sin parangón.

Destellos, noche de leyendas, su espectáculo, discurre a partir de la premisa original de obras investigativas: de manera específica ahora el libro Leyendas cienfuegueras, escrito por Adrián del Valle en 1919, en el año del centenario de la otrora Colonia Fernandina de Jagua, fundada el 22 de abril de 1819.

Desde la ficción, son recreados estos relatos sobre la base de partituras electroacústicas especialmente concebidas para cada historia, pues elemento identificador del trabajo de Alma es justamente la elaboración de materiales originales, precisa.

“No lo recreo exactamente como está en el libro. Hago una apropiación, una libre adaptación. Determinado hilo conductor me permite la yuxtaposición de una leyenda con otra y así evoluciona el concepto de mi espectáculo, en el cual  siempre la mujer será responsable de cada uno de los logros y éxitos de los relatos referidos, pues ellas son el todo y no un complemento.

“La mujer cienfueguera, a lo largo de la historia, ha demostrado excelsas virtudes, e intento, a través de los materiales audiovisuales, la ficción y la música, incorporar esa fuerza y esa magia suyas, en pos de que el espectador la asuma en su decurso, con toda la dignidad que la ha acompañado, con su poder de decisión en la historia. Más que mostrarla como una guerrera a la usanza representacional clásica, la presento como un ser humano valiente que se enfrenta a las circunstancias, adopta decisiones plausible y genera resultados también loables”, suscribe Yoni con convicción contagiante.

Destellos, noche de leyendas está dividido en tres actos y siempre finaliza con una coda o momento epilogar denominado Electronic Music Light. Desde este mes inició una gira de presentaciones semanales en asentamientos del municipio de Abreus: “la idea central es rotar por estas comunidades, algo que ya he hecho en varios municipios, y tener un contacto directo con ese público y que los habitantes de tales lugares interactúen con un tipo de espectáculo de sonoridad no usual, sobre todo en la actualidad del omnipotente reguetón”.

El entrevistado añade que “tengo bien establecido hacia dónde quiero llevar la sonoridad a mi público, va haciéndose necesario y relevante que nosotros, los artistas locales, logremos concretar una diferencia, tanto estética como sonora, jerarquizando ese referente cultural que es nuestra ciudad. Es ya algo muy incorporado en mí y en el equipo de trabajo que me acompaña (una bailarina, una actriz y un sonidista) la realización de una labor orientada hacia dicho enfoque y hacia toda la familia. Trato de cuidar mucho la estética visual, que todos los grupos etarios se sientan representados, pero que sea para todos los integrantes del hogar. Este tipo de música que realizo de alta tecnología permite alcanzar sonoridades muy contemporáneas y en el uso del arreglo, de la forma de componer, de la estrategia visual que apoya al planteamiento sonoro en escena damos marcados pasos para mostrar al público una diferencia cultural que va siendo aceptada hasta el momento y que es muy necesaria. Sin excepción, hago mucho hincapié en los valores tangibles e intangibles de nuestra esencia, a veces son desconocidos y que es urgente traerlos a la luz en tanto parte de una realidad que no debemos soslayar, so pena de atomizar nuestra identidad”, considera.

Entre sus próximos objetivos, Yoni Alma revela la concepción de un trabajo denominado Cubanía electrónica, donde trabajará junto a músicos del territorio y el poeta Alberto Vega Falcón (Veguita), para “desde la oralidad y sus historias, y mis leyendas y mi música, imbricarlo todo en pos de hacer algo con un sonido muy criollo -además contemporáneo-, desde la electrónica incidental electroacústica, con soporte audiovisual”.

Dejar respuesta