Voleibol en Cienfuegos: los campeones de “Mikasa”

Parte del equipo masculino de voleibol de Cienfuegos. /Foto: Darilys

Sin que el tabloncillo les robe protagónicos —ya bien por ausencia antes, o por cuestionable presencia ahora— atletas y entrenadores del equipo masculino juvenil de voleibol mantuvieron en juego el nombre de la provincia a nivel de país e incluso fuera de este. Talento y constancia colocaron el balón Mikasa en los espacios precisos para darle a Cienfuegos el título de la categoría en los pasados Juegos Nacionales y el consiguiente favoritismo para la venidera edición.

“Las desgracias de uno son la suerte de otros, comentaba el profesor Ventura Fernández Armas quien dirige, junto al técnico Yaiquimi Blanco Álvarez, dicho elenco. Como el 13-15 (Escolar) no clasificó, nos tocó el terreno (el Frontón) en los tres meses previos a la competencia y pudimos resolver muchas de nuestras deficiencias”.

La presencia de algunos de sus jugadores en eventos internacionales también aportó al resultado. Destaca la participación de José Carlos Romero González, Cristian Rojas Suárez y Lázaro Yudiel Arrechea Najarro en el Norceca Sub 19: el primero, atacador opuesto, concluyó como el mejor de su posición, sacador y jugador más valioso del torneo; mientras Rojas (atacador auxiliar) y Arrechea (líbero) terminaban como mejor atacador y recibidor, respectivamente. Luego, Romero y el ahora olímpico Miguel Ángel López Castro, resultaron convocados para el Norceca Sub 21, con sede en Canadá.

“Siempre los menciono; por ejemplo, cuando Romero llegó, se quitó el traje del Cuba y se puso el de Cienfuegos, con un rendimiento muy alto en la competencia, añade Ventura. Tanto, que promedió 36 puntos por partido y entre semifinal y final, él solo marcó 85”.

“Éramos los líderes, nos tocaba halar al equipo, sacarlos del bache en los malos momentos y así conseguimos el título —reconoce Cristian Rojas. Será complicado repetir el oro este año, pero no imposible. Los rivales de mayor consideración serán Villa Clara, Habana, Matanzas…, los más fuertes, a los cuales debemos trabajarles bien duro”.

La búsqueda de un equilibrio entre fortalezas y debilidades determina el ritmo del conjunto en la actualidad. “Nos repite el núcleo principal, eso es una gran ventaja, explica Ventura. El ataque constituye el punto fuerte; el recibo, también. Todavía debemos mejorar el team work, el déficit de tareas tácticas, los complejos de juego… La preparación física ayuda en algo; sin embargo, este es un deporte técnico táctico, precisamos actuar bajo otras condiciones, presiones… Necesitamos topar con otras provincias”.

Que contra todo pronóstico o garantías consiguieran antes el lauro, no implica necesariamente una conciliación con las limitaciones. El esfuerzo cuenta, por supuesto, mas no debe tomarse como excusa o único recurso en pos del resultado de los muchachos.

“Hasta el mes de diciembre estuvimos en el Frontón, sobre granito, y compartiendo terreno entre dos equipos: imagínese el déficit de preparación, insiste Ventura. Por tradición, aquí se ha entrenado en cemento; pero no podemos negar el desarrollo: tabloncillo, taraflex, mondoflex, adelantos a los cuales ni nos acercamos. En cambio, provincias como Sancti Spíritus tienen taraflex… Nos mantenemos trabajando; el objetivo es entrenar para ganar, siempre luchando”.

Romero, de Cienfuegos, fue una de las piezas claves para Cuba en el Norceca Sub 19. /Foto: Internet
Romero, de Cienfuegos, fue una de las piezas claves para Cuba en el Norceca Sub 19. /Foto: Internet

Dejar respuesta