Volantes y raquetas de alto vuelo

0
404
Ya en 2017, el equipo nacional estableció su base de entrenamientos a tiempo completo en Cienfuegos.
Ya en 2017, el equipo nacional estableció su base de entrenamientos a tiempo completo en Cienfuegos.

Desde hace varios años, el tabloncillo de la Universidad de las Ciencias Médicas de Cienfuegos se ha convertido en sede de entrenamientos de la selección nacional de bádminton. Todo comenzó en 2014, aunque de manera intermitente. Poco a poco, la presencia se hizo más habitual, y ya en 2017 se establecieron acá a tiempo completo.

En esta ocasión los diez mejores exponentes de la disciplina, cinco de cada sexo, se encuentran enfrascados en su preparación de cara a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, la cual dio inicio el tres de enero. Llama la atención la presencia de tres cienfuegueros.

También oriundo de la Perla del Sur es Roberto Mollinedo, jefe de entrenadores del equipo nacional, quien explica las causas del traslado a Cienfuegos.

“El problema es que en la capital no contábamos con una instalación propia y oficial para las prácticas. Jamás complementábamos más del 50 por ciento de lo planificado, y eso sin dudas repercutía en los resultados. Cuando aparecía alguna locación, nos golpeaba entonces la lejanía del CEAR Giraldo Córdova Cardín. Así que luego de varias gestiones con la provincia decidimos venir acá, y enseguida se vieron los logros.

“En primerísimo orden deseamos resaltar el apoyo de la Universidad de Ciencias Médicas y del Motel Las Plameras del Micons, donde nos hospedamos y recibimos todo tipo de atenciones”.

En materia de preparación, Mollinedo considera que todo ha comenzado de la manera esperada. “Sí, recién dimos inicio a esta etapa y todos están enfocados en su trabajo. Las condiciones nos permiten cumplir con todo lo previsto, como debe ser en toda estrategia de preparación. Esperamos ver otra vez los frutos”.

Para Maikel Moreno, otro de los técnicos de la selección, “ha sido una experiencia extraordinaria, pues acá hemos encontrado precisamente el espacio que necesitamos en La Habana. Los muchachos pueden disponer de mucho tiempo sobre la cancha, que es exactamente lo que requieren, sobre todo por la juventud de muchos de ellos”.

Indiscutiblemente, Osleni Guerrero, nuestra principal raqueta, no podía faltar al diálogo. Siempre atento y dispuesto ante la prensa, el joven de Centro Habana opinó sobre su relación con Cienfuegos.

Nuestra principal figura, agradece el apoyo incondicional recibido aquí.
Nuestra principal figura, agradece el apoyo incondicional recibido aquí.

“En reiteradas ocasiones he expresado que esta provincia es como mi segunda casa, y lo mantengo. Ustedes nos han dado un apoyo incondicional cuando más lo necesitábamos, y gracias a eso el bádminton ha podido mantener, e incluso mejorar, su nivel. Nos sentimos a gusto y podemos entrenar a tiempo completo, indispensable para todo deportista y algo que lamentablemente no tenemos en La Habana.

“Todos estamos inmersos en una rigurosa etapa de preparación y existe mucho entusiasmo en el grupo. Y lo repito, gracias a Cienfuegos”.

Con él coincide Taimara Oropesa, otra de las encumbradas en el bádminton cubano. “Nos han recibido siempre con mucho afecto y cariño. La posibilidad de entrenar dos sesiones diarias es una fortaleza innegable. Lo único que nos afecta un poco la docencia, pero hemos encontrado variantes. De verdad me siento muy agradecida por el apoyo”.

Es lógico que para los atletas locales, compartir cancha con lo que más vale y brilla de la disciplina en nuestro país, constituya un aliciente mayúsculo.

Así lo asevera Javier Aguiar, entrenador del Alto Rendimiento en Cienfuegos. “Imagínate. Ellos son como un espejo para los escolares y juveniles de casa. Solamente de mirarlos incorporan elementos importantes para su formación, y el trabajo diario junto a ellos claro que les reporta enormes beneficios”.

Por su parte, Daniel Ferrer, de la categoría junior, nos confiesa que “desde el primer día las relaciones han sido las mejores. Ellos nos transmiten confianza, a la vez que nos hacen parte de su grupo. Son una guía a seguir, pues a ese punto aspiramos a llegar todos”.

José Luis Caballero, comisionado provincial, asegura que esta experiencia es más que beneficiosa. “En cada jornada aprendemos todos. Al tenerlos aquí, nuestros técnicos se acercan a lo más novedoso en materia de preparación, a la vez que los atletas han tenido la posibilidad de competir junto a ellos, como ocurrió recientemente en la Copa Giraldo Córdova Cardín, efectuada en el mes de diciembre y donde los resultados fueron satisfactorios. No es un secreto que es una fortaleza, y no es casual que el año anterior mereciéramos la distinción de provincia más integral en este deporte, sumando los eventos fundamentales, algo que pensamos repetir”.

Precisamente acerca del bádminton cienfueguero, todos coinciden en que vive su mejor momento.

“Cuentan con una cantera excelente y con una fuerza técnica muy calificada. Además, son muy disciplinados con los entrenamientos. Merecen el lugar que poseen hoy, y estoy seguro de que lo mantendrán”, dice Maikel Moreno.

Osleni asegura que “Cienfuegos viene ‘dando guerra’ hace buen tiempo, y todos hemos estado dándole seguimiento al desarrollo vertiginoso que han mostrado. Y te hablo de todas las categorías, pioneril, escolar, juvenil, y hasta en el equipo nacional. Es un territorio estratégico para el bádminton”.

Aunque la Perla del Sur los ha acogido como hijos adoptivos, ellos no esconden su propósito de que en algún momento la base de entrenamientos se traslade a la capital.

“Considero que no será este año, pues sólo aquí podemos llevar a vías de efecto toda la preparación que necesitamos”, asegura Mollinedo.

“Mira, jamás olvidaremos lo que Cienfuegos ha hecho por nosotros, pero lógicamente todos queremos estar cerca de casa. Espero que por ello no nos juzguen mal”, comenta entre risas Guerrero.

Con equipo completo clasificado a los Juegos Centroamericanos, las metas son ambiciosas de cara a la cita regional.

Mollinedo informa que en el bádminton la clasificación es por ránking, y los cubanos, apenas participando en el 50 por ciento de los eventos puntuables, concluyeron en el lugar de honor.

“Los atletas están conscientes del compromiso que tienen. Vamos por ganar los ‘Centroamericanos’, al menos con tres preseas de oro”.

Taimara, muy segura, nos dice que en su caso va por todos los títulos, individual, dobles y dobles mixtos, mientras Osleni, concluye a nombre de la selección. “Estoy totalmente convencido de que 2018 será otro año grande para mí y para el bádminton cubano. No voy a apresurarme y pronosticar, pero otra vez llegarán grandes resultados, y en gran medida, ustedes habrán aportado a esos logros”.

Dejar respuesta