Versatilidad del limón en alianza con la salud

El limón es un auténtico tesoro nutricional y muy beneficioso para nuestra salud. Es una fruta curativa por excelencia, porque nos aporta vitaminas, elimina toxinas y es un poderoso bactericida, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su consumo regular.

Este cítrico destaca principalmente por su alto contenido de vitamina C, complejos vitamínicos del tipo B, calcio, hierro, magnesio, potasio y fibra. Se ha utilizado en la medicina desde la antigüedad y actualmente hay varios estudios científicos que sustentan sus bondades.

Lo que muy pocas personas saben es que la fruta es el único cítrico que el cuerpo humano, al consumirlo, convierte en alcalino. Esto lo hace el gran aliado para combatir la acidez y desintoxicar el organismo. Chupar una rodaja de limón si se tiene acidez o sensación de ardor, ayuda a reducir los niveles de ácido en el cuerpo y produce cierto alivio.

Raíces y extensión

La planta del limón es originaria de Asia (Assam, región en el sureste de India, norte de Birmania y China), y según fuentes históricas, fue desconocido por griegos y romanos. Por primera vez lo mencionan en el Tratado sobre Agricultura Nabathae, hacia el siglo III o IV.

El limonero es un árbol de unos 6 metros, de hojas perennes que proporciona frutos durante todo el año. Es muy sensible al frío, más que el naranjo, el mandarino y el pomelo. Sus flores son grandes y de color púrpura, y se agrupan en inflorescencia. No es exigente con la calidad del suelo por lo que produce tanto en tierras de arenas como en arcillas.

Una de las ventajas del limón es que es un árbol que florece en casi todo el año/ Foto: tomada de Internet

Una característica diferencia al el resto de los cítricos, es que tiene más de una floración al año, es decir, son reflorescentes. En un mismo árbol podemos encontrar limones en distintas fases de crecimiento. Este fenómeno ha permitido obtener, tras un control de la producción, frutos en las épocas del año en que son más escasos. Además de poderse controlar la floración, se puede almacenar durante períodos largos de tiempo sin verse deteriorada su calidad.

El limón es de la familia de las Rutáceas, género Citrus, especie Citrus limonum. Es un fruto ovalado, de unos 7-12 cm de longitud, de cáscara de color amarillo dorado, punteada de glándulas que contienen aceites esenciales. La pulpa se divide en gajos que contienen un jugo de sabor extremadamente ácido. En el interior, y en función de las variedades, aparecen pequeñas semillas ligeramente redondas y puntiagudas.

El fruto se divide en tres zonas, la más externa es el exocarpo o flavedo que está formado por una epidermis y que presenta pequeñas vesículas que contienen aceites esenciales, usados en colonias y aromatizantes. La siguiente capa es el mesocarpo o albedo de aspecto esponjoso y de color blanco. Por último se encuentra el endocarpo o pulpa que es donde se encuentran los sacos de zumo y las semillas.

Su cultivo no fue desarrollado en occidente hasta después de la conquista musulmana de la península ibérica, cuando lo extendieron por todo el litoral mediterráneo donde fue cultivado profusamente, debido a la benignidad del clima, para consumo interno y de exportación.

Se utiliza en fresco para usos culinarios, y el zumo en la industria de preparados alimenticios. Para la industria farmacéutica constituye materia prima en la fabricación de numerosos medicamentos, y en casa, resulta frecuente el uso en numerosos remedios caseros.

Los limones tienen muchos usos en la cocina: sirven para aderezar, para cocinar alimentos o para elaborar licores. Su aroma y esencia se emplea especialmente en confitería y pastelería.

Aliado a la salud

Uno de los primeros aspectos que debe convencernos de que el limón es un alimento muy adecuado es su alto índice en agua, minerales y vitaminas, y su escaso aporte en materia grasa o azúcares.

Por su alto contenido de vitamina C y sus propiedades antibióticas y antivirales, este agrio resulta también uno de los mejores aliados de la salud respiratoria. La fruta, en cuestión, puede ayudar a limpiar las vías respiratorias y también fortalece el sistema inmunológico, condición favorable para hacerle frente a enfermedades como el asma, la bronquitis y otros problemas respiratorios.

Pero hay más. Está demostrado que este alimento desintoxica el organismo, toda vez que estimula el hígado y ayuda a eliminar toxinas. Uno de los remedios más eficaces para este fin es tomar todas las mañanas, en ayunas, el zumo de un limón recién exprimido, junto con medio vaso de agua, y esperar una media hora para que haga su efecto antes de ingerir otros alimentos.

El agua tibia con limón en ayuna resulta muy beneficiosa para la salud/ Foto: tomada de Internet

Además, su jugo aumenta los movimientos peristálticos de los intestinos, ayudando al organismo a eliminar mejor los desechos de la digestión. Las propiedades digestivas del zumo contribuyen a liberar las molestias de las digestiones pesadas.

Otros criterios especializados aconsejan el consumo de ácido cítrico de esta bondad de la naturaleza en el cuidado y funcionamiento del sistema urinario, como quiera que ayuda a prevenir y a disolver las piedras que se forman en la vesícula, así como los depósitos de calcio que pueden dar lugar a la formación de cálculos en el riñón.

Por su parte, aquellas personas que sufren de presión arterial alta y que beben frecuentemente agua con limón, reducen significativamente este problema. Ese beneficio se debe a sus altos contenidos de potasio, el cual permite combatir la retención de líquidos y, por tanto, ayuda a reducir la presión.

Existe un estudio publicado por el International Journal of Cardiology que habla sobre cómo el limón puede ser una alternativa en la terapia para la hipertensión.

Muy relacionado con lo anterior, para quienes adoptan hábitos saludables en su propósito de bajar de peso, bien pudieran incluir más limón en apoyo a su dieta diaria. Este ácido reduce la grasa corporal, elimina las sustancias tóxicas del cuerpo y también aporta sensación de saciedad. Para esta receta se recomienda beber agua tibia en ayunas con el zumo.

En tanto, se sabe que la ingestión diaria del limón contribuye a tener una piel más saludable, radiante y joven. Así también puede utilizarse de manera tópica para tratar infecciones cutáneas, acné, exceso de grasa en la piel, cicatrices y manchas. Pero, ojo, en todos estos casos, se debe aplicar en horas de la noche ya que, de exponerse al sol, podría tener efectos contrarios.

Consejos de abuelos dan cuenta de que el cítrico es un excelente aliado de la limpieza y belleza del cabello y cuero cabelludo. Su extracto favorece la limpieza del cuero cabelludo y previene la caspa. Además, funciona como un blanqueante natural, mejora la textura del cabello y permite mantenerlo brillante.

De la farmacopea popular nos llega que el consumo de agua caliente con limón es ideal para controlar la fiebre en casos de gripe. Luego, el remedio casero ayuda a aumentar las defensas y reducir la temperatura corporal, porque aumenta la transpiración.

Al ser un alimento rico en vitamina C, combate la anemia, los resfriados y el agotamiento, ya que ese elemento contribuye a sintetizar y absorber mejor el hierro de alimentos de origen vegetal. Por otro lado, al ser rico en este tipo de vitaminas favorece las defensas del organismo.

Incluso hay quienes afirman que el zumo puede ayudar a reducir el dolor de muelas cuando lo aplican directamente en la zona adolorida. También es útil en casos de encías sangrantes, además de ser un gran aliado para blanquear los dientes y combatir el mal aliento.

Antioxidante por excelencia

La oxidación es un proceso en el que ocurre una reacción química de transferencia de electrones. Lo relevante del asunto es que esto origina radicales libres, que dañan las células del organismo.

La presencia de radicales libres en el cuerpo es algo normal. De hecho, ayudan a la eliminación de bacterias y control de musculatura. Sin embargo, contar con una cantidad excesiva podría ser altamente perjudicial.

Por lo tanto, los antioxidantes se encargan de suprimir los radicales libres que sobran. De este modo, terminan oxidándose ellos y no el cuerpo. Por este motivo, son moléculas esenciales para el funcionamiento de los procesos que se llevan a cabo en el organismo.

En un caso hipotético de no existir los antioxidantes, ocurrirían graves daños en las células, alteraciones en el ADN, envejecimiento acelerado, enfermedades como diabetes, Alzheimer, enfermedades cardiovasculares y degenerativas, entre otros.

Hay muchas opciones para ingerir antioxidantes; incluso existen suplementos en píldoras. Lo más conveniente es optar por lo natural, y con eso nos referimos a los vegetales y frutas que contengan antioxidantes, y dentro de ese beneficioso grupo, el limón ocupa una posición privilegiada.

Otros beneficios

Desde el punto de vista culinario, el limón es empleado en la elaboración de postres y dulces, así como en bebidas naturales como la limonada y la leche merengada, a la cual se le añade también canela. Las rodajas pueden emplearse como adorno para bebidas, además, en cócteles y como esencia, en refrescos. Asimismo, su jugo puede utilizarlo en la preparación de salsas, aliños y vinagretas.

En algunos países latinoamericanos el jugo del agrio lo usan como ingrediente del ceviche, el cual es básicamente de carne de pescados o mariscos marinada en mezclas cítricas.

El jugo del limón y los aceites esenciales tienen diversas aplicaciones en el campo de la medicina, la culinaria y la industria alimentaria/ Foto: tomada de Internet

No puede perderse de vista, tampoco, que estamos en presencia de un fruto con propiedades estéticas. Se usa para blanquear las manos. Con tal propósito debe mezclar el jugo de tres limones y un poco de glicerina y luego frotar esta parte de las extremidades.

 

En caso de emplearlo como desodorante de las axilas, use dos gotas de limón en cada una. También puede elaborar mascarillas faciales con el jugo, si le añade azúcar moreno y una cucharada de miel, útil en el tratamiento en zonas con durezas y callosidades de la piel.

El aceite esencial de limón es usado principalmente en perfumería, aunque también se ha utilizado tradicionalmente como terapia debido a sus propiedades antisépticas. Por otra parte, el limonero posee una corteza lisa y una madera dura y amarillenta muy apreciada para trabajos de ebanistería.

Como ven, estamos en presencia de uno de esos regalos de la naturaleza en perenne alianza con la salud humana.

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir