Verano 2019…, desde la cocina
dom. Ago 18th, 2019

Verano 2019…, desde la cocina

Niñas y niños inquietos, avispados y con mucho interés. Ataviados con sus delantales verdes, se brindan los primeros para asistir a los “profes” en alguna acción. /Foto: Tay

Niñas y niños inquietos, avispados y con mucho interés. Ataviados con sus delantales verdes, se brindan los primeros para asistir a los “profes” en alguna acción. /Foto: Tay

Dicen que el amor entra por la cocina y en este verano he tenido la oportunidad de comprobarlo. Ver a 21 niños cienfuegueros  dedicar su tiempo y, literalmente, arrastrar a la familia hacia un curso de artes culinarias, es muestra inequívoca de que es de su interés descubrir los secretos de los alimentos y sus combinaciones.

La segunda etapa inició el 6 de agosto, antecedida de una primera versión en el mes de julio a la que acudieron 20 infantes. Según Adolfo Armando Trujilo García, vicepresidente de la Asociación Culinaria en Cienfuegos, los cursos “han tenido una aceptación muy buena; los alumnos se han presentado y no han tenido ausencias; se ha dado un curso magnífico”.

Pero, ¿qué aprenden los futuros cocineros?

Es el propio Armando quien nos da la respuesta: “tienen una formación primaria, que va desde conocer detalles del uniforme del cocinero y de nuestra cocina cubana, hasta saber los cortes de viandas y vegetales, cómo pueden utilizarse; en síntesis los elementos fundamentales en la cocina”.

Y todo eso llena de curiosidad a los pequeños entre seis y once años, quienes no pierden un solo detalle de lo que explica el profesor chef Jorge Luis Martínez, “Papito”, quien muestra su regocijo por alumnos tan especiales: “trabajar con niños es lo más hermoso del mundo, siempre se aprende porque ellos tienen idea, imaginación, creatividad y aquí le inculcamos los hábitos alimenticios, la higiene y el rescate de la cocina cubana, los platos típicos y tradicionales. Estoy muy contento”.

Los protagonistas tienen la palabra

Los pequeños de la segunda versión del curso de verano 2019 en la Asociación Culinaria de Cienfuegos. /Foto: Tay
Los pequeños de la segunda versión del curso de verano 2019 en la Asociación Culinaria de Cienfuegos. /Foto: Tay

Son niñas y niños inquietos, avispados y con mucho interés. Ataviados con sus delantales verdes, levantan la mano para responder y se brindan, los primeros, para asistir al “profe” en alguna acción. Ellos son los matriculados de la actual etapa del curso de cocina en este verano y, lógicamente, a ellos enfoqué para conocer sus opiniones, coincidentes en eso del gusto por la culinaria y el poder ayudar luego en sus casas; pero hay más.

Diana Rosa: “vine al curso porque tenía deseos de aprender algo nuevo y siempre me ha gustado eso de cocinar, vi que tenía una oportunidad para hacerlo y vine”.

Mariangel: “estoy aquí para aprender secretos sobre la cocina que ni siquiera nuestros padres saben, para enseñarlos a ellos también y para en el futuro ser una muy buena cocinera“.

Karla, por su parte quiere saber “los trucos” para cocinar y luego ser una gran chef.

Fernanda, Edgar, Kevin, Sachel, Amanda y Gabriela, son algunos de los nombres de los infantes que hoy dedican tiempo de sus vacaciones a conocer algo tan fascinante como el mundo de la culinaria, una posibilidad que mucho se agradece.

Visión familiar

Como dije al inicio de este reportaje, los niños arrastran a la familia, fundamentalmente a las madres, hacia el curso de artes culinarias; y eso deviene demostración de cuánto aprecian esta opción instructiva.

En intercambio con Eddy Fernández Monte, presidente de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (FACRC), Bárbara Acevedo transmitió sus consideraciones: “Este es un espacio que la familia agradece porque estos talleres de verano contribuyen al aprendizaje de nuestros hijos en todos los órdenes; por ejemplo conocen de la alimentación pero vista desde la salud, que es lo principal que tenemos los seres humanos; también se socializan valores, las normas de comportamiento y el respeto; aprenden a cómo servir la mesa, los utensilios que deben utilizarse, entre otros temas de interés”.

Este 2019 es la primera vez del curso de cocina en el verano, iniciativa auspiciada por el Ministerio de Comercio y la FACRC y que se extiende por todo el país; una opción que bien vale repetir e incluso mantenerla en otros momentos del año, como una suerte de círculo de interés en el que las tradiciones culinarias cubana sean las grandes vencedoras.

Enhorabuena, pues, este verano desde la cocina.

Transcurre en Cienfuegos curso de verano de la Asociación Culinaria

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles